Con varios cambios, el nuevo paquete de estímulo económico aprobado en el Senado, luego de que recibiera luz verde en la Cámara de Representantes en una votación de 219 contra 212 sufragios. Debido a los reajustes hechos, el plan deberá regresar a la Cámara Baja.

Se espera que el nuevo Proyecto de Ley sea firmado por el presidente Joe Biden antes del 14 de marzo.

Te puede interesar

De ser aprobada la propuesta, el pago directo de 1.400 dólares ahora sólo será para los contribuyentes que ganen menos de 75.000 dólares anuales; quienes se encuentren en el rango entre los 75.000 y los 80.000 dólares de ingreso anual, tendrían derecho a un cheque de 700 dólares. Los que devenguen un salario por encima de los 80.000, no califican para el cobro. En el caso de las parejas, la suma de ambos salarios deberá ser menos de 150.000.

Gracias a una ley puesta en vigor en enero por los demócratas y llamada Conciliación Presupuestaria, se permite aprobar por simple mayoría el paquete financiero.

“Me siento feliz”, dijo la representante demócrata de California, Maxine Waters. “Esto es lo que EEUU necesita. Republicanos, ustedes deben ser parte de esto. Pero si no es así, vamos sin ustedes”.

Oposición republicana

La propuesta llega después de que la administración Trump entregara casi 4 billones de dólares en ayudas por la pandemia del coronavirus.

Economistas, inversionistas y políticos republicanos consideran que el monto del paquete es muy elevado, innecesario en esta etapa del virus; incrementa aún más la gigantesca deuda del país [casi 30 billones de dólares] y genera el peligro de una alta inflación.

“Esta es una propuesta tremendamente cara, en gran parte sin relación directa con la pandemia. Solo el 9% del dinero será destinado a la atención médica y menos del 1% se ocupa de las vacunas”, dijo el líder de los republicanos en el Senado Mitch McConell.

Los republicanos afirman que el texto del paquete está lleno de regalos para el electorado demócrata, como los sindicatos, y destina recursos a estados demócratas que ya no los necesitan porque sus presupuestos se recuperan desde hace varios meses, gracias a los fondos entregados por la administración Trump.

“A mis colegas que dicen que este Proyecto de Ley es audaz, yo les digo que es desmesurado”, afirmó el líder de la minoría en la Cámara de Representantes, el republicano Kevin McCarthy de California). “A los que dicen que es urgente, les digo que no está centrado. A los que dicen que es popular, les digo que es totalmente partidista”.

Por su parte, el representante de la Florida, Mario Díaz-Balart cuestionó en su cuenta en Twitter el Plan de Estímulo. "Este falso Proyecto de Ley de ayuda por el COVID-19 no tiene como objetivo derrotar al coronavirus. Las familias estadounidenses y las pequeñas empresas necesitan nuestra ayuda, y sus medios de vida no deben verse comprometidos por un engaño político partidista".

El impacto de la propuesta

El plan incluye 400 dólares extra semanales de beneficios por desempleo hasta el 29 de agosto del 2021, pero ahora la propuesta cambió a 300 dólares para extenderlo un mes más. Por su parte, la exigencia de subir el salario mínimo a 15 dólares por hora parece descartada por sus consecuencias inmediatas: Inflación, caída del valor del dólar e incremento del desempleo.

Investigaciones de la Oficina de Presupuesto del Congreso (CBO) en el 2019 sugirieron que el aumento del salario a 15 dólares a nivel nacional aumentaría los ingresos de decenas de millones de trabajadores, pero más de 1,3 millones de personas se quedarían sin empleo, en parte porque los empleadores reducirían la nómina.

En Miami-Dade, Broward y Palm Beach más de 3.400 negocios pequeños y medianos han cerrado definitivamente; a nivel nacional la cifra asciende a más de 230.000; sin embargo, el dinero que se destina en este nuevo paquete es ínfimo para ayudar al sector empresarial, motor de la economía.

