MIAMI.-Con una prosa precisa, la autora boricua Pilar Sinquemani se remonta varios siglos atrás con su libro La casa del trabajador, una pieza sumamente interesante y con un alto nivel de investigación. A través de la literatura de ficción, el libro recoge una historia basada en hechos reales.

“Me llamó la atención el hecho de que en esos hogares, patrocinados por el gobierno de Inglaterra y en el que acogían a familias sin recursos, murieron más de 5 millones de personas, quieres eran maltratados y consideradas como un estorbo para la sociedad”, reveló.

Seleccionar esta historia, que también está publicada en inglés, llevó a la autora a sumirse en una continua investigación que arrojó como resultado que en la sociedad de hoy, aún existen algunos rastros de aquella época.

“Quise utilizar este tema que, aunque sucedió hace muchos años atrás, aún puede verse en nuestra sociedad actual, en donde muchas veces existe el maltrato y la diferencia de clases. Creo que debemos crecer y ser más humanos los unos con los otros”, dijo.

Sobre su inquietud por reflejar esta historia, la autora, que descubrió esta casa mientras recorría Inglaterra, dijo sentirse con la responsabilidad de exponer ese inhumano capítulo.

“Mi interés en escribir esta novela es la expresión viva y tangible que desenmascara la insensibilidad humana, el materialismo y la discriminación. La alarmante mayoría de sectores elitistas que aún existen en todas las culturas.” Comentó.

Para Sinquemani, ser una de las pocas autoras que ha escrito sobre esta institución, en la que vivió el actor Charles Chaplin junto a su hermano y su madre, representa no solo un aporte a su carrera, sino a la sociedad en la que vive.

“Pienso que mi obra, que es la primera novela que escribo, nos ayuda a identificarnos con los personajes y rescatar esa humanidad que debe distinguirnos. Creo que de esta manera la literatura nos ayuda a encontrarnos con la historia”, resaltó.

Su visión:

Desde la visión de Sinquemani, escribir representa un compromiso que tiene como fin ser parte de un movimiento que buscar el cambio.

“La literatura es un buen instrumento para concientizar a la sociedad y hablar de temas importantes. Asimismo, considero que es una responsabilidad escribir, más cuando uno se abre camino en este mundo tan complejo”, aclaró.

Reflejar la historia mediante las letras representa para la escritora una manera de expresar su opinión.

“Me apasiona muchísimo la literatura. Creo que podemos tocar temas importantes e invitar a las personas a que sean más pasivas. Es algo que me llena de inspiración”, señaló.

Para aquellos que sienten alguna inclinación por la literatura, Sinquemani les recomienda no tener miedo y escribir hasta que encuentren su estilo.

“Hay que creer en uno y en lo que se quiere hacer. Hay que buscar el porqué de lo que pretendemos y entonces eso nos dará el empuje y la perseverancia necesaria para lograr lo que nos proponemos”, puntualizó.

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario