viernes 12  de  julio 2024
ACTUALIDAD

Senador Marco Rubio: "El espectáculo electoral de los demócratas"

El congresista cubanoamericano por Florida, Marco Rubio, habla en entrevista sobre las imputaciones al expresidente Donald Trump, inmigración, Hunter Biden y las elecciones presidenciales

Por Leonardo Morales

MIAMI- El senador cubanoamericano por Florida Marco Rubio es una de las cartas, según medios de prensa, que baraja el expresidente Donald Trump como posible compañero de fórmula o para un cargo dentro de su gabinete, si llega otra vez en noviembre a la Casa Blanca.

En fecha reciente, Rubio respondió no sólo a esa aseveración o hipótesis de medios de comunicación sino a cuestiones de su relación con Trump, la sentencia de culpabilidad en el juicio en Manhattan, el caso Hunter Biden, las elecciones presidenciales e Inmigración.

Para comprar votos en plena campaña electoral, el presidente Joe Biden acaba de firmar una nueva orden ejecutiva que incentiva aún más la emigración masiva hacia Estados Unidos.

La medida ofrece la oportunidad de la Residencia Permanente a cientos de miles de cónyuges y universitarios inmigrantes graduados; una medida que representa otra de las acciones de la Casa Blanca para dar la imagen, luego de más de tres años de caos histórico en la frontera sur, de que le “preocupa” la seguridad nacional y el destino de los inmigrantes.

“A Biden sólo le importa el poder, y por eso está dando amnistía masiva y la ciudadanía a cientos de miles de ilegales que sabe que en última instancia votarán por él y por el Partido Demócrata de Frontera Abierta”, dijo la portavoz de la campaña del expresidente Trump, Karoline Leavitt.

Los demócratas y el equipo de campaña de Biden intentan por todos los medios posibles apaciguar la contundente desaprobación mayoritaria (68%) en las encuestas a la gestión del mandatario en inmigración y economía, dos puntos clave para las elecciones presidenciales de noviembre.

Medidas electorales

“Este es un Presidente que por más de dos años y medio negó que había una enorme crisis en la frontera sur de EEUU. Ahora por las encuestas y el impacto nefasto que ha tenido, ejecuta acciones limitadas que en mi opinión son básicamente simbólicas; no cambian la percepción ni la realidad de que si una persona llega hoy a la frontera y se entrega, tiene un alto por ciento de probabilidades de quedarse en EEUU”.

Así dijo el senador federal por Florida, Marco Rubio, durante una entrevista con Julio Vaqueiro, periodista de la cadena de Televisión Telemundo 51.

Rubio se refirió a que la política central de esta administración ha sido impulsar y estimular la emigración descontrolada e irresponsable de todas partes del mundo hacia EEUU. De esta manera ha puesto en constante y grave peligro la seguridad nacional del país.

“Todos los días siguen y continuarán llegando miles de personas a la frontera. Se entregan y quedan puestos en libertad dentro del país, un incentivo para que vengan más personas”.

“Una broma”

La nueva orden ejecutiva se anuncia después de otra anterior que supuestamente restringe la petición de asilo y aumenta las deportaciones si el número de entradas ilegales por los puntos fronterizos entre México y Estados Unidos supera las 2.500 durante siete días consecutivos.

Marco Rubio reiteró que “esta acción de Biden -para supuestamente controlar la emigración masiva es una broma, porque si la aplica al 100% todavía tenemos que hablar de más de 300.000 personas que seguirán entrando de manera ilegal al país”.

“En segundo lugar eso no incluye una serie de categorías de personas en su entrada al país. Tercero, existe la posibilidad de que a través de este proceso de asilo, le pueden retirar los cargos criminales a personas que están aquí. Sabemos que ya lo han hecho”.

“A un inmigrante se le niega el asilo y el caso se retira de la Corte; esa persona vive aquí en un estado de limbo, pero no bajo una orden de deportación, excepto que haya cometido un grave delito. Entonces, al final de la historia sigues creando incentivos para que vengan más emigrantes. Y en estos momentos las personas vienen, porque saben que pueden entrar y se pueden quedar”.

