MIAMI- TC Energy, patrocinador del oleoducto de crudo Keystone XL, anunció su salida del proyecto luego de que funcionarios canadienses no lograran persuadir al presidente Joe Biden de revocar la cancelación del permiso de construcción.

La compañía dijo que garantizará una terminación y salida segura de la línea parcialmente construida, que estaba programada para transportar crudo desde el oeste de Canadá hasta Steele City, Nebraska

Te puede interesar

La construcción del oleoducto de 1.200 millas comenzó el año pasado con el impulso del expresidente Donald Trump. El proyecto quedó estancado bajo la administración Barack Obama y ahora vuelve a ser detenido mediante una orden ejecutiva de Biden. Según la Casa Blanca, la quema de crudo en arenas petrolíferas empeoraría el llamado cambio climático.

Luego de terminado, Keystone XL debía trasladar 830.000 barriles de crudo al día mediante la conexión de Nebraska con otros oleoductos que alimentan las refinerías de petróleo en la costa del Golfo de EEUU.

El gobierno de Alberta invirtió en el 2020 más de 1.000 millones de dólares para reactivar la construcción del oleoducto que se había estancado durante la Administración de Barack Obama.

Justin Trudeau, primer ministro de Canadá, se opuso a la medida e intentó persuadir a Biden para que revocara su decisión, pero finalmente Washington mantuvo su postura respecto al proyecto, al tiempo que funcionarios de la provincia de Alberta, donde comienza la línea petrolera, mostraron su frustración por la medida de la Casa Blanca.

"Seguimos decepcionados y frustrados con las circunstancias que rodearon el proyecto Keystone XL, incluida la cancelación del permiso presidencial para el cruce fronterizo del oleoducto", dijo el primer ministro de Alberta, Jason Kenney, en un comunicado citado por Headline USA.

Fiscales generales de 21 estados presentaron una demanda para revocar la cancelación del oleoducto, que habría creado miles de empleos para su terminación. Biden dijo que permitir que la línea prosiga "no sería consistente con los imperativos económicos y climáticos de mi administración".

Los republicanos en el Congreso han criticado severamente a la administración Biden e incluso algunos demócratas moderados del Senado, como Jon Tester de Montana y Joe Manchin de Virginia Occidental, instaron a Biden a reconsiderar la decisión.

Entre tanto, demócratas, ambientalistas y grupos de nativos americanos han luchado contra el proyecto durante más de una década porque creen que hay vías "menos contaminates".

"La terminación del oleoducto Keystone XL es una victoria para los extremistas ambientales y una pérdida para los trabajadores estadounidenses", dijo la representante republicana Kelly Armstrong de Dakota del Norte.

Grupos ambientalistas que lucharon contra el proyecto desde que se anunció por primera vez en el 2008 dijeron que su cancelación marca un "momento histórico" en el esfuerzo por frenar el uso de combustibles fósiles.

El senador de Wyoming, John Barrasso, el principal republicano en el comité de energía del Senado, fue más directo: "El presidente Biden mató al oleoducto Keystone XL y, con él, miles de empleos estadounidenses bien pagados".

lmorales@diariolasamericas.com

Aparecen en esta nota:

 

Diario Las Américas no se hace responsable de las opiniones emitidas por los lectores; sin embargo, exhorta a evitar el lenguaje vulgar u ofensivo contra terceros. Nuestra empresa se acoge al derecho de eliminar cualquier comentario que viole estas normas.

Diario Las Américas is not responsible for the opinions issued by the readers; however, it urges to avoid vulgar or offensive language against third parties. Our company is entitled to remove any comments that violate these rules.

Deja tu comentario

Lo último

Encuesta

¿Debería el gobernador DeSantis emitir medidas sanitarias de carácter obligatorio para todo el estado? 41.61%
¿Las medidas deberían ser potestad de los gobiernos locales según se requieran? 30.82%
¿Las medidas sanitarias deben ser decisión individual de cada persona? 27.57%
35758 votos

Las Más Leídas