jueves 11  de  julio 2024
EEUU

¿Salpican al presidente los juicios de su hijo Hunter Biden?

El abogado Raúl Gastesi sostiene que el veredicto de culpabilidad en su contra era ineludible “por el peso de las evidencias” y califica de delincuencial el pasado del hijo del Presidente

Por JUDITH FLORES

MIAMI — Aunque Hunter Biden, el hijo del presidente Joe Biden, podría enfrentar una sentencia de 25 años de prisión y una multa de 750.000 dólares, tras ser hallado culpable de tres delitos graves cometidos en 2018, es poco probable que pise la cárcel porque no tenía antecedentes penales.

Sin embargo, ese escenario podría cambiar en el segundo juicio programado para septiembre, donde encara cargos por evasión fiscal, otro delito grave, cuyo caso podría revelar los supuestos negocios de la familia Biden, obtenidos al amparo del poder, en momentos que su padre busca la reelección presidencial.

Hunter Biden fue declarado por un jurado por la compra de un arma en 2018. Los cargos consisten en haber mentido a un vendedor de armas con licencia federal, declarar falsamente que no consumía drogas ni era adicto, y poseer un arma ilegalmente. Durante este juicio quedó expuesto el pasado turbulento y los hábitos oscuros del hijo del mandatario, un escándalo en el que también se ha visto atrapada su familia.

Consultado sobre el veredicto y lo que se avecina para Hunter Biden, el abogado Raúl Gastesi, sostiene que al jurado no le quedó más remedio que condenar debido a las contundentes evidencias y los testimonios.

“Obviamente, él es un adicto a las drogas y todas las pruebas lo dicen, incluyendo su propia voz, aunque no testificó, lo hizo a través de su audiolibro en donde él admite que era drogadicto en esa época, así que era ilegal que tuviera armas”, afirmó el experto.

Durante el juicio, la fiscalía puso de relieve la gravedad del problema de Hunter Biden con las drogas, mediante pruebas embarazosas y testimonios muy personales, que incluyeron los amoríos con quien había sido su cuñada, la viuda de su hermano Beau Biden, fallecido en 2015.

“Nadie en este país está por encima de la ley”, declaraba el fiscal especial del caso, David Weiss, que encabezó la investigación federal contra Hunter Biden, tras conocerse el veredicto del jurado.

El abogado Gastesi no cree que esa sentencia sea un mérito del Departamento de Justicia. “El fiscal habla de que el sistema funcionó, pero no fue por hechos del fiscal, él quería que Hunter Biden se declarara no culpable a todos los cargos, fue la jueza (Maryellen Noreika) quien insistió y empezó a hacer ciertas preguntas y salió a la luz lo que ellos (el Departamento de Justicia) estaban haciendo, entonces estaban obligados a llevarlo a juicio. En California, él [Hunter Biden] tiene que ir a juicio de nuevo para responder por cargos de evadir impuestos”.

Gastesi se refiere al acuerdo de culpabilidad que Hunter Biden alcanzó con el Departamento de Justicia para evitar la cárcel. Ese pacto, logrado en dos partes sobre evasión de impuestos y de posesión de armas, se suponía cerrado tras la larga investigación supervisada por el fiscal federal de Delaware, David Weiss. Sin embargo, el acuerdo fracasó después de que la jueza Noreika planteó dudas sobre los términos de un convenio irregular, ya que incluía no sólo librarse de no haber declarado al fisco los millonarios ingresos que Hunter había obtenido en 2017 y 2018, sino también del cargo de posesión de un arma de fuego, considerado un delito grave en Estados Unidos cuando se trata de una persona con adicciones a las drogas.

El trato se desmoronó y Hunter Biden se enfrenta a juicio en dos casos separados.

El secretario del Departamento de Justicia, Merrick Garland, nombrado por Biden, presionado por las críticas y por la supuesta aplicación de la justicia de manera parcial en beneficio del hijo del presidente, nombró fiscal especial a la persona que investigaba los casos, el fiscal federal Weiss, para “profundizar la pesquisa”.

