La actividad del sector de servicios de Estados Unidos se desaceleró en marzo, presionada por una caída de los nuevos pedidos, mientras que los empleadores privados mantuvieron un sólido ritmo de contrataciones.

El Instituto de Gerencia y Abastecimiento (ISM, por su sigla en inglés) dijo el miércoles que su índice de actividad no manufacturera cayó 0,7 puntos, a una lectura de 58,8 el pasado mes de marzo. Una lectura superior a 50 indica expansión en el sector, que responde por más de dos tercios de la actividad económica de Estados Unidos.

La moderación en la actividad de la industria de servicios en marzo reflejó un declive de 5,3 puntos en el subíndice de nuevos pedidos. La medición de empleo de ISM subió 1,6 puntos. También se registraron alzas en los pedidos pendientes y las mediciones de importaciones del mes pasado, reflejó Reuters.

En forma separada, el reporte nacional de empleo de ADP mostró que las nóminas privadas subieron en 241.000 en marzo tras avanzar en 246.000 en febrero. El incremento del mes pasado fue mayor que la cifra de 205.000 previstas por analistas.

El reporte ADP, desarrollado en conjunto con Moody's Analytics, y se publicó antes de un reporte de empleo de marzo más amplio del Gobierno, que será divulgado el viernes.

Las nóminas no agrícolas habrían aumentado en 195.000 en marzo, según un sondeo de Reuters entre analistas, tras subir en 313.000 en febrero. Analistas también prevén que la tasa de desempleo haya caído en una décima porcentual, a 4,0 por ciento, en marzo.

Los mercados financieros estadounidenses no reaccionaron mayormente al dato mientras los inversores se encontraban inquietos por la escalada de las tensiones comerciales entre Estados Unidos y China. El índice dólar se depreciaba, las acciones de Wall Street caían y los precios de los bonos del Tesoro estadounidense a largo plazo subían.

En un tercer reporte, el Departamento de Comercio dijo que los pedidos a fábricas subieron un 1,2 por ciento en febrero por una fuerte demanda de equipamiento de transporte y de otros productos, casi contrarrestando el declive revisado de 1,3 por ciento de enero. En la comparación interanual, los pedidos escalaron un 7,9 por ciento en febrero.

Las manufacturas, que responden por alrededor de un 12 por ciento de la actividad económica de Estados Unidos, es respaldada por una sólida demanda local y global, pero una escasez de mano de obra calificada y límites a la capacidad podrían afectar a la producción fabril.

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Está usted de acuerdo con un "alcalde fuerte" para la ciudad de Miami?

SI
NO
NO SÉ
ver resultados

Las Más Leídas