Especial

@luisfsanchez6

Te puede interesar

Los Dolphins pusieron en la cancha su mejor esfuerzo pero no bastó y fueron superados 37-20 por unos Buffalo Bills arrolladores en todas las facetas del juego, la tarde del domingo en el Hard Rock Stadium en Miami.

Con la derrota, los Dolphins (2-8) vieron cortada su racha de dos derrotas consecutivas, mientras los Bills (7-3) dieron un paso importante rumbo a los playoffs.

Es cierto que los Dolphins mostraron algunos chispazos interesantes, hicieron algunas jugadas de fantasía y arriesgaron todo lo que pudieron, pero se encontraron contra un rival mejor ensamblado que los desnudó por completo.

"La verdad es que ellos fueron superiors en todo, fueron mejor entrenados y no hay excusas", expresó el estratega de los Dolphins Brian Flores. "Tenemos que corregir los errores y mañana mismo empezaremos a trabajar para cumplir un mejor papel".

Los Bills comenzaron a todo vapor, en efecto, y los Dolphins no pudieron pararlos.

El kicker de los Bills Stephen Hauschka se convirtió en el peor enemigo de los Dolphins con tres goles de campos anotados en el primer periodo y a ello se sumó una espectacular conexión de 40 yardas del quarterback visitante Josh Allen con el wide receiver John Brown para touchdown.

Recién en la última parte del primer tiempo, los Dolphins despertaron y el quarterback Ryan Fitzpatrick pudo articular su ofensiva y por primera vez el equipo de Miami llegó a la zona de anotación de su rival.

Kalen Ballage corrió el ovoide tres yardas y puso la pizarra 16-7.

Acto seguido, el kicker Jason Sanders sacó de la galera un onside kick y recuperó el ovoide para los Dolphins, que recurrieron justamente a la audacia, que era lo que les había permitido ganar sus dos últimos partidos después de haber perdido los primeros siete en la actual temporada.

Lamentablemente, Allen Hurns perdió el ovoide en un ataque de los Dolphins y lo recuperaron los Bills, quienes no perdonaron.

Allen dio un pase de 23 yardas a Dawson Knox para ampliar la ventaja 23-7.

Los Dolphins, sin embargo, continuaron sacando conejos de su galera y Jakeem Grant devolvió 101 yardas la patada de los Bills para anotar un touchdown que puso el estadio de cabeza y el marcador 23-14, que devolvía de lleno al partido al conjunto de casa.

Las cosas se complicaron para los Dolphins a mitad del tercer periodo cuando Allen acarreó ocho yardas el ovoide y estiro la distancia 30-14 para los Bills.

Al inicio del cuarto periodo, Grant anotó su segundo touchdown de la tarde con una fantástica corrida de siete yardas. Los Dolphins no pudieron acercarse más porque no prosperó el intento de conexión entre Fitzpatrick y Hurns en la conversión y la pizarra quedó 30-20.

No tardaron en responder los Bills con una conexión de nueve yardas para touchdown entre Allen y Brown para subir la pizarra 37-20, un marcador que a esas alturas del juego resultaba inalcanzable.

Fitzpatrick fue derribado siete veces y 32 de 45 pases para 323 yardas, sin intercepciones.

Allen pasó 21 de 33 yardas para 256 yardas, con tres pases de touchdown y uno de anotación.

Aparecen en esta nota:

DLA Clasificados

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Está de acuerdo con la decisión de Trump de imponer aranceles al aluminio y al acero provenientes de Brasil y Argentina?

No
No sé
ver resultados

Las Más Leídas