domingo 14  de  abril 2024
CRISIS

La inflación en EEUU, el puñal del gobierno de Joe Biden

Según el gobierno de Joe Biden, la inflación subió en febrero a 3,2%, una cifra que encierra muchas dudas cuando los precios se mantienen casi a los mismos niveles de 2022 y 2023

Por Leonardo Morales

MIAMI- El Índice de precios al Consumidor (IPC) en Estados Unidos aumentó en febrero, según datos oficiales divulgados el martes; sin embargo, muy poco han cambiado las cosas desde el 2022 cuando la peor escalada de precios en las últimas cinco décadas.

El gobierno de Joe Biden hizo disparar los precios de casi todos los productos y servicios cuando se enfrentó directamente desde el primer día en la Casa Blanca a la industria estadounidense del petróleo y mediante órdenes ejecutivas comenzó a aplicar medidas restrictivas con sus erradas políticas de cambio climático y energías "limpias". Además regresó a EEUU a la dependencia energética nuevamente, después de que el presidente Donald Trump había logrado lo contrario.

Los precios mayoristas también aumentaron en febrero, impulsados por los de la gasolina en estaciones de servicio, siguiendo la curva de precios en la rama minorista que también repuntó en el segundo mes del año.

El Índice de Precios al Productor, que mide la evolución de los precios mayoristas en el sector de los productores, registró un alza de 0,6% en un mes, en comparación con el 0,3% de enero, según los datos divulgados por el Departamento de Comercio.

El aumento es mucho mayor que el 0,2% esperado por los analistas, de acuerdo con el consenso recabado en el mercado por la firma Market Watch.

De referencia Interanual, el alza es del 1,6%, la mayor registrada en cinco meses.

"Cerca del 70% del aumento de febrero puede atribuirse al (...) índice energético, que subió un 4,4%", precisó el Departamento de Comercio.

Sube precio de la gasolina pese a producción récord en EEUU

Biden mantuvo su postura hasta que no le quedó otra salida que dar marcha atrás a sus propias medidas y pedir después que se aumentara la producción de petróleo y gas luego de su fracaso en la visita a Arabia Saudita para pedir un incremento de la producción mundial.

Si ha disminuido el precio de la gasolina en comparación con los más de 5 dólares de promedio a mediados de 2022 es porque el propio Biden solicitó un aumento de la extracción y su procesamiento. En estos momentos EEUU produce como promedio más de 13,4 millones de barriles diarios de petróleo, un millón adicional cuando el mandato de Trump, extremadamente criticado por su respaldo a la industria nacional de petróleo.

En estos momentos los precios se mantienen al mismo nivel, aunque la Reserva Federal diga que la inflación ahora se encuentra en ese rango del 3,2%.

Los precios de casi todos los productos se mantienen por las nubes, excepto muy ligeros descensos en el combustible y en la compraventa de autos nuevos.

En una audiencia ante el Congreso la semana pasada, el presidente de la Reserva Federal dejó abiertas todas las interrogantes y dudas posibles para salvar en parte su responsabilidad en el tema al afirmar que los "avances" para contener la inflación en Estados Unidos "no están asegurados".

Legisladores de ambos partidos de la Cámara de Representantes y del Senado llamaron a Powell a presentar un informe sobre el estado de la economía, las perspectivas y la crisis inflacionaria frente a la gran incertidumbre.

Funcionarios de la Reserva Federal mantuvieron por quinta vez consecutiva la tasa de interés referencial en un 5,25%-5,50%, de acuerdo con un comunicado del Banco Central o Fed al término de su última reunión mensual.

Mantener las tasas altas permite a los miembros del Comité de Política Monetaria (FOMC), que se reunieron martes y miércoles, "evaluar cuidadosamente los datos que llegan, la evolución de las perspectivas, y el balance de riesgos", indicó el organismo en un comunicado.

Los integrantes del Comité indicaron que aún mantienen la esperanza de reducir su tasa de interés de referencia tres veces durante 2024, a pesar de que la inflación sigue en un nivel alto a principios de año. Sin embargo, prevén nuevas reducciones en 2025 y elevaron sus pronósticos de inflación.

