LISBOA.-El festival portugués ModaLisboa, el más importante del país, regresa mañana a la capital lusa para presentar las tendencias que van a iluminar la temporada primavera-verano de 2018, con una edición titulada "Luz".

La programación incluye 15 desfiles que este año se celebrarán por primera vez en el pabellón Carlos Lopes del Parque Eduardo VII y en los jardines exteriores de este espacio situado en el corazón de Lisboa.

Además de desfiles, el certamen acoge otras propuestas como la Wonder Room, una tienda que pone a la venta marcas de referencia en Portugal, o las "fast talks", conferencias con las que se abrirá mañana el festival y en las que artistas, productores y diseñadores reflexionarán acerca de los procesos asociados a la creación de marca.

El día 6 está programada la sección Sangue Novo (Sangre nueva), que permitirá acompañar el trabajo de diez diseñadores portugueses emergentes.

Esta sección representa, según los organizadores, "una luz que renace, que se recrea en la energía, en la imaginación y en el talento de nuevas generaciones".

A lo largo de esa jornada también presentarán sus colecciones diseñadores portugueses como Valentim Quaresma, con creaciones inspiradas en pensamientos, sentimientos y sensaciones, y Ricardo Preto, cuyo trabajo se asienta en los símbolos de la alegría y la belleza de la naturaleza.

El día 7, el serbio Aleksandar Protic vuelve a un festival que ya conoce y lo hace para presentar una colección basada en colores como el dorado, el mostaza, el aceituna y el bronce.

Los portugueses Ricardo Andrez y Nuno Gama son otras de las figuras destacadas del tercer día del ModaLisboa, que cierra con la presentación del también luso Dino Alves, que pretende transmitir sensaciones de silencio y de pensamientos a través de sus piezas.

El domingo, último día del festival, será el turno para los desfiles al aire libre en el Parque Eduardo VII realizados por las marcas Morecco, Nair Xavier X Diniz&Cruz y Eureka.

También ese día, en el interior del pabellón, se mostrarán las colecciones de los portugueses Olga Noronha y Luís Carvalho, de la angoleña Nadir Tati y de la tienda de ropa masculina Oficina Mustra.

Esta celebración de la moda termina con la colección del luso Filipe Faísca, en la que reinan mayoritariamente materiales como el algodón o el lino, que transmiten "gritos de guerra de trabajo, de escapada y de fantasía".

FUENTE: EFE

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario