Especial
@luisfsanchez6

El Heat de Miami retomó el camino de los playoffs luego de vencer 93-75 a los Hornets de Charlotte, la tarde del domingo en la AmericanAirlines Arena.

Era clave para el Heat (33-36) deshacerse de los Hornets (31-38), de propiedad de Michael Jordan, porque de los contrario el equipo de Charlotte hubiese alcanzado al de Miami en el octavo y último puesto de la Conferencia Este que da acceso a la postemporada.

Te puede interesar

La escuadra dirigida por Erik Spoelstra llegaba doblemente herida al encuentro.

Primero, venía de una decepcionante derrota contra los Bucks de Milwaukee, luego de haberse ido al descanso con una ventaja de 20 puntos. Segundo, dos de los puntales del equipo, Justise Winslow y Dwyane Wade, terminaron la contienda del viernes último lesionados.

Winslow no fue de la partida el domingo debido a un fuerte problema en el muslo, en cambio Flash, quien se había golpeado la cadera tras una dura caída, saltó al tabloncillo y se convirtió en el segundo mejor anotador de su equipo con 17 puntos y además se dio el lujo de coger ocho rebotes.

Goran Dragic fue la mejor figura del Heat pese a salir de la banca y aportó 19 unidades, incluyendo cuatro triples, seguido por Wade; Bam Adebayo con 16 puntos y nueve robotes; y Dion Waiters con 12 unidades, producto de cuatro triples.

Mientras, por los Hornets destacaron Jeremy Lamb con 21 puntos; Frank Kaminsky con 13; Nicolas Batum con 12 y Tony Parker, el otrora astro de los Spurs de San Antonio, con 11.

Para muchos fue una de las mejores actuaciones defensivas del Heat que dejó a los Hornets reducidos a su peor puntuación ofensiva en lo que va de la temporada. Quizás la mejor performance defensiva del equipo de Miami había sido el viernes anterior contra Milwaukee, pero lástima que este trabajo durara solo los 24 minutos del primer tiempo, cuando a juicio del entrenador de los Bucks Mike Budenholzer, los habían "dejado parados y mirando". A partir del tercer cuarto, sin embargo, la defensa del Heat hizo agua y permitió que los visitantes ganaran por 15 puntos de diferencia, 113-98.

El domingo, en cambo, la defensiva del Heat fue consistente y mantuvo a raya a su rival, incluyendo a jugadores tan virtuosos como Parker.

Era muy importante el resultado del domingo en las ambiciones del Heat por meterse en los playoffs, porque a partir del lunes empieza una gira de cuatro partidos muy complicados y si el equipo regresa con marca de 2-2 puede darse por muy bien servido.

El lunes (8 p.m.), los muchachos de Miami enfrentarán al Thunder (42-28), en Oklahoma City; el miércoles (8:30 p.m.) se las verán con los Spurs (41-29), en San Antonio; el viernes (8:30 p.m.) volverán a chocar contra los Bucks (52-17), pero esta vez en Milwaukee; y en el cierre de la gira visitarán el sábado (7 p.m.) a los Wizards (30-40), en Washinton, D.C.

No solamente el Heat tendrá el enorme desafío de jugar cinco partidos (incluyendo el del domingo 17 de marzo) en siete días, sumando a ello la fatiga propia de los viajes, sino además enfrentarán a tres de sus cuatro rivales que tienen récord ganador y están luchando por mantener o mejorar su situación en la tabla con el objeto de llegar a la postemporada en la mejor condición posible.

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Considera que el régimen cubano está relacionado con la droga hallada en Panamá dentro de unos contenedores con destino a Turquía?

No
No sé
ver resultados

Las Más Leídas