Pese a la orden de “profundizar” en la investigación, Hunter Biden se enfrenta a la justicia por los cargos menores, gracias a la “demora” en la investigación, los delitos mayores prescribieron.

Esa “demora” fue evidenciada por dos funcionarios del Servicio de Rentas Internas (IRS, por sus siglas en inglés) ante el Congreso, Gary Shapley y Joseph Ziegler, quienes confirmaron que el Departamento de Justicia favoreció al hijo de Joe Biden, en las acusaciones sobre fraude fiscal que el propio Hunter acabó admitiendo con el acuerdo, pero que retiró tras conocer que iría a juicio y se declaró “no culpable”.

Shapley y Ziegler admitieron en julio de 2023, ante una audiencia en el Congreso, que los pasos dados en la investigación fueron “lentos o bloqueados” y que las autoridades informaron al equipo legal de Hunter Biden sobre la estrategia para limpiar de pruebas la investigación.

“Basado en mi experiencia, puedo asegurar que el manejo de la investigación tributaria de Hunter Biden por parte de la oficina del Fiscal de los Estados Unidos y del Departamento de Justicia de Delaware fue muy diferente a cualquier otro caso vivido en mis 14 años en el IRS”, manifestó en ese entonces Shapley.

El agente del IRS, Joseph Ziegler, alegó un encubrimiento en la investigación a Hunter Biden.

Shapley y Ziegler coincidieron en que el fiscal David Weiss, no pudo acusar al hijo del presidente de delitos fiscales debido a la oposición de los fiscales designados por Biden.

“El problema es que, por todas las demoras, las cosas que la fiscalía dejó pasar, los cargos más fuertes donde Hunter Biden evadió más impuestos durante la vicepresidencia de su papá han caducado, eran los cargos más problemáticos porque se trata de una mayor cantidad de dinero e iban a salir a la luz todas las ganancias de la familia Biden, pero ahora nada de eso saldrá a la luz”, afirmó Gastesi.

Los casos a los que se enfrenta Hunter Biden son catalogados como delitos menores. El segundo juicio, es por no pagar 1,4 millones de dólares en impuestos durante los años 2017 y 2018.

¿Extorsión e influencias?

Los republicanos en el Congreso realizan investigaciones sobre los negocios que Hunter Biden hizo con China y Ucrania cuando su padre era el vicepresidente, durante la administración de Barack Obama (2009-2017).

Una de las investigaciones es por presunto tráfico de influencias y de utilizar el cargo de su padre para promover sus negocios que le dejaron millonarias ganancias.

Sobre el tema, el presidente del comité de Supervisión de la Cámara de Representantes, James Comer, escribió en su cuenta de Twitter, que durante su testimonio Devon Archer confirmó que Joe Biden era "la marca" que su hijo vendía en todo el mundo para enriquecer a la familia Biden. “¿Qué vendían los Biden? Nada más que acceso e influencias a los más altos niveles de gobierno”, afirmó y dijo que el presidente Biden necesita ser honesto. ¿Qué más está escondiendo?”, cuestionó.

Un reportaje publicado en julio de 2019 en el diarioThe Washington Post, describe que “gran parte de la carrera de Hunter Biden ha coincidido con el trabajo de su padre como senador y vicepresidente".

Tras designar Obama a Biden como encargado de la política entre Estados Unidos y Ucrania, un par de semanas más tarde, su hijo Hunter se integró a la junta directiva de Burisma. Ese hecho, el posible fraude fiscal, la corrupción en la obtención de permisos para la producción de gas, y el posible envío de dinero a Estados Unidos fueron motivo de investigación de los organismos anticorrupción de Ucrania.

De acuerdo con reportes periodísticos, Hunter Biden sería blanco de las investigaciones por la Fiscalía en Ucrania, y en el momento que preparaban la solicitud para interrogarlo por el envío de 3,000,000 de dólares a Estados Unidos, el entonces vicepresidente Biden, viajó a Kiev y obligó al presidente ucraniano en ese momento, Petró Poroshenko, a despedir al fiscal general Viktor Shokin, a cargo de la investigación. De no suceder así, no desembolsaría un préstamo por 1.000 millones de dólares que Ucrania necesitaba en ese momento para mantener la solvencia económica.

