MIAMI.- Giancarlo Stanton tuvo que pararse en el home 546 veces antes de ser ovacionado nuevamente en Miami, donde se cansó de recibir aplausos de los fanáticos de los Marlins durante ocho temporadas.

El poderoso bateador que fue transferido de los peces a los Yanquis de Nueva York, recordó el calor del público de Florida en el primer turno que tomó anoche en el encuentro que los Mulos vencieron 2-1 a los de casa, en 12 entradas.

Embed

Stanton, que dio 267 jornones, remolcó 672 carreras y dejó promedio de .268 durante ocho años como un Marlins, se salió de la caja de bateo y agradeció al público alzando su brazo derecho, tocándose el pecho e inclinando la cabeza.

Era lo menos que podía hacer ante una afición que lo vio convertirse en MVP la campaña pasada antes de que la organización de Miami decidiera renovarse.

Stanton que conoce bien el Marlins Park, jugó allí desde su inauguración en 2012 hasta la zafra anterior, conectó dos hits. Sin embargo, en Miami parecen saber las debilidades del slugger y gracias a ello lo retiraron en tres ocasiones por la vía del ponche.

Hoy el poderoso bateador tendrá otra vez varias oportunidades de mandar la pelota a las gradas como lo hizo en otrora.

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario