cmenendez@diariolasamericas.com
@menendezpryce

Roberto Beraja es oftalmólogo especializado en enfermedades y cirugía ocular. Hace 30 años, después de graduarse en la universidad Mc Gill, fundó junto a su hermano el Instituto Médico Beraja en Miami, emblemático lugar donde han sido intervenidos con diferentes técnicas más de 30.000 pacientes. Fue uno de los pioneros en el sur de la Florida en practicar el LASIK, la cirugía CLEAR y la inserción de implantes Crystalens.

Desde muy joven, es aficionado a la comunicación social, ha tenido programas de radio, ha incursionado en programas de televisión dedicados a la salud y ahora nos sorprende con su primer libro llamado: “Cómo eliminar los espejuelos”, una guía hacia la cirugía ocular.

Te puede interesar

DIARIO LAS AMÉRICAS conversó con el doctor Beraja sobre el porqué del libro y hallamos sorprendentes historias.

“Este libro, cuya versión en español saldrá próximamente, es algo que hace mucho tiempo estaba deseando escribir pero por falta de tiempo no lo hacía”, así rompió el hielo Beraja.

“En el cuento mi experiencia con las personas que vienen a mi consulta y la pregunta más recurrente que he tenido que responder es precisamente: “Doctor, ¿cómo me puedo quitar estos espejuelos?”.

El deseo de sus pacientes ha sido la fuente de inspiración de este pequeño volumen de 38 páginas y nueve capítulos. “Sí, quería primeramente compartir mi propia historia de cómo decidí hacerme oftalmólogo, cuando en realidad había estudiado Medicina Interna. Un accidente en mi vista en el último año de carrera produjo ese cambio casi milagroso. Debido a ese incidente que cuento en el libro, casi pierdo la visión, sin embargo, gracias a ello se me curó la miopía y nació mi vocación por la oftalmología. Actualmente sigo sin usar espejuelos, veo perfectamente de cerca y de lejos”.

En esta pequeña guía el doctor explica cómo funciona el ojo. “Aunque pequeñito, mide una pulgada, tiene bastantes estructuras y es de los órganos más apreciados por las personas”.

“En ella también comparto los miedos de mis pacientes cuando me dicen que se operarían la vista si no fuera tan riesgoso. Uno de los puntos que más desarrollo en el libro es por qué las personas no se operan. Cuento diferentes anécdotas acumuladas a lo largo de mi carrera como médico y muestro la dicha que sienten quienes se han operado”.

El autor en su libro, que se venderá en Amazón, hace un recorrido por los diferentes instrumentos que existen para mejorar la visión. “Comenzamos explicando los beneficios del uso de los espejuelos. Después hablamos de las lentes de contacto, sus tipos, usos y ventajas. Exponemos cómo estos corrigen los problemas de la vista. Incluso nos detenemos en la ortoqueratología, muy de moda actualmente, las lentes que se usan solo cuando el paciente duerme porque el beneficio es la huella que dejan en la retina. Es un remedio viable solo cuando comienza la miopía o el astigmatismo. Hace que el paciente vea bien durante unas horas y después el ojo vuelve a desenfocarse”.

No hubo tiempo mejor para operarse

Una de la tesis que desarrolla el libro es tratar de razonar con el paciente el miedo a la intervención quirúrgica. El doctor Beraja cree que “existen dos razones fundamentales para que las personas no se operen. La primera es el miedo y la segunda es el costo”.

Por ello, cuenta la historia de las operaciones de la vista y su perfeccionamiento con el paso del tiempo. “Antiguamente para hacer una operación de queratotomía radial se hacía a pulso con un bisturí de metal y nos parecía una maravilla. La técnica se perfeccionó y para hacer los cortes más precisos se utilizó el diamante. Pero actualmente se opera con rayo láser. Todo programado en una computadora. El rayo láser quita las capas de la córnea como el que pule un cristal y talla la dioptría en el tejido de la córnea.” Así describe el proceso como si de ciencia ficción se tratase.

“La ventaja de la intervención con láser es la perfección. Es semejante al proceso de coser a mano o con máquina. Las puntadas de la máquina son exactas y eso mismo ocurre con el láser. Con las actuales técnicas el 98% de los pacientes jamás tiene que volver a pasar por el quirófano. Por ello, creo que nunca hubo un mejor momento para operarse”, sentenció.

Disipar miedos

El doctor cree que cuando una persona está armada de información científica desaparecen los miedos. “Todas las intervenciones conllevan un riesgo. Pero llevar lentes de contacto cada día también lo entraña. Estamos expuestos a contraer cada día una infección. He tenido casos de pacientes infestados con amebas en el ojo después de ir a un jacuzzi. La ameba es muy peligrosa porque es difícil de tratar y el resultado puede ser terrible”.

“Sin embargo en una intervención ocular el riesgo es durante la operación y 15 días después. Por ello les aconsejamos a los pacientes recién intervenidos no asistir a lugares con mucho polvo. Ni al campo ni áreas con construcciones. Pero si trabaja en una oficina, al día siguiente de operado puede asistir al trabajo sin problema. La comparación es quince días de riesgos o toda una vida”.

Independencia

Lo cierto es que la población actual es cada vez más longeva. Vive más y desea hacerlo con más calidad. “Vivimos una época donde todos queremos ser independientes. No queremos estar atados a nada, ni limitados por nada. Nadie quiere llevar unos espejuelos que se empañen cada vez que salen del aire acondicionado. O que se rompan cuando uno sin querer se sienta sobre ellos. O que los tenemos que diseminar por todos los sitios de la casa para poder tenerlos a mano a la hora de leer o ver algo.

“Tenemos que manejar control remoto, teléfonos móviles y relojes inteligentes y muchas veces no vemos sus teclas, ni los mensajes ni podemos utilizar la mayoría de las aplicaciones. En la época de las tecnologías, no poder acceder a ellas causa una gran frustración”

“Las personas quieren ser independientes de pastillas, de gotas, de gafas, de bastón, simplemente quieren disfrutar la vida. De eso va este libro”, concluyó.

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Está de acuerdo con que el sistema de autopistas que maneja el MDX en Miami sea transferido al estado de la Florida?

No
No tengo idea
ver resultados

Las Más Leídas