domingo 22  de  enero 2023
DIPLOMACIA

Biden recibe a Macron en medio de tensión comercial

Biden tiene previsto homenajear el jueves a Macron con la primera cena de Estado de su presidencia, luego de una reunión de alto nivel

WASHINGTON.- Los presidentes Joe Biden y Emmanuel Macron celebraban la arraigada relación entre EEUU y Francia, aunque en esa ocasión eran amigos con diferencias. El presidente de Francia aprovechó su visita a Washington para criticar con dureza algunos aspectos de la ley sobre clima impulsada por Biden como un mal acuerdo para Europa.

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, recibió con pompa este jueves a su par de Francia Emmanuel Macron para una visita de Estado empañada por los proyectos de recuperación industrial estadounidenses calificados de "agresivos" por París.

Acompañado por su esposa Brigitte, Macron fue recibido poco después de las 9:20 a.m por Biden en la escalinata de la Casa Blanca

Estados Unidos y la Unión Europea "no están en pie de igualdad" por las subvenciones estadounidenses previstas en el gran plan climático del presidente demócrata, que favorecen los productos "fabricados en Estados Unidos", volvió a lamentar este jueves Macron, entrevistado por la cadena de televisión ABC.

La alianza con Estados Unidos "es más fuerte que todo", pero Europa no debe convertirse en una "variable de ajuste" en un momento en que Biden dedica todas sus fuerzas a contrarrestar la rivalidad con China, dijo el miércoles.

Cañonazos e himnos a su llegada, reunión junto a la chimenea en el Despacho Oval, rueda de prensa conjunta y cena de gala. Esta es la acogida destinada a Emmanuel Macron, el primer presidente al que Biden dispensa este trato desde su investidura en enero de 2021.

Pero antes de su reunión el jueves, Macron dejó claro que él y otros mandatarios europeos siguen muy preocupados por los incentivos en una amplia nueva ley climática estadounidense que prioriza la tecnología de fabricación estadounidense, por ejemplo en vehículos eléctricos.

Macron criticó la llamada Ley de Reducción de Inflación, durante una comida formal con legisladores estadounidenses y de nuevo en un discurso en la embajada francesa. El presidente galo dijo que si bien los esfuerzos del gobierno de Biden por frenar el cambio climático deben ser celebrados, los subsidios supondrán un enorme revés para las empresas europeas.

La Unión Europea ha expresado su preocupación sobre que las exenciones fiscales contempladas en la ley climática, como las que pretenden fomentar la compra de vehículos eléctricos en EEUU, puedan discriminar contra productores europeos e incumplir las normas de la Organización Mundial del Comercio.

Algunos funcionarios estadounidenses alegan que la ley acerca a EEUU a sus objetivos para combatir el cambio climático y crea oportunidades para firmas francesas y de otros países europeos.

Por otro lado, Macron criticó un acuerdo alcanzado en una reciente cumbre climática en el que EEUU y otros países ricos aceptaron pagar por los [supuestos daños] que un mundo "sobrecalentado" provoca en países pobres. El acuerdo incluye pocos detalles sobre cómo se costeará y Macron pidió una estrategia más amplia, “no sólo un nuevo fondo que decidimos que no se financiará, e incluso si se financia, no se asignará bien”.

Los directos comentarios de Macron llegaron tras un discurso el mes pasado en una cumbre en Bangkok en el que causó algo de sorpresa al referirse a Estados Unidos y China como “dos grandes elefantes” a punto de crear “un gran problema para el resto de la selva”.

Washington y París siguen de cerca la situación en China después de que se registraran históricas protestas el pasado fin de semana en Hong Kong y varias ciudades del territorio continental chino contra la denominada estrategia “Cero COVID” de Pekín.

“La cuestión de China estará muy arriba en la agenda los próximos días”, dijo el portavoz del Consejo de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, John Kirby.

Macron se reunió el miércoles con la vicepresidenta de Estados Unidos, Kamala Harris, en la sede de la NASA en Washington, dentro de los esfuerzos de cooperación espacial entre los dos países.

Macron también visitó el cementerio de Arlington. El presidente y su esposa, Brigitte, tuvieron una cena privada más tarde con Biden y la primera dama, Jill Biden, en un restaurante de Washington.

Además de su reunión con Biden el jueves, Macron estaba invitado a una comida con Harris en el Departamento de Estado antes de la cena oficial para 350 invitados.

¡Recibe las últimas noticias en tus propias manos!

Descarga LA APP

Deja tu comentario

Te puede interesar