jueves 16  de  mayo 2024
ENTREVISTA

Yalil Guerra: "La música es el arte de unir y amar"

DIARIO LAS AMÉRICAS conversó con el director cubano Yalil Guerra, quien presentará en septiembre el concierto "Noche de otoño" junto a su orqueta
Por ROXIMAR TOVAR

MIAMI.- La orquesta GSO-Guerra String Orchestra debutó el pasado 6 de mayo en la Iglesia Católica St. Andrew, en Pasadena, California. Ahora, tres meses después, su director y fundador, el cubano Yalil Guerra, se prepara para ofrecer un nuevo concierto en el mismo recinto religioso el próximo 23 de septiembre a las 7:30 p.m.

Para esta presentación, el multiinstrumentista -hijo de los artistas Rosell y Cary- se ha comprometido en estrenar tres piezas: una obra del compositor judío-mexicano Bernardo Feldman, titulada Del Tingo al Tianguis; Dror Yikro (Canción de la libertad), del compositor estadounidense Ian Krouse; y una de su autoría dedicada al descubrimiento de Américas, Terra Ignota.

Las composiciones del estadounidense Samuel Barber y del noruego Edvard Grieg, también dicen presente en el concierto, que lleva por nombre Noche de otoño.

DIARIO LAS AMÉRICAS conversó con Yalil Guerra para conocer algunos detalles de su nueva propuesta musical.

Embed

- ¿Por qué un director cubano se interesa por presentar una obra del compositor judío-mexicano Bernardo Feldman, titulada Del Tingo al Tianguis?

El ser cubano no significa ser universal, yo soy parte del mundo, y el mundo ha sido bien benévolo conmigo, ya que muchas personas de diversas regiones han aportado en cuantía a mi desarrollo artístico y personal.

Feldman es antes que nada un gran compositor, educador y doctor en composición; también ostenta un PhD. Llevamos años colaborando, pues publiqué ya una de sus obras bajo mi discográfica RYCY Productions y somos colegas en el sector educativo.

La herencia cultural de Feldman enriquece el trabajo y esta obra en especial ha sido encargada para esta ocasión, la cual muestra una madurez y un refinamiento único en su arte compositivo, por lo que estoy muy orgulloso de hacer este estreno mundial junto a los músicos de la GSO.

- GSO-Guerra String Orchestra tiene el privilegio de estrenar en Estados Unidos sinfonías de cuerdas n.° 2, op. 30 Dror Yikro, del compositor estadounidense Ian Krouse, ¿cómo llega este proyecto a la orquesta y qué retos supuso como compositor y director?

Ian Krouse es el jefe de departamento de composición de la Universidad de California, en Los Ángeles; es uno de los compositores más prolíficos para guitarra en Estados Unidos. Tuve el honor y el privilegio de trabajar mi doctorado con él y aprendí muchísimo de su trabajo.

Esta obra me la compartió el compositor, confiando el estreno en Estados Unidos de la misma, añadiendo un compromiso musical y personal en la ejecución de la pieza: el aspecto sonoro de esta creación producirá un rompimiento con el formato clásico del cuarteto de cuerdas, pues está escrita para ser interpretada sin violines, solo las violas, violonchelos y el contrabajo. La intensidad y profundidad estética de esta obra se funde con el entramado de repertorios que se ofrecen en este concierto.

Además de esta pieza, también estrenaré mi obra Terra Ignota, la cual debutó en La Habana por el maestro Iván Valiente y Ensamble Solistas de La Habana. Pieza que forma parte de álbum Works for String Orchestra (RYCY Productions, 2015) y que tuvo una nominación en los Latin Grammy. Esta composición -en un solo movimiento- cuenta con varias partes, entrelazadas entre sí, llegando a una duración de casi 18 minutos. El título en latin significa Tierra desconocida y la dediqué al descubrimiento de América. La incertidumbre, la belleza y el futuro incierto están reflejados en la composición, reservando un final brillante que cambia la perspectiva inicial de la obra.