Sobre el despido del fiscal, el propio Biden se refirió al tema en 2016, pero dándole una motivación diferente a su decisión, de acuerdo con un video grabado durante un evento del Consejo de Relaciones Exteriores en 2016.

“Recuerdo haber estado convenciendo a nuestro equipo de que deberíamos estar proporcionando garantías de préstamos, y fui… supongo que la vez número 12 o 13 a Kiev, para anunciar que había otros miles de millones de préstamos. Recibí una promesa de (Petró) Poroshenko (presidente de Ucrania) y (Arseni) Yatsenyuk (primer ministro de Ucrania en ese momento) de que tomarían medidas contra el fiscal general, pero no lo hicieron. Y les dije que no les daremos 1.000 millones de dólares. Ellos respondieron: "No tienes autoridad, no eres el presidente, el presidente lo ha prometido". Les respondí: “Llámalo. Te dije que no recibirás 1.000 millones de dólares". Les dije que me iba en 6 horas, y que, si para ese momento no despedían al fiscal, no recibirían el dinero. Y bueno, hijo de puta, lo despidieron", contó Biden sobre ese hecho, en un testimonio recogido en video.

El relato del mandatario provocó risas entre los asistentes.

Para el abogado Gastesi, Hunter Biden ha sido un niño de privilegios.

Hunter salpica al padre

El abogado Gastesi dijo que como padre se puede imaginar lo que está pasando el presidente Biden por la adicción a las drogas de su hijo a quien crió. “Es un señor mayor, ver a un hijo, no importa la edad que sea, es digno de lástima, pero también es un delincuente, es un niño de privilegios”. Y agregó “los hechos son los hechos, es un adicto que cometió muchos crímenes económicos ayudando o asistiendo con el nombre de su papá para recaudar dinero y el presidente y su hermano no han sido transparentes sobre el porqué y cómo ellos recibieron dinero y por qué se tuvieron que utilizar tantas compañías off shore”.

El letrado estima que la información que salga a luz en el juicio del caso de evasión podría salpicar un poco al presidente Biden.

“El caso del juicio por la portación de arma ilegal no tiene nada que ver con el presidente, se trata de su hijo, una persona adicta que no debería haber mentido al solicitar un permiso para obtener un arma de fuego, pero cuando hablamos del caso de los impuestos, a lo mejor ahí sale alguna evidencia de corrupción económica, ¿dónde está el dinero? ¿Qué sabía el hermano (del presidente), James Biden? Esas cosas sí pueden salpicar al presidente.

Esa situación es la que preocupa a los asesores de la campaña presidencial del demócrata. El juicio está programado dos meses antes de las elecciones y la información podría afectar la imagen del mandatario, empleada por el hijo para hacer negocios.

La laptop

El abogado Gastesi, dijo que en el primer juicio contra Hunter Biden, se confirmó que la laptop que el hijo del presidente dejó abandonada en un taller de reparación, que posee información sobre los negocios y la vida de adicción y sexo que ha llevado Hunter Biden, es auténtica y fue empleada como evidencia.

“Se decía que la (computadora) laptop era parte de un complot de los rusos, del servicio secreto de los rusos y ahora la laptop es parte de la evidencia en una corte federal y el mismo FBI ha dicho que esa laptop era de Hunter Biden y es auténtica, eso sí le puede empezar a afectar a Biden”.

Los republicanos del Congreso han señalado que seguirán investigando los negocios de los Biden.

La fecha de la sentencia de Hunter Biden aún está pendiente. Mientras, los estadounidenses están a la espera del segundo juicio por evasión fiscal y de lo que ahí saldrá a luz.

[email protected]
@FloresJudith7

¡Recibe las últimas noticias en tus propias manos!

Descarga LA APP

Deja tu comentario

Te puede interesar