NUEVA ORLEANS.- Diecisiete años después de que el huracán Katrina inundara Nueva Orleans, el Cuerpo de Ingenieros del Ejército de Estados Unidos finalizó la construcción de un amplio sistema que incluye compuertas, diques reforzados y otras protecciones.

El anillo de 210 kilómetros (130 millas) está diseñado para contener marejadas ciclónicas de unos 9 metros (30 pies) en los alrededores de Nueva Orleans y los suburbios de tres distritos.

Te puede interesar

Es “el proyecto de obra civil más grande de la historia del Cuerpo de Ingenieros y el resultado de casi dos décadas de trabajo arduo y colaboración a nivel local, estatal y federal”, dijo el gobernador John Bel Edwards durante un acto simbólico de entrega al estado el viernes.

“Los habitantes de Nueva Orleans han sufrido lo peor que puede ofrecer la madre naturaleza, y con la conclusión del sistema estarán protegidos por lo mejor de la ingeniería, el diseño y la defensa contra los huracanes”.

La temporada de huracanes en el Atlántico comienza el 1 de junio, y los meteorólogos estadounidenses prevén que será muy intensa.

El Congreso asignó 14.500 millones de dólares para lo que formalmente se denomina como Sistema de Reducción de Riesgos de Huracanes y Tormentas (HSDRRS, por sus siglas en inglés) y proyectos relacionados.

El sistema comprende dos elementos que el Cuerpo de Ingenieros califica como los más grandes del mundo: una estación de bombeo y una barrera de 2,9 kilómetros (1,8 millas) que puede cerrarse contra las marejadas ciclónicas.

Luisiana pagará 1.100 millones de dólares, según informó el viernes la oficina del gobernador a través de un correo electrónico. No precisó si eso incluye los intereses.

En 2021 los diques resistieron el huracán Ida, aunque algunos suburbios situados en las afueras del sistema se inundaron.

En 2011, el sistema podía proteger contra una tormenta con una probabilidad del 1% de producirse en un año determinado, según el Cuerpo de Ingenieros.

Desde entonces, los diques se han reforzado para evitar la erosión y la socavación cuando las marejadas más fuertes sobrepasen su parte superior, y se han añadido tres cierres permanentes de canales y bombas.

“Sabemos que en algún momento nos enfrentaremos a una marejada superior a las elevaciones de una tormenta de 1% de probabilidad, por lo que diseñamos el sistema HSDRRS para que fuera sobrepasado”, dijo el coronel Stephen Murphy, comandante del distrito de Nueva Orleans del Cuerpo de Ingenieros, en un comunicado de prensa.

“Con todos los blindajes ya colocados, este sistema llega a la temporada de huracanes de 2022 más sólido que nunca”.

El estado lleva años asumiendo el control del proyecto a medida que se van construyendo los componentes, señaló el diario Times-Picayune/The New Orleans Advocate.

Se espera que los costos de mantenimiento y operación del sistema asciendan a unos 25 millones de dólares al año para la Autoridad de Protección contra Inundaciones del Sureste de Luisiana-Este y unos 7,8 millones de dólares anuales para su contraparte de la ribera oeste.

FUENTE: Con información de AP

Aparecen en esta nota:

Diario Las Américas no se hace responsable de las opiniones emitidas por los lectores; sin embargo, exhorta a evitar el lenguaje vulgar u ofensivo contra terceros. Nuestra empresa se acoge al derecho de eliminar cualquier comentario que viole estas normas.

Diario Las Américas is not responsible for the opinions issued by the readers; however, it urges to avoid vulgar or offensive language against third parties. Our company is entitled to remove any comments that violate these rules.

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿La emigración interna en EEUU ha impulsado el aumento de precios? 30.96%
¿Los gobiernos locales deben ofrecer alternativas asequibles ante el alza de precios de alquileres? 35.84%
¿Las personas jubiladas deben recibir algún tipo de asistencia para poder enfrentar esos precios? 33.2%
16672 votos

Las Más Leídas