Embed

- En otra entrevista para DIARIO LAS AMÉRICAS comentaste: "es de vital importancia que se conozca y escuche la música de nuestros compositores iberoamericanos". Ante esta declaración, ¿qué aportes rescatarías de los compositores estadounidenses y del noruego Edvard Grieg trabajados en esta presentación para el desarrollo de los sonidos iberoamericanos?

El programar el mismo día repertorios clásicos universales, además de las obras de compositores norteamericanos y latinos, tiene un sentido estratégico y especial, y es demostrarle a la audiencia que los compositores iberoamericanos tenemos mucha música clásica que ofrecer al mundo, un arte de muy alto nivel, igualable a lo que se puede escuchar de los grandes compositores del pasado. Por lo tanto, es vital compartir los programas, mostrando la tradición clásica europea y la música de creadores vivos iberoamericanos y norteamericanos.

- ¿Tienen previsto llevar esta presentación a Miami o alguna otra ciudad de Florida?

Me encantaría hacer una presentación en la ciudad de Miami, pero en este momento estoy en la búsqueda de fondos que me permita hacerlo. Por el momento me conformo con lograr establecer una audiencia fiel, que le guste este trabajo y a partir de ahí sé que se abrirán las puertas del Universo.

Miami me acogió en mis dos primeros años de migrante en los Estados Unidos; tengo familia, grandes amigos, colegas de la escuela de Cuba, en fin mucho de la cultura cubana. Por lo que sí, definitivamente me encantaría presentar este proyecto allá y que mi música suene por la Calle 8.

- ¿Cómo ha sido la evolución de GSO-Guerra String Orchestra en este último trimestre desde su debut en la Iglesia Católica St. Andrew, en Pasadena, California?

La GSO-Guerra String Orchestra es un proyecto personal, muy propio, como casi todo lo que hago, pues me gusta dar, crear y aportar a la sociedad bases de desarrollo que puedan influir de forma positiva a las nuevas generaciones, pero también expandir el gusto por un tipo de música iberoamericana que no es tan conocida por estos lares del mundo, a pesar de la gran influencia hispana en California.

Creo que el primer concierto fue un éxito rotundo y vendrán más, pues es necesario darle vida a nuestra comunidad latina por todos los frentes posibles, siendo la música clásica uno de los eslabones que más apoyo necesita.

Embed

- ¿Qué es la música para Yalil Guerra?

La música para mí es el arte de unir y amar, no de dividir y odiar. Es un misterio que nos permite crear conexiones espirituales superiores entre los seres humanos; interacciones sublimes que hacen la vida más agradable.

La música vuela muy alto, por encima de la política, gobiernos y, créeme, en 100 años nadie se recordará de quién fue el alcalde de Nueva York, pero se recordarán de Leonard Bernstein; venerarán a Antonio Lauro, de Venezuela; de Cuba, amarán a Ernesto Lecuona; el argentino Astor Piazzola, no dejará de enamorar a muchos con su obra; o Guarneri de Brasil, por solo nombrarte algunos artistas.

La música es algo que se debe apoyar, en especial la que tiene menos difusión por no ser comercial en estos tiempos.

- ¿Cuál es tu propósito como compositor y director?

Mi principal propósito como compositor es reflejar quién soy, de dónde vengo y hacia dónde voy.

Soy la palma, el bohío, un guajiro, un profesor, pero sobre todo cubano, de aquí y de allá, pues mi obra es para todos lo nacidos en mi tierra y el mundo. Ha sido creada con mi corazón, con mucho amor y es mi regalo a mi cultura cubana, es mi aporte a esa nación. El ser director complementa la interpretación de mi obra y redondea mi pensamiento musical, expandiendo mis horizontes a territorios no antes experimentados.

Las entradas para disfrutar del concierto Noche de otoño se pueden adquirir en www.eventbrite.com.

¡Recibe las últimas noticias en tus propias manos!

Descarga LA APP

Deja tu comentario

Te puede interesar