El gran cuello de botella que han tenido que enfrentar los vehículos eléctricos ha sido la dificultad de autonomía, que es básicamente la distancia que se puede recorrer con una carga completa de sus baterías.

Como es apenas obvio, esas baterías tienen una capacidad de carga limitada, mientras más capacidad más peso y más costo, y mientras más peso, menor la distancia que puede recorrerse. Uno de los pioneros en este segmento fue el Chevrolet Volt, al que aunque impulsaba un motor eléctrico, traía anexo uno a gasolina que servía para producir la electricidad necesaria cuando la batería se agotaba, después de recorrer modestas 35 millas. Luego apareció el Nissan Leaf, que ofrecía una autonomía cercana a las 90 millas, llegó mas tarde el Chevy Bolt, con algo así como 120, y de un tiempo para acá, han ganado espacio en el mercado los Tesla, que aunque han resultado eficientes, pertenecen a otra liga por razones de precio. Hoy por hoy, los más populares andan en el rango de las 230 millas de autonomía.

Te puede interesar

Este nuevo producto de Kia, la versión puramente eléctrica del Niro, el crossover compacto de la marca coreana, tiene una autonomía de 239 millas con una carga completa de sus baterías, cifra compatible con la distancia que puede recorrer un vehículo convencional con un tanque lleno de gasolina. El Kia Niro EV, sigla para Vehículo Eléctrico, llega para complementar la línea de la que ya hacen parte las versiones híbrida regular e híbrida de conectar. La gran novedad que le permite conquistar distancias más extensas es un paquete de baterías de iones de litio que acumula 64 kilovatios/hora y un sistema de recarga CCS de corriente directa, que viene como equipo estándar, y que logra cargar el 80 por ciento de las baterías en solo 75 minutos, y que en algo así como media hora consigue acumular energía suficiente para recorrer 100 millas.

Está disponible también, como equipo opcional, el cargador de Nivel 2, de 240 voltios, que en nueve horas y media recarga a plenitud una batería totalmente agotada. Pero no es solo conectándolo a la pared que se pueden recargar las baterías del Kia Niro EV. También se recargan regenerando energía a partir de los frenos, en cuatro niveles de regeneración, a criterio del conductor, mediante unas paletas colocadas a ambos lados del timón, desde la más básica, que aprovecha la energía cinética que se produce al frenar y al reducir la velocidad del auto, hasta una función que permite frenarlo completamente desde el timón. Y una más novedosa, la Smart Regen, que ajusta el nivel de regeneración de energía automáticamente, como reacción a la desaceleración del vehículo que va adelante.

La versión eléctrica del Kia Niro, más allá de las novedades verdaderamente revolucionarias que en materia de propulsión ofrece, es un vehículo muy atractivo desde el punto de vista estético y también tecnológico. Tiene el tamaño usual de los crossovers compactos, pero resulta sorprendentemente amplio en su espacio interior. Esta equipado con los más avanzados aditamentos en materia de comunicaciones y entretenimiento, se diferencia de las otras versiones por su parrilla que luce algo más agresiva y por algunos acentos en color azul. Ya está en los concesionarios y su precio comienza por los $37,495 dólares, antes de los incentivos que ofrece el gobierno federal, y algunos estatales.

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Considera que el régimen cubano está relacionado con la droga hallada en Panamá dentro de unos contenedores con destino a Turquía?

No
No sé
ver resultados

Las Más Leídas