sábado 1  de  junio 2024
ELECCIONES 2024

A la espera del desenlace y de un veredicto histórico contra un expresidente

En pocos días se conocerá un veredicto histórico sobre el juicio al expresidente Donald Trump, un caso considerado débil y con un testigo principal que ha sido declarado “mentiroso y ladrón” al admitir que robó a la organización Trump

Por JUDITH FLORES

MIAMI — Después de casi cinco semanas, el juicio contra el expresidente Donald Trump por supuesta falsificación de registros contables en Nueva York se encuentra en la etapa crucial y el veredicto histórico de un jurado se podría conocer tan pronto como la próxima semana.

A partir del martes por la mañana, los fiscales y abogados defensores tendrán su última oportunidad de dirigirse al jurado con sus argumentos finales, los cuales se anticipa que se extiendan durante gran parte del día, si no es que todo.

La decisión del jurado integrado por 12 miembros debe ser unánime, tanto para absolver como para condenar al expresidente Trump, de lo contrario el juicio será anulado.

Se espera que las deliberaciones del jurado inicien al día siguiente. Trump, el primer expresidente en ser sentado en el banquillo ante la justicia penal, es acusado de 34 cargos por el fiscal de distrito, el demócrata Alvin Bragg, por supuesta falsificación de documentos contables relacionados con el pago de 130.000 dólares a la actriz porno Stormy Daniels, la mujer que asegura tuvo una relación sexual con el exmandatario hace 18 años atrás y que supuestamente recibió el monto a cambio de su silencio durante la campaña electoral de 2016, año en que Trump terminó ganando la presidencia a la demócrata Hillary Clinton.

Los cargos se derivan de los registros contables de la Organización Trump por pagos al exabogado del expresidente, Michael Cohen, que fueron catalogados como gastos legales. Sin embargo, la fiscalía alega que Trump “camufló” y cometió “delito” al registrar esa transferencia como gastos legales en las cuentas de la organización para pagar a Cohen por los 130.000 dólares desembolsados a la actriz porno para que ella no divulgara la supuesta relación sexual que afirma tuvo con Trump.

Para el exfiscal del condado Miami-Dade y analista legal, Sabino Jauregui, el veredicto será interesante. “El martes que viene van a tener los argumentos finales la fiscalía, la defensa y de ahí el jurado empezará las deliberaciones del caso el miércoles para tratar de llegar a una decisión sobre si es culpable o no. Va a ser muy interesante (el veredicto). El caso, al fin del día, viene siendo basado en Michael Cohen, que es el testigo estrella de la fiscalía, es el único que ha podido testificar de una conexión directa entre Trump y este supuesto pago de $130.000 a la actriz porno Stormy Daniels”.

Pero la credibilidad de Michael Cohen, el principal testigo del fiscal Bragg, quedó en evidencia en el proceso. La defensa del expresidente hizo hincapié en el historial de Cohen, quien fue condenado a tres años de cárcel en 2018 por mentir al Congreso y fraude electoral y fiscal por el caso del juicio.

La defensa de Trump dejó en evidencia los robos realizados por Cohen a su exjefe el expresidente Donald Trump, un hecho que el mismo “testigo estrella” del fiscal Bragg admitió durante el juicio que apropió de 30.000 dólares que debía ser parte de un reembolso de 50.000 dólares a una compañía tecnológica. Cohen admitió que le dio a la compañía sólo 20.000 dólares.

“Así que usted le robó a la Organización Trump?”, cuestionó el abogado defensor del expresidente Trump, Todd Blanche.

“Sí, señor”, respondió Cohen, añadiendo que nunca reembolsó el dinero a la compañía de Trump.

Cohen nunca ha sido acusado penalmente por robarle a la compañía de Trump.

El exfiscal Jauregui calificó como un gran éxito el interrogatorio de la defensa a Cohen. “Lo hicieron lucir como un mentiroso y como un ladrón, él mismo admitió que le robó miles de dólares a la organización Trump”.

El error

Los interrogatorios concluyeron el martes 21. La defensa llevó a un segundo testigo, el abogado Robert Costello, un veterano de los tribunales que cuestionó la versión del principal acusador y testigo de la fiscalía, Michael Cohen, exabogado y hombre de confianza de Trump.

Costello había empezado a declarar el lunes, pero hizo “salir de sus casillas” al juez Juan Merchán, un donante de la campaña del expresidente Joe Biden, que lo amonestó y llamó al orden, un trato considerado diferenciado en comparación con los testigos de la parte acusadora a quienes el juez les permitió todo tipo de testimonios incluyendo el de la actriz porno que describió con lujo de detalles el supuesto encuentro sexual.

Para el exfiscal Jauregui, fue un error de la defensa de Trump llevar un segundo testigo, luego del interrogatorio a Cohen.

“Pienso que la defensa hizo un gran error al llevar a ese testigo, el abogado Costello, que lo llamaron para un propósito bien limitado para contradecir algunas cosas que había dicho Michael Cohen. La defensa había tenido tan gran éxito interrogando a Cohen que lo habían destruido porque lo hicieron lucir como un mentiroso y como un ladrón, él mismo admitió que le robó miles de dólares a la organización Trump”.

