WASHINGTON.- Un grupo de activistas criticó hoy la desorganización y el caos de la Administración del presidente Donald Trump para ejecutar la polémica política de "tolerancia cero" en la frontera, que dejó a cerca de 3.000 niños separados de sus padres.

"Está muy claro que el DHS (Departamento de Seguridad Nacional) no estaba preparado para la implementación de la política de 'tolerancia cero", señaló en una llamada con periodistas la asesora de la Comisión de Mujeres Refugiadas, Leah Chavla.

Chavla hizo estas declaraciones después de evaluar las conclusiones de un informe que divulgó este martes la Oficina del Inspector General del DHS.

Entre otras cuestiones, la experta lamentó que, en algunas ocasiones, los agentes de la Patrulla Fronteriza (CBP, en inglés) rechazaron reunificar a familias en su custodia porque "no querían hacer el papeleo requerido para readmitir a los adultos que ya habían sido procesados".

Chavla también censuró que el DHS haya defendido en los últimos meses la existencia de una base de datos que controlaba las identidades de los niños y los padres separados, una herramienta de la que "no hay prueba de que existiera en ningún momento", de acuerdo a los hallazgos del estudio.

Embed

Otra de las preocupaciones de Chavla y de la directora de políticas de la organización Niños con Necesidad de Defensa (KIND, por sus siglas en inglés), Jennifer Podkul, tiene que ver con las largas estancias que pasan los menores en los centros de detención o en las propias oficinas de la CBP por culpa de la controvertida política.

De acuerdo a datos facilitados por KIND, 254 niños que fueron separados de sus padres entre abril y junio siguen todavía bajo custodia de las autoridades porque sus padres fueron deportados a sus países de origen, incluyendo 16 menores de 5 años.

Para el médico Alan Shapiro, miembro de la Academia Estadounidense de Pediatría (AAP, en sus siglas en inglés), estos largos periodos de "alto estrés" pueden afectar "considerablemente" la arquitectura de los cerebros en niños.

"Este tipo de estrés tóxico puede causar efectos muy negativos en el largo plazo. Estamos muy preocupados por eso", indicó Shapiro, que también forma parte de un grupo especializado en la salud de los inmigrantes.

La política de "tolerancia cero", cuya aplicación comenzó en abril y que Trump tuvo que frenar con una orden ejecutiva por la presión pública y de los tribunales, propició la separación de casi 3.000 menores de edad en la frontera sur con México.

FUENTE: EFE

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Está usted de acuerdo con un "alcalde fuerte" para la ciudad de Miami?

SI
NO
NO SÉ
ver resultados

Las Más Leídas