jhernandez@diariolasamericas.com
@JesusHdezHquez

MIAMI.- Analistas de un lado y el otro del entorno político del país anticipan una fiera campaña presidencial, tras presenciar posiciones diametralmente opuestas en Minneapolis, donde el presidente Donald Trump habló a sus seguidores y quienes se oponen a su reelección protestaron por la presencia del mandatario.

Te puede interesar

Consciente de que la Cámara de Representantes averigua sobre las supuestas presiones que habría hecho Trump a Ucrania, para que investigara a su posible rival demócrata Joe Biden y el hijo Hunter, el titular de la Casa Blanca arrancó con un puñetazo veloz y directo al asegurar que “los Biden se hicieron ricos, y eso está corroborado; mientras que Estados Unidos era robado”.

El trato preferencial a los Biden aún no está probado, como tampoco se ha probado el de los hijos de Trump, cuando los demócratas acusan a la familia presidencial de abuso de poder, pero el mitin en Minneapolis sirvió para tantear el terreno por ser el primer acto de campaña producido tras el anuncio del polémico proceso que de concretarse, podría terminar en la destitución del Presidente.

Estrategia

“Creo que el Presidente dio a conocer su estrategia de defensa”, comentó a DIARIO LAS AMÉRICAS James Williams, profesor de ciencias políticas de Florida State University, en Tallahassee.

De hecho, “Trump no empleó mucho tiempo para defenderse de la supuesta presión que ejerció al presidente de Ucrania, sino que dirigió sus municiones a lo que él considera la podredumbre que lo acusa, el pantano (swamp) como le llama”.

“Quieren borrar tu voto, como si nunca hubiera existido”, proclamó Trump. “Quieren borrar tu voz y quieren borrar tu futuro”, subrayó Trump.

“Arremeter contra quienes lideran [lo que el Presidente califica de] el ‘pantano’ es una práctica probada que le da frutos. Como igual da buenos frutos tildar a uno y el otro de socialista”, reflexionó el profesor Williams. “Incluso si utiliza frases grotescas como ‘really stupid’, para Nancy Pelosi, ‘a disgrace and America-hating socialist’, a la congresista Ilhan Omar, o inclusive ‘Biden understood how to kiss Barack Obama’s ass’, para el exvicepresidente Biden”.

El académico también discurrió sobre las razones que podrían provocar tales calificativos. “No solo se siente acosado por la oposición, sino también por la mayor parte de los medios de comunicación. No hay hecho u obra que le reconozcan [al Presidente]”, señaló el analista.

“Y esa situación”, reconoció el profesor, “saca de quicio a cualquiera, no solo a quien explota por cualquier cosa”.

Del otro lado

En las inmediaciones del gran auditorio en Minneapolis, adonde la Policía municipal tuvo que ser desplegada, abundaron los gritos, forcejeos, gas pimienta, porras en mano y pancartas con calificativos ofensivos hacia el Presidente, llamándolo desde mentiroso y corrupto hasta fascista y nazi.

También se escucharon los cánticos de “Lock him up”, enciérralo, como el otro lado vociferó antes “Lock her up” en referencia a Hillary Clinton.

“Ésa es la imagen que más me preocupa”, indicó el académico. “Una cosa es insultar desde un podio y otra es lanzarse a la calle a ofender, criticar y provocar un alboroto que pudiera terminar en confrontación física y mucho más”.

No obstante, quienes miran a un lado y el otro, como el profesor Williams, saben que nada está hecho en blanco y negro. “Hay matices en ambos lados de la línea que los separa”, valoró.

“Y eso matices están dados por la diferencia diametral que significa un partido y el otro, este gobierno y el anterior, y la innegable pena que significa para los demócratas haber perdido la Casa Blanca en 2016 por el voto electoral de estados, aun cuando ganaron el sufragio popular”.

Aparecen en esta nota:

DLA Clasificados

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Está de acuerdo con la salida de las tropas de EEUU del norte se Siria?

No
No sé
ver resultados

Las Más Leídas