Embed

MIAMI.- Una madre se asoma a la puerta del salón de baile y le lanza un beso a su pequeña hija, que lleva un enorme lazo en el pelo y viste un leotardo negro y una saya de lunares blancos. Cuenta, con orgullo, que su hija es otra desde que comenzó a bailar en The Dream Dance Studio, una escuela ubicada en el suroeste de Miami y con una historia de más de 20 años en la docencia artística.

“Mi hija empezó con tres años y medio en flamenco y ballet y era muy tímida. El baile le ha ayudado muchísimo y ahora es otra niña, completamente diferente. Ya no tiene problemas de timidez, de hecho está bailando en primera fila”, dijo Yuly López a DIARIO LAS AMÉRICAS sobre su pequeña, que empezó hace más de dos años en el estudio.

Los interesados en aprender técnicas de danza, modelaje, canto y proyección escénica, tienen en The Dream Dance Studio un lugar para experimentar, divertirse y, sobre todo, crecer dentro de una enorme familia. Este estudio de danza se ha convertido en el segundo hogar de muchos niños, que después de un ajetreado día en la escuela sacan energías para aprender y disfrutar en el tabloncillo a ritmo de flamenco o hip hop.

Ana del Toro, al frente del estudio, defiende su pasión por la danza y se preocupa por que las nuevas generaciones se acerquen al arte. Con más de 20 años de experiencia en la enseñanza artística, Del Toro sabe que la danza no solo es motivo de diversión para los niños, sino una excelente manera de desarrollar sus habilidades y disciplina.

“Desde hace 22 años tenemos esta escuela de danza, y hace unos cuatro años comencé a dirigir el estudio. Tenemos clases para niños, desde los tres años hasta adultos”, comentó.

La profesora Ana del Toro imparte una clase de flamenco.JPG
La profesora Ana del Toro imparte una clase de flamenco.
La profesora Ana del Toro imparte una clase de flamenco.

En algunos casos, si los niños tienen dos años y medio pero muestran un gran interés por la danza, también pueden ser admitidos.

El programa académico incluye clases de modelaje, etiqueta, maquillaje, canto (con la profesora Ingrid Reino), danza contemporánea, flamenco (con los profesores Leiza Méndez y Anaelis González, Jorge Robledo y Ana del Toro).

“Muchas niñas tienen este sueño de bailar y aquí lo pueden cumplir. Esa es la misión de este estudio. El concepto siempre ha sido muy familiar. Hemos visto a alumnas que empezaron muy pequeñas y ya tienen hijos. Así que las hemos visto crecer en todos los sentidos, como parte de una familia”, comentó la directora del estudio, que ofrece a quienes se acercan por primera vez la posibilidad de tomar clases gratis para determinar qué aspecto les interesa más.

“No solamente estamos todas las semanas dando clases, sino que hacemos romerías flamencas, fiestas de Halloween, también realizamos dos espectáculos por año, que se presentan en el teatro Manuel Artime”, explicó Del Toro.

En este sentido, se refirió a la manera en que organizan los eventos ante el público, en los que unen a padres e hijos en el escenario.

“Para nosotros es muy importante que las madres sepan lo que sienten sus hijos cuando se presentan en un escenario. Por eso, tener a madres e hijos como estudiantes en la academia y verlos presentarse juntos en un espectáculo, es algo maravilloso”, indicó.

El flamenco es el favorito de quienes se acercan al estudio de danza.

Alumnas de la clase de flamenco para niñas.JPG
Alumnas de la clase de flamenco para niñas.
Alumnas de la clase de flamenco para niñas.

“El fuerte de nuestra academia es el flamenco, que es danza española como tal. Flamenco es una modalidad de la danza española, porque está la escuela bolera, los bailes folclóricos como la jota, la muñeira, el paso doble. Aquí aprenden a tocar las castañuelas, a manejar un mantón, un abanico, y con toda esa base del clásico español entonces comienzan con el flamenco, que tiene clases para varios grupos, desde las niñas más pequeñitas hasta mujeres de cuarenta y tantos años”, enfatizó.

Bailar en primera fila

La directora del estudio aseguró que “el baile, y el arte en general, le da al niño una seguridad tremenda. Ganan disciplina, se sienten mejor físicamente, se relacionan bien con los demás. Los niños que salen de escuelas de arte son más seguros, son especiales, y eso se nota”.

El caso de la pequeña de Yuly López, que ya baila en primera fila, no es la única historia de éxito de esta escuela que, a través del arte, ayuda a mejorar la autoestima de las niñas.

Por su parte, Lisandra Pelayo explicó que su hija “empezó bien alterada, indisciplinada, inquieta, y ha aprendido a bailar y, además, ha mejorado su español”.

Recientemente, The Dream Dance Studio comenzó a trabajar en conjunto con la academia Slam, una de las escuelas del rapero Pitbull, ubicada en la Pequeña Habana. Profesores del estudio imparten clases en esta escuela chárter centrada en el desarrollo deportivo de niños entre los grados sexto y duodécimo.

The Dream Dance Studio, 9600 SW 8th St. Suite 51, en Miami. Telef: 786 571 7798.

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Cree que el reconteo de votos en Florida despejará las dudas sobre el ganador en el senado y la gobernación?

Las Más Leídas