Con casi tres semanas consecutivas en rojo, Wall Street sufría un nuevo incremento en el rendimiento de los bonos que azuzó temores de una inminente alza inflacionaria, conforme la economía cobra impulso.

El rendimiento de los bonos del Tesoro a 10 años subió de 1,41% a 1,47%.

Cuando este índice sube rápidamente, como ha ocurrido en semanas recientes, obliga a Wall Street a reconsiderar el valor de las acciones, lo que hace que cada dólar de ganancia de las compañías valga menos.

La gobernadora de la Reserva Federal, Lael Brainard, trató de apaciguar los mercados financieros al enfatizar que el Banco Central, aunque optimista en general respecto a la economía, sigue lejos de elevar las tasas de interés o reducir sus compras mensuales de activos por 120.000 millones de dólares.

Gobiernos estatales

El proyecto de Ley centra su mira en los gobiernos estatales que emplean el 13% de la fuerza laboral en el país.

“Los gobiernos locales y estatales han despedido por la pandemia a muchos empleados. Más del 6% de los trabajadores estatales ha sido despedido, por eso parte del dinero va para revertir esta situación”, afirma el vicepresidente de economía del Center For American Progress, Andrés Vinelli.

Vinelli resaltó que “el nuevo paquete incluye el envío mensual de dinero de ayuda durante un año a familias con hijos menores” y restó importancia a un “supuesto incremento de la deuda de manera insostenible porque las tasas de interés se mantienen en casi cero. Pagar esta deuda futura no es un problema”, opinó.

Las restricciones por la pandemia

Texas y Mississippi abrieron el camino para el levantamiento de todas las restricciones a los negocios y al uso obligatorio de la mascarilla.

"Gracias a las vacunas y tratamientos con anticuerpos, Texas tiene ahora los medios para proteger a sus habitantes del virus", dijo el gobernador Greg Abbott, en un discurso dirigido a miembros de la Cámara de Comercio de Lubbock, en el noroeste del estado.

"Durante casi seis meses, a demasiados texanos se les ha negado la oportunidad de trabajar, demasiados propietarios de pequeñas empresas han tenido dificultades para pagar sus facturas", añadió Abbott. "Nos aseguramos de que todas las empresas y familias de Texas tengan la libertad de determinar su propio destino".

Otros estados podrían sumarse en las próximas semanas a esta postura, pese a las críticas de la Casa Blanca y las recomendaciones de los Centros de Control de Enfermedades (CDC).

De aprobarse el nuevo plan económico, el gobierno federal habrá entregado casi 6 billones de dólares en ayudas, mientras la pandemia continúa. Este Proyecto de Ley, el segundo de mayor envergadura después del de 2,2 billones entregado entre abril y mayo del 2020, no garantiza la salida de la crisis sanitaria ni de la recesión creada por el coronavirus originado en China.

Con un mayor conocimiento científico y médico del virus para el uso de medicamentos y terapias efectivas junto a la masiva vacunación, muchos estadounidenses consideran que es hora de eliminar las restricciones y abrir 100% la economía de todos los estados para generar empleos con el fin de lograr la recuperación completa, después de un año de pandemia.

lmorales@diariolasamericas.com

Aparecen en esta nota:

 

Diario Las Américas no se hace responsable de las opiniones emitidas por los lectores; sin embargo, exhorta a evitar el lenguaje vulgar u ofensivo contra terceros. Nuestra empresa se acoge al derecho de eliminar cualquier comentario que viole estas normas.

Diario Las Américas is not responsible for the opinions issued by the readers; however, it urges to avoid vulgar or offensive language against third parties. Our company is entitled to remove any comments that violate these rules.

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Debería el gobernador DeSantis emitir medidas sanitarias de carácter obligatorio para todo el estado? 41.43%
¿Las medidas deberían ser potestad de los gobiernos locales según se requieran? 30.97%
¿Las medidas sanitarias deben ser decisión individual de cada persona? 27.6%
26822 votos

Las Más Leídas