WASHINGTON- La Corte Suprema de Estados Unidos examina este martes una demanda colectiva de inmigrantes retenidos durante al menos seis meses sin una audiencia con un juez de inmigración, un tema delicado para el gobierno de Joe Biden, que había prometido una política migratoria "más humana".

Te puede interesar

El tribunal debatirá casos de inmigrantes que fueron deportados previamente de EEUU, pero regresaron [supuestamente] tras sufrir persecución o tortura en sus países de origen y a su vuelta entraron ilegalmente y fueron arrestados y retenidos de nuevo, afirmó la Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU).

Uno de ellos, Arturo Martínez, fue secuestrado por policías después de ser deportado a México, torturado y retenido para pedir el pago de un rescate. Y otro, Eduardo Gutiérrez, fue torturado por pandilleros por su orientación sexual, añadió la ONG.

A su regreso a EEUU, estos dos querellantes y otros fueron evaluados por un oficial de asilo que determinó que actuaban de buena fe y se decidió que quedaran a la espera de un proceso judicial para estudiar su situación, detalló la ACLU.

Pero no son mayoría los casos como éstos, donde cientos de miles de inmigrantes han entrado por la frontera sur del país debido a la política de "puertas abiertas" de la actual administración, con un costo humanitario, de seguridad nacional y económico muy alto.

Pero debido a la acumulación de demandas en los tribunales "los casos pueden tardar años en concluir, lo que significa que las personas son detenidas de forma rutinaria durante períodos de tiempo extremadamente largos", explicó la organización.

Después de pasarse meses sin respuesta, pidieron acudir a un juez de inmigración para que determinara si constituían un peligro de fuga o para la comunidad y, en caso contrario, les concediera la libertad bajo fianza, lo cual les fue denegado.

Entonces decidieron ir a juicio. Dos tribunales federales de apelación dictaminaron en el 2019 que después de seis meses de detención los inmigrantes tenían derecho a una vista judicial.

El gobierno del expresidente Donald Trump, quien convirtió la lucha contra la inmigración irregular es una de las prioridades de su presidencia, solicitó entonces a la Corte Suprema que revocara estas sentencias.

En 2021 el gobierno de su sucesor, el demócrata Joe Biden, siguió la lucha emprendida por Trump.

Las consecuencias de la actual política de inmigración en EEUU

Los tribunales de apelación "se equivocaron" porque nada en la ley "hace referencia a un límite de seis meses, a vistas judiciales de puesta en libertad bajo fianza ni a jueces migratorios", alegó su representante en un alegato transmitido a la corte.

Matt Adams, abogado de Northwest Inmigrant Rights Project declaró que este caso demuestra "lo difícil que es para una nueva administración cambiar las posiciones de las agencias (institucionales), a menos que sea una prioridad máxima", y en este supuesto el gobierno de Biden "ha cedido a la presión institucional para mantener la línea".

Las organizaciones de defensa de los migrantes se revuelven contra la posición de la administración demócrata por considerarla incoherente con sus promesas electorales de humanizar el sistema migratorio

"El caso plantea una pregunta sencilla: ¿puede el gobierno federal encerrar a los migrantes durante meses o incluso años sin una vista judicial que determine si se justifica su detención? La administración Biden está claramente del lado equivocado en esta batalla", criticó ACLU.

Negar la puesta en libertad bajo fianza puede tener "consecuencias mortales (...) especialmente durante la pandemia de COVID-19", agregó la poderosa organización de derechos humanos en un comunicado.

Matt Adams confía en las demandas colectivas para hacer avanzar las cosas porque, según afirma a la AFP, "con demasiada frecuencia no se pueden cuestionar las políticas de detención a través de casos individuales debido a que la persona es deportada o liberada antes de que el caso avance a través del largo proceso judicial".

En Estados Unidos la ley fija 90 días como plazo para hacer cumplir una orden de expulsión, pero en algunos casos permite ir más allá.

En el año fiscal de 2021, los migrantes estuvieron retenidos una media de 45,7 días, según estadísticas oficiales.

FUENTE: Con información de AFP

Aparecen en esta nota:

 

Diario Las Américas no se hace responsable de las opiniones emitidas por los lectores; sin embargo, exhorta a evitar el lenguaje vulgar u ofensivo contra terceros. Nuestra empresa se acoge al derecho de eliminar cualquier comentario que viole estas normas.

Diario Las Américas is not responsible for the opinions issued by the readers; however, it urges to avoid vulgar or offensive language against third parties. Our company is entitled to remove any comments that violate these rules.

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿La emigración interna en EEUU ha impulsado el aumento de precios? 30.84%
¿Los gobiernos locales deben ofrecer alternativas asequibles ante el alza de precios de alquileres? 35.78%
¿Las personas jubiladas deben recibir algún tipo de asistencia para poder enfrentar esos precios? 33.37%
12813 votos

Las Más Leídas