En sus nuevas proyecciones trimestrales, los funcionarios de la Fed pronosticaron que el crecimiento y la inflación alta persistirán durante este año y el próximo. Por lo tanto, proyectaron que las tasas de interés permanecerían altas durante más tiempo.

Los consumidores por su parte siguen sin ver el alivio inflacionario al que se refiere el Banco Central de EEUU.

La incertidumbre crónica en el gobierno de Biden

Powell también recalcó en días recientes que "la perspectiva económica es incierta, y el progreso continuo hacia nuestro objetivo del 2% no está asegurado".

Merece recordar que tanto Powell como la secretaria del Tesoro Janet Yellen afirmaron durante un año cuando la inflación escalaba cada mes que no había ninguna razón para preocuparse. Biden se encargó de decir que los republicanos querían armar el caos y los tildó de irresponsables.

Después de un año, sin ninguna acción del gobirerno contra el ascenso brutal de los precios de todos los productos y servicios, Powell y Yellen aceptaron, de forma muy somera y entre grandes comillas, su grave equivocación y en junio la inflación llegó al 9,1%. Analistas independientes coiniciden en que esa cifra fue mucho mayor, pero un anuncio de ese tipo hubiera generado un tsunami de histeria a nivel mundial.

El precio de las viviendas, de todos los seguros, de los alimentos, de los electrodomésticos y de otros enseres del hogar, de los restaurantes y hoteles no han caído; por el contrario, muchos continuaron en ascenso en 2023 y no se han detenido, así que genera demasiadas dudas en un año electoral en que la Reserva Federal, visiblemente alineada a la Casa Blanca, se refiera a una imagen distorsionada respecto a lo que viven los estadounidenses.

Consumidores pagan precios altísimos

Los consumidores nunca han visto desde el 2021 ningún descenso significativo de precios como para afirmar que la inflación ha cedido al rango del que habla el gobierno de Joe Biden. Y los datos serán "oficiales", pero no concuerdan con la realidad que sufren los consumidores estadounidenses cada vez que tienen que adquirir productos y servicios.

La administración Biden afirma que la inflación subyacente, que excluye los volátiles precios de los alimentos y la energía, se encuentra en el de 3,8%.

"El índice de vivienda aumentó en febrero, al igual que el de gasolina", precisó el Departamento de Trabajo en su informe.

En conjunto ambos contribuyeron con más del 60% del alza del índice general mensual, según el reporte. Entre enero y febrero, la inflación subió 0,4%, aumentando también respecto al mes anterior, de acuerdo con las estadísticas del Departamento de Trabajo.

Para frenar los persistentes aumentos de precios, el Banco Central ejecutó una serie de rápidas alzas de los tipos de interés en 2022, antes de mantener la franja en su nivel más alto en más de dos décadas de reuniones de política monetaria.

Los operadores de futuros asignan una probabilidad apenas superior a 70% de que la Fed comience a recortar sus tasas a mediados de junio, según datos recabados por CME Group.

En diciembre, los directivos de la Fed esbozaron la posibilidad de tres rebajas de tasas este año, pero no dieron una ventana de tiempo posible.

La gran prensa de izquierda en EEUU presiona desde principios de 2023 para que la Reserva Federal baje las tasas; sin embargo, no hubo ninguna reacción frente a la falta de respuesta de la Reserva Federal por 14 meses consecutivos y una escalada de precios que se convirtió en la peor de las últimas casi cinco décadas en EEUU.

En estos momentos la tasa referencial está en 5,25% y 5,50%.

De acuerdo con el reporte oficial, uno de los factores en el supuesto aumento de la inflación fueron los precios de la gasolina, que se incrementaron en 3,8% de enero a febrero.

Los precios en los supermercados no se detienen y volvieron a subir un 1% cuando en el 2023 tuvieron la misma tendencia alcista. También subieron los precios de la ropa, los carros usados y los alquileres, lo que incidió en la cifra de la inflación.

Pero la pregunta es: ¿En algún momento entre 2022 y 2023 esos precios cayeron?

[email protected]

FUENTE: Con información de AFP, AP. y otras fuentes.

¡Recibe las últimas noticias en tus propias manos!

Descarga LA APP

Deja tu comentario

Te puede interesar