Ante la pregunta de que miles huyen de la violencia, la extorsión, las drogas; de dictaduras… el senador republicano aclaró:

“Entiendo perfectamente eso, pero este país no puede asumir a todas las personas del mundo que deciden salir o escapar de sus naciones de origen. EEUU no puede asumir la responsabilidad y el compromiso con los ciudadanos que debe tener el resto de los gobiernos del planeta ni de todos los que quieran emigrar. Sólo el costo económico resulta demasiado alto. Y ahí tenemos los ejemplos de muchas ciudades como Nueva York, donde sus sistemas públicos prácticamente han colapsado y han tenido que reclamar fondos y ayuda de emergencia del gobierno federal en varias ocasiones”.

Eliminar los incentivos

“Hay que regresar a un proceso en el cual las personas no tengan un incentivo creado por el propio gobierno de EEUU para entrar al país. Y eso aplica para todo. Si uno quiere un hijo en una determinada escuela, por muy bueno que sea ese centro escolar tiene un límite de capacidad; por tanto, no te puedes aparecer un día y exigir que tu hijo entre en el momento que quieras. Todos los países tienen cupos y tienen leyes de inmigración; nosotros las tenemos, lo que hay es que cumplirlas; de lo contrario, millones de personas seguirán viniendo. Muchos pagan a cárteles que abusan y se enriquecen de los emigrantes”.

“Las leyes de EEUU son claras respecto a las personas que tienen derecho a entrar a este país y el proceso correspondiente. Siempre ha habido excepciones, pero este Presidente ha convertido las excepciones en las reglas y ahora eso es lo que se utiliza para el 80% o 90% de las personas que entran. Esto no sólo crea una gran contradicción con quienes llevan años aquí, sino que es un poderoso incentivo para que vengan más emigrantes. Aquí tiene que haber un control”.

El espectáculo

Sobre el juicio a Trump en Manhattan, Rubio ha dicho que es un espectáculo al estilo de países comunistas.

“Sí, lo es y lo reafirmo, sin dudas”, recalcó.

El periodista le pregunta si no es desacertado comparar lo que ocurre en EEUU con países comunistas y desacreditar el sistema judicial de este país, a lo que Rubio contestó:

“En primer lugar quienes incriminan a Trump y sus aliados son los demócratas, que critican constantemente a la Corte Suprema de EEUU, porque no les gusta la composición que tiene, quieren sacar además a la jueza de Florida que tiene el caso de Trump. Y en específico sobre el juicio en Manhattan, hay detalles clave como que el juez donó dinero y apoyó un esfuerzo en contra del expresidente Trump y en contra de los republicanos hace apenas 4 años; su hija trabaja en campañas electorales demócratas, incluso en campañas que recaudaron fondos para emplearlos en el juicio”.

Los cargos que se le impusieron a Trump no tienen precedentes en la historia del país, cargos que se vencen después de cinco años, pero éste fiscal -que aspiró a la Fiscalía prometiendo que iba a encarcelar a Trump- juntó esos cargos con un llamado delito a nivel federal que el propio gobierno federal nunca lo aplicó. Entonces este fiscal une todo eso y el juez le da instrucciones a los jurados de que no tenían que estar de acuerdo en cuál era el crimen. Mientras que todos acordaran que había un crimen, podía dividirse en tres diferentes crímenes. De ahí la cantidad de cargos. Eso no tiene precedentes.

Hunter Biden

Respecto al hijo de Biden, Hunter Biden, que fue hallado culpable de tres delitos graves por el mismo Departamento de Justicia de Biden. Rubio explicó.

“Nadie celebra el sufrimiento de una familia, pero en primer lugar te diré que si el juez hubiera donado dinero a Trump, lo hubieran retirado del caso inmediatamente. Le repito, yo no creo que debemos celebrar eso. Pero el caso de Hunter es muy puntual: él mintió en una aplicación federal; e incluso así, la fiscalía presentó un ajuste beneficioso. Fue la jueza quien no lo aceptó, pero intentaron llegar a un arreglo con él”.

