jueves 29  de  febrero 2024
MÚSICA

Super Bowl: Eminem y 50 Cent brillaron en el show

Eminem, entre los más esperados en este medio tiempo del Super Bowl, cumplió con una entrada de ensueño al ser disparado por los aires

REDACCIÓN.- El hip-hop y el rap vuelven estar en el mapa mundial con figuras como Eminem, 50 Cent y Snoop Doog. La presentación de grandes exponentes de estos géneros musicales en el Super Bowl LVI, celebrado en Los Ángeles, hizo que el público ovacionara a los interpretes durante el show de medio tiempo.

El primero en aparecer en la pausa del juego, que culminó con ventaja de los Begals de Cincinnati 20-13 ante los Rams de Los Ángeles, fue Dr. Dre y seguidamente salió Snoop Dogg para cantar a dueto el tema "Nuthin but a G Thang", que hizo que los miles de fanáticos presente empezaran a corear las canciones.

Mary J Blige y Kendrick Lamar siguieron en las presentaciones para después dar paso a Eminem, quizás uno de los artistas más esperados en el medio tiempo de la edición LVI del Super Bowl.

Eminem cumplió con una entrada de ensueño al ser disparado por los aires para aparecer ante una tremenda ovación y dar paso a "Lose Yourself", el tema de su película 8th Mile.

Aunque la NFL había advertido al cantante de no arrodillarse como protesta por la igualdad racial, este hizo caso omiso e hincó su rodilla.

Twitter">
https://twitter.com/futaztecapostin/status/1493034358193668099

50 Cent, la sorpresa del show del Super Bowl

El Super Bowl regaló a algunos un viaje al pasado por al menos un par de minutos cuando 50 Cent apareció en escena como la sorpresa del show de medio tiempo.

El rapero interpretó su inolvidable tema "In da Club", coreado al unísono por los miles de asistentes.

https://twitter.com/nflmx/status/1493033783955791874

Y para despedir el espectáculo, el cual hizo que la estrella de la NBA Lebron James vibrara con los ritmos del hip-hop y el rap, volvieron a aparecer nuevamente Dre y Dogg para cerrar junto a los fuegos pirotécnicos y una escandalosa ovación.

Los cinco artistas reunidos ante unos 70.000 espectadores han ganado 44 premios Grammy -solo Eminem tiene 15- y han creado 22 álbumes convertidos en el número 1 del Billboard.

Objeto esta semana de una denuncia por un supuesto abuso sexual ocurrido en 2013, solo Snoop Dogg no tiene ningún Grammy pese a haber sido nominado en 17 ocasiones.

El Super Bowl regresó a Los Ángeles por primera vez desde 1993, en el tercer año de colaboración entre la NFL, Pepsi y Roc Nation, la compañía del magnate del hip hop Jay-Z, el marido de Beyoncé, que junto con el productor Jesse Collins produjeron este espectáculo.

Dioses en el Olimpo

"Es como ver a los dioses regresar al Olimpo", celebraba un usuario de Twitter sobre este miniconcierto de poco más de 10 minutos realizado en el descanso del mayor evento deportivo del año en Estados Unidos.

"El hip-hop es el género musical más importante del planeta en este momento, por lo que es una locura que nos haya llevado todo este tiempo en ser reconocidos", declaró Dr. Dre esta semana.

Dre incluyó a dos raperos sordos, Sean Forbes y Warren "WaWa" Snipe, en su espectáculo, por lo que por primera vez hubo intérpretes de los signos.

Dre, Snoop Dogg, Eminem, Blige y Lamar se sumaron así a una larga lista de artistas célebres que han actuado en este codiciado espectáculo del Super Bowl, entre ellos Beyoncé, Madonna, Coldplay, Katy Perry, U2, Lady Gaga, Michael Jackson, Jennifer Lopez o Shakira.

En Twitter

En Twitter, las opiniones estaban divididas. Muchos tuiteros aseguraban que el mejor espectáculo sigue siendo el estrellas como Katy Perry, Lady Gaga, Madonna y Shakira y Jennifer López.

En la edición anterior del Super Bowl fue el cantante pop The Weeknd, Abel Tesfaye, quien protagonizó el espectáculo, marcado por las limitaciones que impuso la pandemia de coronavirus, protagonista en buena medida de aquel show. Un año atrás, la edición de 2020 fue eminentemente latina con Jennifer Lopez y Shakira.

Esta actuación de las megaestrellas se produce tres años después de las críticas de las que fue objeto la NFL por elegir a la banda de rock Maroon 5 en Atlanta, que durante años había sido considerada como la capital del hip-hop.

Se rumorea que artistas como Rihanna, P!nk y Cardi B habían declinado participar en aquella edición, entre la polémica por las protestas contra la brutalidad policial contra los afroamericanos que fueron lideradas por el entonces jugador de los San Francisco 49ers Colin Kaepernick.

Tras años difíciles marcados por la política y la pandemia, la publicidad preparó su retorno a lo grande en este Super Bowl, que incluyó el regreso de grandes marcas y celebridades, que trataba de mostrar que Estados Unidos se levanta.

A una media de 6,5 millones de dólares por medio minuto, según varios medios estadounidenses, la cadena NBC que retransmite la final podría haber recaudado más de 500 millones de dólares.

FUENTE: Con información de AFP

¡Recibe las últimas noticias en tus propias manos!

Descarga LA APP

Deja tu comentario

Te puede interesar