miércoles 15  de  mayo 2024
EEUU

Barcazas trasladan grúas a Baltimore para retirar restos retorcidos del puente

Las autoridades buscan retirar los escombros, recuperar los cuerpos de 4 trabajadores desaparecidos e investigar la causa del choque del buque con el puente

Por REDACCIÓN/Diario Las Américas

BALTIMORE Enormes barcazas que transportaban grúas se dirigieron hacia Baltimore el jueves para comenzar el desafiante trabajo de retirar metal retorcido y concreto en un intento de crear una ruta de transporte clave bloqueada por los restos del puente Francis Scott Key.

El gobernador de Maryland, Wes Moore, prometió que “las mejores mentes del mundo” estaban trabajando en planes para limpiar los escombros, retirar del canal el carguero que chocó contra el puente, recuperar los cadáveres de los cuatro trabajadores restantes que se presumen muertos e investigar qué salió mal.

“El gobierno trabaja de la mano con la industria para investigar el área, incluyendo los restos de la embarcación, y retirar el barco”, añadió Moore, un demócrata cuyo gobierno también pidió el jueves 60 millones de dólares en fondos federales de emergencia para iniciar las tareas.

La financiación inicial era necesaria, afirmó, para “sentar las bases de una rápida recuperación”. El presidente Joe Biden ha prometido que el gobierno federal pagará el costo total de la reconstrucción del puente.

“Este trabajo no llevará horas. Este trabajo no llevará días. Este trabajo no llevará semanas”, declaró Moore. “Tenemos un camino muy largo por delante”.

Funcionarios de la Guardia Costera de Estados Unidos dijeron el miércoles por la noche que las barcazas se dirigían al lugar donde el puente cruzaba el río Patapsco, pero no estaba claro cuándo llegarán.

Operación de salvamento

La devastación en el lugar del colapso, que ocurrió cuando un carguero fuera de control lo embistió la madrugada del martes, es extensa. Los buzos llegaron a los cadáveres de dos hombres dentro de una camioneta cerca del tramo medio del puente el miércoles, pero los funcionarios dijeron que tendrán que comenzar a retirar los restos retorcidos antes que alguien pueda llegar a los cuerpos de otros cuatro trabajadores desaparecidos. Los buzos reanudarán la búsqueda una vez que se retiren los escombros.

“Ahora estamos pasando de un modo de recuperación a una operación de salvamento. Debido a la superestructura que rodea lo que creemos que son los vehículos y la cantidad de concreto y escombros, los buzos ya no pueden navegar ni operar de manera segura alrededor de eso”, dijo el coronel Roland L. Butler Jr., superintendente de la Policía Estatal de Maryland, en una conferencia de prensa el miércoles.

“Hemos agotado todos los esfuerzos de búsqueda en las áreas alrededor de estos restos y, según los escaneos de sonar, creemos firmemente que los vehículos están encerrados en la superestructura y el concreto que trágicamente vimos desplomarse”, dijo Butler.

Butler pidió paciencia y advirtió que “no se cuenta con un cronograma definitivo”.

Inicio de la investigación

Los funcionarios de la Junta Nacional de Seguridad en el Transporte de Estados Unidos (NTSB, por sus siglas en inglés) abordaron el barco, el Dali, para recuperar información de sus dispositivos electrónicos y documentos y entrevistar al capitán y otros miembros de la tripulación. Los investigadores compartieron una cronología preliminar de los eventos antes del choque, que según las autoridades federales y estatales aparentemente se trató de un accidente.

De los 21 miembros de la tripulación del barco, 20 son de la India, indicó el jueves a los periodistas Randhir Jaiswal, portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores de ese país. Uno resultó levemente herido y requirió puntos, pero “todos están en buena forma y de salud”, dijo Jaiswal.

Las víctimas, que formaban parte de una cuadrilla de trabajadores de la construcción que reparaba los baches en el puente, eran oriundas de México, Guatemala, Honduras y El Salvador, detalló Butler. Al menos ocho personas cayeron inicialmente al agua cuando el barco chocó contra la columna del puente, y dos de ellas fueron rescatadas el martes, de acuerdo con las autoridades.

El choque causó que el puente cayera al agua en cuestión de segundos. Las autoridades tuvieron el tiempo justo para frenar el tráfico de vehículos, pero no tuvieron la oportunidad de alertar al equipo de construcción.

El Dali, gestionado por Synergy Marine Group, se dirigía de Baltimore a Sri Lanka. Es propiedad de Grace Ocean Private Ltd. y el gigante naviero danés Maersk indicó que lo había fletado.

En un comunicado emitido el jueves por la mañana, Synergy expresó su pesar y su solidaridad con las familias de las víctimas.

“Lamentamos profundamente este incidente y los problemas que ha causado a la población de Baltimore y a la economía de la región, que depende de este puerto de vital importancia”, dijo Synergy, señalando que continuarán cooperando con las autoridades en la investigadores.

Miles de contenedores

El enorme buque transportaba cerca de 4.700 contenedores metálicos, 56 de ellos con materiales peligrosos en su interior. Trece de ellos fueron destruidos, según las autoridades. Sin embargo, los higienistas industriales que evaluaron el contenido los identificaron como perfumes y jabones, según el Centro de Información Conjunta del Puente Key.

“No hubo ninguna amenaza inmediata para el medio ambiente”, sostuvo el centro.

Se han colocado barreras en el área para controlar la propagación de cualquier líquido que se filtre al agua, y las autoridades ambientales estatales tomaron además muestras del agua el jueves.

Cadena de suministros afectada

La pérdida repentina de una carretera por la que circulan 30.000 vehículos al día y la interrupción del puerto afectarán no sólo a miles de trabajadores portuarios y viajeros sino también a los consumidores estadounidenses, quienes probablemente sentirán el impacto de los retrasos en los envíos.

Los gobernadores de Nueva York y Nueva Jersey han ofrecido hacerse cargo de los envíos de carga que se han interrumpido. La gobernadora de Nueva York, Kathy Hochul, y el gobernador de Nueva Jersey, Phil Murphy, dijeron en un comunicado el jueves que los puertos de sus estados pueden manejar envíos adicionales en un intento de minimizar las afectaciones a la cadena de suministro.

El secretario de Transporte, Pete Buttigieg, dijo que el gobierno de Biden estaba concentrado en reabrir el puerto y reconstruir el puente, pero no fijó un cronograma para ello.

Entre 1960 y 2015, se registraron 35 derrumbes importantes de puentes en todo el mundo debido a colisiones de barcos o barcazas, según la Asociación Mundial para la Infraestructura del Transporte Acuático.

FUENTE: Con información de AP

¡Recibe las últimas noticias en tus propias manos!

Descarga LA APP

Deja tu comentario

Te puede interesar