Embed

El refinanciamiento hipotecario no siempre es un proceso beneficioso. Debemos acudir a este mecanismo financiero solo si se tiene una necesidad imperiosa de dinero para enfrentar un problema de salud. Puede ser conveniente refinanciar si tenemos la posibilidad de bajar la tasa de interés o el pago mensual de la hipoteca, de lo contrario, evítelo.

Te puede interesar

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario