BARCELONA. - El Barcelona cerró este domingo una opción de compra por el centrocampista brasileño Arthur tras llegar a un acuerdo con el Gremio de Porto Alegre en lo que fue el comienzo de un plan para preparar la sucesión del veterano Andrés Iniesta.

El club azulgrana pagará 30 millones de euros (37 millones de dólares) más otros nueve en variables, según confirmó la entidad, por un jugador de 21 años.

Embed

"El Barcelona podrá ejercer este derecho sobre los derechos federativos del jugador durante el mes de julio de 2018", explicó la entidad azulgrana.

Arthur ganó con el Gremio la Copa de Brasil y la Copa Libertadores. También jugó con la selección sub-17 y sub-20 de la selección brasileña y ha acudido a convocatorias de la absoluta, aunque todavía no debutó.

"Es un futbolista al que le gusta el fútbol de toque y asociativo y que destaca en las triangulaciones con sus compañeros de equipo en la medular del área", relató el Barcelona sobre su futuro fichaje.

Y añadió: "Una de sus virtudes es el desmarque, lo que lo hace un futbolista diestro peligroso cerca del área. Con sus 172 centímetros, Arthur destaca también para proteger bien el esférico y buscar la verticalidad".

En el equipo azulgrana coincidirá con sus compatriotas Coutinho y Paulinho, firmados por el club azulgrana esta temporada, aunque con un perfil diferente. El primero es un media punta y el segundo se trata de un centrocampista de despliegue físico y con llegada a gol, antes que técnico.

Arthur se trata de una apuesta de futuro del Barcelona para reforzar su centro del campo. Y especialmente para preparar la sucesión de Iniesta, de 33 años.

El veterano centrocampista español tiene un contrato vitalicio con el Barcelona. Es decir, estará hasta cuando él quiera. Lo que sucede es que sobre la mesa tiene una suculenta oferta del Tianjin Quanjian chino, que le pagaría más de 100 millones de euros por tres años, según diferentes informaciones.

Más allá de que se marche del equipo azulgrana o prolongue el final de su carrera en el único club que tuvo como profesional, el Barcelona necesita un plan para suceder a un jugador que marcó una época y que todavía hoy sigue siendo el custodio del viejo estilo del conjunto azulgrana, el del fútbol de toque.

El club intentó la pasada temporada arrancar ese plan con el fichaje de André Gomes, pero de momento no resultó y no se trata de un jugador especialmente querido por su hinchada. El Barcelona lo intentó traspasar o ceder esta campaña y no lo consiguió. Seguramente lo plantee otra vez al finalizar la temporada.

Arthur, un jugador muy poco conocido en Europa, parece de momento una opción más de futuro que de presente, aunque el Barcelona tiene mucha fe en él. Por su forma de jugar, le recuerda a Iniesta o Xavi Hernández. O al menos es lo que desea.

FUENTE: DPA

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Cree que el chavismo es responsable del grave daño ecológico que se ha expandido desde el Arco Minero a gran parte de la región?

Las Más Leídas