Por Olivia Jaras, fundadora y CEO de Salary Coaching

Twitter: @SalaryCoaching

Como mujeres, parece que todavía tenemos problemas para comunicarnos en el campo laboral en la misma forma que cualquier hombre podría hacerlo. El temor a ser juzgadas, a ser consideradas demasiado asertivas o agresivas, calificativos que, como parte de la mentalidad femenina, tienden a ser vistos como actitudes negativas.

Nuestra feminidad en última instancia gobierna la necesidad de ser colaboradoras y ser parte del juego en equipo, la autoridad no necesariamente nos viene dada de forma natural.

Te puede interesar

Por eso, muchas veces, preferimos vestir la capa de invisibilidad que nos otorga la “habilidad” de pasar desapercibidas un ambiente gobernado, en su mayoría, por hombres y donde la asertividad en las mujeres no es bien vista.

A continuación, me gustaría compartir los 5 consejos principales para que logres quitarte la capa de invisibilidad en tu lugar de trabajo y la conviertas en tu nuevo Súper Poder que te permita mostrar tu asertividad en la manera correcta, como esa voz interna, que te permitirá exudar confianza y hacer que otros a tu alrededor se sientan tranquilos.

  • El lenguaje corporal

Cubro la importancia del lenguaje corporal en mi libro Conoce tu valor, Obtén lo que vales. Es cierto que, sin darnos cuenta, a menudo nos hacemos más pequeños, encorvando los hombros o doblando los brazos. Piénsalo, ¿cómo se ve este tipo de lenguaje corporal en toda la sala de juntas? Trata de usar sus manos cuando hables, siéntate derecho y hazte parecer más grande de lo que realmente eres. Ponte de pie si es necesario, ponte un par de tacones, PERO usa tu cuerpo para parecer asertiva.

  • Tono de voz

El tono de su voz puede hacer una diferencia. En política, las mujeres usan entrenadores de voz para parecer asertivas y confiadas. Los hombres naturalmente tienen tonos más profundos, asertivos. Es un punto realmente importante en el que debemos trabajar porque, seamos sinceros, nadie quiere sonar como una comiquita. Para conseguir la mejor entonación de voz, primero, debes encontrar tu centro de gravedad, deja caer sus hombros, levanta la cabeza e inclínate sobre tus pies hasta que llegues a un descanso natural, con los brazos colgando sueltos a los lados. Cuando tu cuerpo esté relajado y tus pies estén firmemente plantados en el suelo, podrás proyectar mejor tu voz.

  • Compórtate de manera real

¿Alguna vez te has encontrado actuando de cierta manera para encajar en una reunión dominada por hombres? Parece que nos convertimos en estatuas y bloqueamos nuestro lenguaje corporal para no revelar nada. Estamos tan decididas a no mostrar una grieta en nuestra armadura. Para algunas, se puede presentar como una caricatura, llegando incluso a parecer que no están presentes. Muestra tu verdadero yo, a la gente no le gusta encontrarse con gente a la que no puedan leer. No necesitas imitar a un hombre, encuentra tu yo auténtico. Una mujer orgullosa y segura.

  • Contacto visual

Si tienes hijos, basta con sólo mirarlos cuando se han comportado mal y ellos podrán distinguir, a través de tus ojos tu molestia. Bueno, es lo mismo en el lugar de trabajo. Uno de los aspectos más poderosos de la comunicación no verbal es el contacto visual. ¡Todos sabemos lo difícil que es tener una conversación con alguien que evita tus ojos! Las personas que mantienen contacto visual son generalmente percibidas como confiables, honestas y confiadas. La falta de contacto visual muestra todo lo contrario.

  • Usa tu capa

A veces jugará a tu favor saber cuándo callarte y permanecer invisible. Está bien, no estoy tratando de confundirte con esto, pero saber cuándo usar tu capa de invisibilidad también puede ser una habilidad. Por ejemplo, estás sentada en una reunión y tus colegas hablan uno sobre el otro, desesperados por ser escuchados. Sin embargo, tú estás sentada tranquilamente, observándolo todo y observando el lenguaje corporal de tu jefe. Él está irritado, nadie está escuchando y puedes notarlo. Espera hasta que termine la reunión, quítate la capa y hazle saber tus ideas y pensamientos, él lo apreciará y probablemente te escuchará de mejor modo.

¿Eres una oveja o un león?

¿Has notado cómo se siguen las ovejas? Cuando una corre, las otras le siguen. Cuando uno dice "beehhh", también lo hacen las demás. Por otro lado, los leones son asertivos, independientes y seguros de sí mismos. Por eso te pregunto, ¿quién preferirías ser?

Ya no debemos conformarnos con permanecer detrás de la escena que posibilita que nuestros colegas masculinos se vean bien y sobresalgan. Necesitamos buscar activamente posiciones de liderazgo superior de la misma manera que lo hacen los hombres. Debemos animarnos mutuamente a salir de las sombras y comenzar a expresar estratégicamente nuestras habilidades y contribuciones de manera que claramente indiquen a los que están en el poder que tienen todo lo necesario para comandar posiciones de liderazgo.

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Cree que la actuación de la comunidad internacional en el caso venezolano ha sido acertada?

Sí, no se le puede pedir más
Sí, pero falta aumentar la presión contra la dictadura
No, ha sido insuficiente
No, no debe meterse en los asuntos de los venezolanos
ver resultados

Las Más Leídas