MADRID.- Tras meses sin decir palabra tras las acusaciones de abusos sexuales de decenas vertidas en su contra por decenas de actrices, Harvey Weinstein rompió su silencio para negar a través de su abogado los hechos denunciados por Rose McGowan, quien aseguró que el productor la violó en 1997. Una defensa que la presunta víctima ha calificado de "triste, patética y anticuada" en otro comunicado en el que recalca que en ningún momento ofreció su consentimiento para mantener relaciones con Weinstein.

En el comunicado, Weinstein alegaba a través de su abogado que "ausencia de evidencia que demostraría la falsedad de las acusaciones" de la actiz y aseguraba que lo que ahora calificaba como violación McGowan lo relató como un encuentro sexual consensuado a, al menos, dos testigos.

La actriz de Embrujadas ha respondido ahora a la negación de los hechos por parte de Weinstein a través de su representante. "La declaración de ayer del señor Weinstein y su abogado Ben Brafman demuestra inequívocamente un intento continuo de calumniar, manchar y poner en ridículo a Rose"

El comunicado señala que las afirmaciones del productor son "una afrenta, no solo para ella, sino para los cientos de mujeres que han presentado sus historias de acoso, abuso sexual y violación perpetradas por Weinstein y todos aquellos como él". "Este es un triste, patético y anticuado intento sexista de socavar la verdad obvia", sentencia el comunicado.

McGowan comenzó este martes una gira de presentación de su libro 'Brave', en el que relata su experiencia con Harvey Weinstein en la suite de un hotel de Park City, Utah, durante el Festival de Cine de Sundance en 1997. Al final de la reunión, la actriz se encaminó hacia la puerta de la habitación, pero McGowan asegura que Weinstein la obligó entonces a dirigirse a la bañera y la desvistió. Alega que la puso al borde de la bañera y luego le practicó sexo oral forzado.

PRUEBAS DESACREDITADAS

Weinstein negó estas acusaciones calificando la gira de presentación del libro de McGowan como "una actuación". Además, puso como prueba unos correos electrónicos en los que la por entonces mánager de McGowan, Jill Messick, y el actor Ben Affleck, compañero en su día de la actriz, no hablaban de 'violación' sino de encuentro sexual 'consensuado'.

"La declaración dada a conocer ayer por el abogado también prueba claramente que Weinstein quiso coaccionar a posibles testigos tres meses antes de que surgieran las primeras denuncias por violación en los medios.

Además, la 'evidencia' presentada de los correos electrónicos de Ben Affleck y la ex representante de Rose, Jill Messick, fechada en julio del año pasado, ya han sido refutada por el propio Affleck en el Today Show.

FUENTE: dpa

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Cómo califica la respuesta de la comunidad internacional ante las elecciones ilegítimas en Venezuela?

Positiva y contundente
Insuficiente
Aún es temprano para calificarla
ver resultados

Las Más Leídas