“Eso es muy distinto a un caso en Nueva York con una teoría legal que jamás en la historia de este país se le ha aplicado a nadie en ningún estado ni en ninguna jurisdicción. Son completamente distintos ambos casos. Además, contra un candidato presidencial y un expresidente que encima de todo lo anterior lo tuvieron encerrado en una Corte por seis semanas en medio de su campaña y no podía hablar sobre el caso mientras que quienes estaban testificando en contra de él podían decir lo que deseaban”.

La vicepresidencia de EEUU

¿Pudiera Marco Rubio convertirse en el primer vicepresidente hispano de Estados Unidos?

“Trump nunca ha hablado conmigo sobre eso. Naturalmente tendrá que escoger a alguien, pero no hemos conversado sobre ese tema. Veremos lo que él decide. Por supuesto, para mí sería un gran honor si se me ofrece. Trump tiene una extensa lista de personas muy cualificadas”

Acerca de si le gustaría, Rubio dijo: “Si uno tiene la posibilidad de servir en este país como vicepresidente de EEUU es un honor que lo consideren y a la misma vez una gran oportunidad de continuar al servicio de la nación”.

Acerca de presuntas discrepancias con Trump que supuestamente datan de las primarias en la campaña de 2016, el senador explicó que “estábamos en medio de una contienda y no lo conocía a nivel personal, pero nunca tuvimos una relación negativa. Los votantes escogieron a Donald Trump y el llegó a la Presidencia; a partir de ahí trabajamos muy de cerca en temas de gran importancia como el Programa de Protección de Pago (PPP) que ayudó los pequeños negocios que iban a cerrar en este país, porque no había actividad económica durante el comienzo y el pico de la pandemia. Eso salvó a millones de pequeñas empresas. También trabajamos juntos en los temas de América Latina como Cuba y Venezuela”.

“Yo destaco su habilidad de escuchar y aprender en ese momento, porque como hombre de negocios no había lidiado con temas específicos de política”.

Las elecciones

En relación con las elecciones de noviembre y sus resultados, el senador Marco Rubio aclaró:

“Yo siempre he respetado el resultado de las elecciones, y lo respeto. Lo que he dicho es: si hay problemas en esa elección, el que pierda va a ir a la Corte. Los demócratas lo han hecho también”.

“Cuando los demócratas pierden un escaño en cualquier estado, lo primero que dicen es que hubo discriminación porque se exige licencia de conducir y eso discrimina a los afroamericanos y a los hispanos… una cosa ridícula, pero lo han hecho. Fueron los demócratas los que se negaron a aceptar que Trump era un Presidente legítimo en el 2016 y dispersaron por todas partes de manera falsa que fue impuesto por los rusos”.

“Hillary Clinton es la primera que se ha dedicado a decir en varias ocasiones que le robaron la elección. En resumen, lo que quiero decir es que si en la elección de 2024 hay problemas como que un estado no aplica bien las leyes y permite que voten personas que no estaban dispuestos a votar o que se detectaron irregularidades, los abogados demócratas saldrán a pelear y los políticos demócratas cuestionarán ese resultado. Así que lo importante en una elección es que se cumplan las leyes electorales y si se cumplen las leyes electorales, entonces ganará el que realmente el pueblo elige. Pero si no, volveremos a refutar los resultados como ocurrió en el 2020 cuando muchos estados ignoraron sus leyes electorales bajo la excusa de la pandemia de COVID-19. Se trata de ignorar las leyes y eso, además de grave y violatorio genera infinidad de dudas.

"Yo recuerdo en Florida, en el año 2000 hubo cuestionamientos sobre las boletas, se hicieron investigaciones y tuvimos que clarificar nuestras leyes electorales para prevenir que volviera a ocurrir. Y esa transparencia es la que exigen los estadounidenses".

[email protected]

¡Recibe las últimas noticias en tus propias manos!

Descarga LA APP

Deja tu comentario

Te puede interesar