A partir del próximo 1 de julio, los estonios podrán viajar a lo largo y ancho de toda la geografía del país en autobús y tranvía sin necesidad de desembolsar un solo euro.

Se trata de una iniciativa que lleva dos años funcionando en la capital, Tallin, y que el Gobierno ha aprobado extender al resto del país este verano. En Tallin, sus habitantes disfrutan de autobús y tranvía gratis desde 2016. Ahora la medida se extenderá a los habitantes del resto del país.

El origen de esta iniciativa data de 2013, cuando los habitantes de la capital votaron en un referéndum a favor de un transporte gratuito para moverse por la ciudad. Costó unos años ponerlo en marcha, pero desde enero de 2016, los ciudadanos de Tallin pueden viajar sin coste alguno tanto el autobús con en tranvía. Para hacerlo hay que cumplir dos requisitos: ser estonio y sacarse una tarjeta verde dispuesta al efecto.

La medida funcionó hasta el punto de que se tuvo que aumentar la flota de autobuses. Sin embargo, desde Magnet recogen los datos de una evaluación de la iniciativa hace dos años según los cuales solo se redujo el tráfico en un 1,2%.

La inversión necesaria para sostener el transporte público gratuito en todo el país no será tan elevada como pueda parecer en un principio ya que hoy en día el 80% de los servicios regionales de autobuses ya están subvencionados. El coste de cubrir el 20% restante será de 13 millones de euros. Además, como mencionan en Citylab, hay que tener en cuenta que una vez implantado el sistema gratuito a través de la tarjeta verde se eliminarán los costes del servicio de emisión, cobro y revisión de billete, publicó Reuters.

Al haber menos viajes en automóvil, se intenta que se reduzcan los índices de accidentabilidad, contaminación y ocupación del espacio de la vía. El cálculo de las externalidades positivas que ello conlleva, el beneficio para la sociedad superaría con creces el coste de una subvención total del transporte público.

Eso sí, como indican en este medio, es importante destacar que el transporte no será gratuito para turistas y visitantes. Aunque es algo que Allan Alaküla, jefe de la Oficina de la Unión Europea de Tallin, no descarta para el futuro. Los más favorecidos con esta medida, argumetan en Citiylab, serán probablemente los habitantes de las zonas rurales, con un nivel adquisitivo menor y mayor edad, por lo cual dependen más del transporte público para desplazarse.

Esta medida está siendo estudiada en otros países o ya ha sido implantada parcialmente. En París, por ejemplo, se está estudiando y en Alemania se hace lo propio desde febrero para las grandes ciudades como forma de reducir la contaminación. En Gales (Reino Unido) los fines de semana se puede viajar gratis en autobús.

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Cree que la actuación de la Comunidad Internacional en el caso venezolano ha sido acertada?

Sí, no se le puede pedir más
Sí, pero falta aumentar la presión contra la dictadura
No, ha sido insuficiente
No, no debe meterse en los asuntos de los venezolanos
ver resultados

Las Más Leídas