TEGUCIGALPA.- La selección de fútbol de Honduras se jugará el miércoles en Sídney un billete al Mundial de Rusia 2018. Pero por la diferencia horaria, los hinchas catrachos deberán trasnochar si quieren ver en directo el duelo decisivo.

Tras el 0-0 de la ida en San Pedro Sula, todo está abierto para el partido de vuelta, que arrancará a las tres de la madrugada de Tegucigalpa debido a las 17 horas de diferencia con Sídney. Allí serán las 20:00 horas cuando el balón eche a rodar.

El ambiente no es el esperado en Honduras y existe cierto escepticismo por parte de los aficionados. Su selección dejó muchas dudas en el primer partido del repechaje y hay quienes piensan que ya está eliminada.

Muchos aficionados aseguran que mirarán el partido en su cama, mientras que otros ni siquiera se despertarán para verlo porque consideran que no vale la pena.

El aficionado Ángel Dueñas dijo que después de su trabajo se irá para su casa, dormirá un rato y se levantará a la hora del partido para verlo.

“Si miro que la selección va ganado me quedo viéndolo todo, pero si nos van goleando, mejor voy a apagar la tele y no me voy a seguir desvelando”, expresó.

Sin embargo, otros hinchas con más fe presenciarán el encuentro junto a sus amigos para disfrutar de una posible clasificación a la copa del mundo por tercera vez consecutiva.

En Tegucigalpa, capital de Honduras, los bares y discotecas cierran a las 2:00 de la madrugada por ordenanza municipal, pero algunos de esos negocios tienen preparadas diferentes promociones hasta la hora del partido.

Se espera que la alcaldía municipal emita hoy una circular en la que les permita a ese tipo de negocios extender su horario de atención, para poder recibir a quienes quieran ver el partido en un ambiente de fiesta.

Brandon Lanza, subgerente del bar y restaurante Loca Luna, dijo que están muy animados y con mucho optimismo. Espera que la selección supere a Australia y se clasifique al Mundial.

“A pesar del resultado que tuvimos en San Pedro Sula, tenemos confianza en nuestra selección, esperamos una gran afluencia de personas en nuestro bar, que desde Honduras le mandarán vibras positivas para que se traiga la clasificación”, enfatizó el empresario.

El 0-0 en Honduras dejó con vida a ambas selecciones para el segundo juego en Australia, el cual será de vida o muerte para las dos escuadras.

De persistir el empate a cero al término de los 90 minutos en Australia, tendrán que jugar dos tiempos extras de 15 minutos. Si la prórroga no deshace el empate, el ganador se definiría en una tanda de los penales.

Un empate con goles clasificará a Honduras por el valor doble de los tantos como visitante. Así, a los australianos solo les sirve una victoria para avanzar al Mundial.

Si Honduras logra la clasificación a su cuarto Mundial, se espera que el Gobierno de la República decrete asueto el resto del miércoles para todos los empleados, así como ocurrió para Sudáfrica 2010 y Brasil 2014.

FUENTE: DPA

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario