Lincoln ha decidido reemplazar la nomenclatura que por años ha servido para denominar sus modelos, esas tres letras con frecuente confusas y sin mayor significado, por nombres mucho más atractivos. Por ejemplo, el vehículo al que dedicamos este artículo dejó de ser el MKX, el producto de mayor venta en la división de productos de lujo de Ford Motor Company y se convirtió en el Nautilus, en homenaje al legendario submarino nacido en la imaginación del escritor francés Julio Verne, y que se inmortalizó en sus novelas Veinte mil leguas de viaje submarino y La isla misteriosa, que tanto éxito tuvieron a finales del siglo 19.

19_Lincoln-Nautilus_interior.jpg
<div>Tiene una cabina espaciosa con elevados niveles de confort y lujo, donde caben cómodamente hasta cinco pasajeros. </div>
Tiene una cabina espaciosa con elevados niveles de confort y lujo, donde caben cómodamente hasta cinco pasajeros.

Te puede interesar

Este Lincoln Nautilus es un crossover de tamaño mediano, que viene con dos motorizaciones, ambas a gasolina. La básica es de 4 cilindros, EcoBoost, que es la denominación de Ford para sus motores turboalimentados, con 2.0 litros de desplazamiento, 250 caballos de potencia y 280 libras pie de torsión. El motor más potente es un V6 de 2.7 litros, también EcoBoost, capaz de producir 335 caballos y 380 libras. Ambos motores vienen acoplados a una transmisión automática de ocho velocidades. La tracción estándar es frontal y el Lincoln Nautilus está disponible con tracción integral en las cuatro ruedas.

La versión básica del Lincoln Nautilus es sorprendentemente ágil y veloz, con una aceleración de 0 a 60 millas en 8.1 segundos, y una velocidad máxima de 125 millas por hora. Sin embargo, tuvimos la suerte de conducir la versión Black Label, equipada con el motor V6 Ecoboost, que puede acelerar de 0 a 60 millas por hora en apenas 5.9 segundos y una velocidad máxima de 135 millas, limitada por regulaciones gubernamentales.

19_Lincoln-Nautilus_badge.jpg
El nombre es <span style= un homenaje al legendario submarino nacido en la imaginación del escritor francés Julio Verne. " id="6087509-Libre-204882435_embed" />
El nombre es un homenaje al legendario submarino nacido en la imaginación del escritor francés Julio Verne.

El nuevo Lincoln Nautilus, que vio la luz en el Auto Show de Los Angeles del 2017, se destaca por sus elevados niveles de confort, lujo, conveniencia y sofisticación. Como ya es prácticamente tradicional en los productos de Lincoln, el botón para encender y apagar el motor y los cambios de la transmisión vienen ergonómicamente ubicados a la derecha del tablero de instrumentos, al nivel de la vista. El espacio en la cabina es sorprendentemente amplio hasta para cinco pasajeros.

Viene equipado con un sistema de advertencia de colisión, con detección de peatones y el dispositivo de asistencia para estacionar, que parquea el vehículo de manera autónoma, bien sea en espacios paralelos o perpendiculares. Basta con activar el sistema, que él mismo se encarga de encontrar el espacio, alertar al conductor y darle las instrucciones de cuándo debe poner la transmisión en reversa o en drive, y el mismo sistema se encarga de hacer girar el volante hasta que el auto queda perfectamente estacionado.

19_Lincoln-Nautilus_rear.jpg
Este crossover de tamaño mediano, viene con dos motorizaciones, ambas a gasolina.
Este crossover de tamaño mediano, viene con dos motorizaciones, ambas a gasolina.

El Lincoln Nautilus se fabrica en la planta de Ford en Oakville, en Ontario, Canadá, ya está disponible en los concesionarios y sus precios comienzan en los $41,335 para la versión básica con motor de dos litros, y $57,890 para la Black Label, con motor V6 de 2.7 litros. La unidad que manejamos, regiamente equipada, tenía un precio sugerido

Aparecen en esta nota:

DLA Clasificados

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Está de acuerdo con la decisión de Trump de imponer aranceles al aluminio y al acero provenientes de Brasil y Argentina?

No
No sé
ver resultados

Las Más Leídas