Genesis, la división de vehículos de lujo de la marca coreana Hyundai, lleva poco más de dos años y medio en el mercado y ya tiene en su portafolio cuatro modelos de automóviles, el G90, el G80, el G80 Sport y el G70, espera para muy pronto la llegada de su primer utilitario deportivo y ha sorprendido en los principales auto shows con algunos modelos conceptuales espectaculares, particularmente con el Essentia, que presentó recientemente en Nueva York, un coupé deportivo que si llega a estar a la venta en los concesionarios, y ojalá que así sea, seguramente llenara de satisfacciones a muchos compradores. Para Génesis, lo más importante es que quienes poseen y manejan sus vehículos vivan las mejores experiencias posibles. Tuvimos la suerte de manejar la edición 2018 del G80, en la versión Ultimate, con motor V8 de 5.0 litros y tracción trasera. Se trata de un sedán donde, a primera vista, la comodidad es fundamental: las sillas han sido ergonómicamente diseñadas y el conductor puede acomodar la suya con 22 controles eléctricos, cojines extendidos y ajuste para los hombros.

El motor del Genesis G80 tiene un bloque de aluminio con ocho cilindros en V, 5.0 litros de desplazamiento, doble árbol de levas en la culata e inyección directa de gasolina y produce 420 caballos de potencia. Acoplada está una transmisión automática de ocho velocidades, y un sistema de manejo inteligente que se adapta a las condiciones del camino y al estilo de manejo del conductor, con un selector de cuatro modos: Ecológico, Normal, Deportivo y Nieve. El Genesis G80 cuenta con un sistema de manejo de estabilidad, que responde por los controles electrónicos de estabilidad y tracción, frenos ABS, 9 bolsas de aire, incluyendo la que protege las rodillas del conductor, detector de puntos ciegos, con alerta de tráfico posterior; apoyo electrónico para que el vehículo permanezca en el carril donde está transitando y advertencia cuando tiende a salirse de él, y control inteligente de velocidad de crucero con sistema de encendido y apagado automático.

El Genesis G80 es uno de los primeros en venir equipados con el sistema “Genesis Connected Services” que tiene la capacidad de encender el vehículo, disponer el sistema de aire acondicionado o calefacción, y otras funciones, desde la comodidad del hogar, usando el sistema de voz Alexa, en los dispositivos Amazon Echo, Echo Dot y Amazon Tap. Está disponible además el sistema de sonido Lexicon® Premium, con QuantumLogic® Surround Sound, 17 bocinas y un “subwoofer” de 10 pulgadas, un sistema diseñado para imitar la acústica de la interpretación original y el espacio de grabación.

En lo referente a consumo de combustible, el Genesis G80 rinde 19 millas en la ciudad y 27 en la autopista, con cada galón de gasolina. Se fabrica en la planta de Hyundai en Ulsan, Corea del Sur. Compite de igual a igual y hasta lleva algunas ventajas sobre vehículos de prestigio, tales como los Mercedes-Benz de la Clase E, los BMW de la Serie 5 y los Jaguar XF, pero ostenta por encima de ellos una notable ventaja: su precio básico está fijado en $59,500 dólares y en él están incluidas una serie de aditamentos, que muy seguramente vendrían como opcionales en todos sus competidores. Una versión más económica, con motor V6, comienza por debajo de los $42,000 dólares.

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Cree que el reconteo de votos en Florida despejará las dudas sobre el ganador en el senado y la gobernación?

Las Más Leídas