“La defensa debió haber parado ahí mismo y que ese hubiese sido el último testigo que hubiera escuchado el jurado, pero en vez de eso llamaron a este testigo que lo que hizo fue fajarse con el juez y después la fiscalía con éxito pudo también, usando una serie de correos electrónicos, mostrar que ese testigo estaba más interesado en mantener a Cohen silencioso, así es que fue un gran error de estrategia del equipo de defensa de Trump cuando le había ido tan bien con Michael Cohen”.

Costello declaró durante su testimonio que el abogado Cohen le dijo en diferentes ocasiones que Trump desconocía los pagos a la actriz porno y que él se encargaba de la situación.

¿Juicio justo?

Eso se sabrá hasta que se conozca el veredicto, señala el exfiscal Jauregui, quien tiene un doctorado en Jurisprudencia.

“Si el juicio ha sido justo o no, eso no se va a saber hasta que no se llegue a un veredicto y se pueda ver el transcripto y eso se va a manejar en una apelación, pero la jurisdicción donde lo están acusando no le favorece a Donald Trump, es una jurisdicción que le favorece a la fiscalía en este tipo de casos”, afirmó el letrado.

En este sentido, agregó que pese a que la jurisdicción donde se lleva el juicio contra Trump, los jurados dan sorpresas. “La posibilidad existe de ser exonerado, los jurados te dan sorpresas. Algunas veces lo que un abogado piensa que es importante, una evidencia o un testigo, el jurado no le da importancia y se concentran en otros temas del juicio, así que los abogados aprenden a no predecir un veredicto porque los jurados constantemente te dan sorpresas y algunas veces uno no sabe en qué se van a enfocar cuando están deliberando”, apuntó.

Otro de los aspectos que Trump ha denunciado es la orden mordaza del juez Merchán, asegurando que esa acción viola sus derechos a la libre expresión protegidos por la Constitución. Jauregui señaló que la orden mordaza es una herramienta legal empleada en los juicios de alto perfil.

“La orden mordaza que le impusieron al expresidente no es diferente a ninguna otra orden de un caso con un alto perfil. He estado en muchos juicios donde los jueces han impuesto esas órdenes. Sí te puedo decir que si hubiese sido un cliente mío que no se llame Trump y hubiese violado la orden, habría estado 10 veces en la cárcel. El juez ha sido relativamente paciente con Trump, se ha aguantado a no meterlo en la cárcel porque sabe que es casi seguro lo que Trump quiere”, comentó.

A la espera

La próxima semana será crucial, los ojos de los estadounidenses y el mundo están sobre el tribunal donde se lleva a cabo el juicio contra el expresidente a la espera del veredicto. Analistas estiman que una condena sería un hecho histórico en Estados Unidos y un terremoto político en plena campaña presidencial.

El analista republicano Anthony Verdugo valoró que el caso de la fiscalía de Nueva York está en tela de juicio porque el jurado, que a su juicio se ha mostrado objetivo y neutral, ha visto que se trata de un caso débil y que el robo de Cohen a la Organización Trump, socava la credibilidad del testigo estrella de la fiscalía.

“Creo que el caso de la fiscalía está en tela de juicio por su testigo estrella Michael Cohen, que ha admitido en el pasado mentir, de cometer perjurio por lo que fue a la cárcel, pero también hoy sabemos algo que no se sabía antes y es que le robó aproximadamente 30.000 dólares a la Organización Trump en una transacción financiera, esto es una luz nueva para los miembros del jurado y por eso creo que Trump tiene una buena oportunidad de sino ver un veredicto de no culpable, ver un jurado indeciso”, dijo el analista político.

“El cargo que le han impuesto a Trump de falsificar los documentos contables de la Organización Trump para cometer otro crimen que es interferir en las elecciones de 2016, nunca se ha llevado a una Corte y creo que es un cargo débil”, añadió.

El analista republicano valoró el desarrollo del proceso, considera que ha sido un juicio bastante fuerte no solo para Trump, también para los estadounidenses que por primera vez ven a un expresidente en el banquillo de los acusados, un juicio que califica de injusto, con un caso débil y con el actuar indebido del juez Juan Merchán al amenazar al expresidente con encarcelarlo por expresarse en los medios.

“Vimos que el juez no se atrevió a cumplir su amenaza porque sabía que, si él hacía eso, el enfoque no sería hacia el acusado, sino hacia él, sabía que la defensa del expresidente apelaría y que lo sacarían de la cárcel e iba a fortalecer más la figura de Trump y convertirlo en una víctima, por eso no lo hizo el juez”, valoró Verdugo.

Trump sostiene que el proceso tiene un cariz político y se quejó en varias ocasiones durante el juicio de que la obligación de comparecer a las audiencias en la corte de Nueva York le está impidiendo hacer campaña.

“No me permiten hacer nada de política, porque he estado sentado en una sala fría y oscura (del tribunal) las últimas cuatro semanas. También se quejó de la orden mordaza del juez, quien le impuso multas al considerar que el exmandatario las violó.

La fiscalía ha quedado en evidencia del poco profesionalismo y de no aplicar la ley de forma imparcial. “El fiscal Alvin Bragg, que es demócrata, hizo campaña y su plataforma fue que iba a enjuiciar a Trump, ahí se ve que él no ha actuado de buena fe. Según la ley, un abogado tiene que seguir la evidencia. Él no hizo eso, él siguió al acusado”.

Si Trump fuese condenado, aún podría postularse a la presidencia.

[email protected]
@FloresJudith7

¡Recibe las últimas noticias en tus propias manos!

Descarga LA APP

Deja tu comentario

Te puede interesar