WASHINGTON — El presidente Joe Biden ha intensificado su campaña para convencer al Congreso de que levante el tope del endeudamiento federal.

Te puede interesar

El jefe de la Casa Blanca recibe este miércoles a líderes empresariales y advierte en un nuevo informe que si no se amplía la capacidad del gobierno para pedir préstamos podría desencadenarse una crisis financiera mundial, una de las tácticas de presión utilizadas en el Congreso.

Los republicanos consideran que la "exageración y el chantaje" no son métodos apropiados en estos momentos. Sería mejor que Biden reconsidere su irracial propuesta, en vez de imponerla y fustigar a quienes se oponen a defender la economía, la democracia y el futuro de EEUU, han dicho los republicanos. Ante tanta irresponsabilidad, creo que "lo que debería hacer es reflexionar", respondieron legisladores conservadores.

Biden lleva días atacando a los republicanos y a los demócratas moderados que no respaldan el plan concebido por el ala más radical de la izquierda, liderado por el socialista Bernie Sanders.

Las acciones se producen en medio de indicios de que los demócratas podrían cambiar las reglas del llamado filibusterismo en el Senado para sortear la oposición republicana. El filibusterismo es una maniobra o táctica dilatoria para obstruir la aprobación de una ley.

Biden recibirá a varios directores ejecutivos, entre ellos directores de bancos como Citi, JP Morgan Chase y Bank of America, para subrayar las consecuencias graves que se desatarían si el gobierno se queda sin dinero para cubrir sus facturas.

Antes de la reunión, la Casa Blanca advirtió que si no se amplía el límite de endeudamiento podría desencadenarse una crisis financiera global que Estados Unidos podría ser incapaz de manejar. Los republicanos reiteran que esa crisis será creada por los demócratas que "buscan solo imponer todas sus demandas mediante presión y chantaje". No lo vamos a aceptar, dijo el martes el líder republicano en el Senado Mitch McConnell.

“Un incumplimiento de pago enviaría ondas de choque a través de los mercados financieros globales y probablemente causaría que se congelen los mercados crediticios en todo el mundo y que caigan los mercados de valores”, sostuvo el Consejo de Asesores Económicos de la Casa Blanca.

La recesión que podría desencadenarse sería peor que la crisis financiera del 2008 porque ocurriría cuando muchas naciones todavía están luchando con la pandemia de COVID-19, según el informe obtenido por The New York Times.

El Congreso tiene solo unos días para actuar antes del plazo del 18 de octubre, cuando el Departamento del Tesoro advirtió que se quedará sin fondos para manejar la carga de deuda de la nación ya acumulada.

Mientras tanto, el Senado tiene previsto votar el miércoles sobre la aceptación de un proyecto de ley que suspenda el límite de endeudamiento, pero se espera que los republicanos lo bloqueen nuevamente.

FUENTE: Con información de AP

Aparecen en esta nota:

 

Diario Las Américas no se hace responsable de las opiniones emitidas por los lectores; sin embargo, exhorta a evitar el lenguaje vulgar u ofensivo contra terceros. Nuestra empresa se acoge al derecho de eliminar cualquier comentario que viole estas normas.

Diario Las Américas is not responsible for the opinions issued by the readers; however, it urges to avoid vulgar or offensive language against third parties. Our company is entitled to remove any comments that violate these rules.

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Debería el gobernador DeSantis emitir medidas sanitarias de carácter obligatorio para todo el estado? 41.99%
¿Las medidas deberían ser potestad de los gobiernos locales según se requieran? 30.33%
¿Las medidas sanitarias deben ser decisión individual de cada persona? 27.68%
61194 votos

Las Más Leídas