WASHINGTON.- Cuando quedan menos de seis semanas para las elecciones presidenciales en Estados Unidos, sexo, mentiras y tuits dominan la campaña electoral después de que Donald Trump se metiera con una ex Miss Universo y amenazara con airear las infidelidades del ex presidente Bill Clinton para atacar a Hillary.

"Es algo sobre lo que estoy considerando hablar más en el futuro cercano", reconoció Trump en una entrevista con el diario The New York Times. "Ella es desagradable, pero yo puedo ser más desagradable de lo que ella puede llegar a ser jamás", amenazó el candidato republicano.

Según Trump, "Hillary Clinton estaba casada con el mayor abusador de mujeres en la historia de la política".

"Hillary lo permitió y después atacó a las mujeres que Bill Clinton maltrató. Creo que es un grave problema para ellos, y es algo de lo que estoy considerando hablar más en el futuro cercano", añadió el magnate. Trump dijo el lunes que se mordió la lengua en el debate por respeto a Chelsea Clinton, la hija de Bill y Hillary Clinton, que estaba entre el público.

Trump está dispuesto a poner sobre la mesa el largo historial de infidelidades de Bill Clinton, que estuvo a punto de costarle la presidencia por mentir sobre su relación con la ex becaria de la Casa Blanca Mónica Lewinsky. Durante los escándalos sexuales, la candidata demócrata se mantuvo al lado de su marido y criticó a sus supuestas amantes.

"Un juicio político por mentir. ¿Lo recuerdan? Un juicio político", recordó Trump el jueves durante un mitin en New Hampshire.

Trump, casado en tres ocasiones, también ha sido infiel en el pasado, pero considera que en su caso es diferente porque no estaba en juego la presidencia como si lo estuvo durante el "impeachment" de Bill Clinton.

Tras una mala actuación el lunes en el debate presidencial, Trump trató de desviar la atención y arremetió contra la ex Miss Universo venezolana Alicia Machado en declaraciones a la prensa y en Twitter.

Durante el debate, Clinton mencionó a Machado, a quien puso de ejemplo de lo mal que trata Trump a las mujeres. Trump llamó a Machado en los 90 "Miss Piggy" (miss cerdita) por sus kilos de más y le obligó públicamente a hacer ejercicio para perderlos.

La campaña de Clinton ha utilizado estas y otras declaraciones contra mujeres que Trump ha hecho en el pasado para presentarle como un misógino.

Al candidato republicano no le gustaron las críticas. En la madrugada del jueves al viernes Trump escribió varios tuits metiéndose con Hillary Clinton y Machado.

El candidato republicano animó al público estadounidense a ver el "video sexual" de Machado. Según la prensa, el video al que alude Trump procedería de un reality show español en el que Machado habría mantenido relaciones sexuales con otro de los participantes bajo las sábanas.

El candidato republicano también acusó a la campaña de Clinton de ayudar a la ex Miss Universo a hacerse ciudadana estadounidense y así poder votar en contra de él y montar esa campaña de desprestigio.

Clinton criticó el viernes a Trump por ponerse a tuitear de madrugada contra Machado. "Esto es desequilibrado, incluso viniendo de Trump", dijo Clinton en Twitter.

"¿Qué clase de hombre se mantiene despierto toda la noche para desprestigiar a una mujer con mentiras y teorías de conspiración?", se preguntó Clinton.

Trump hace oídos sordos a muchas voces dentro del partido republicano que preferirían que en vez de hablar de las infidelidades de Bill Clinton, el candidato se concentrara en temas que realmente importan a los estadounidenses como el desempleo, la inmigración o la seguridad nacional, por ejemplo.

Un documento interno aconseja a los miembros de la campaña de Trump recordar cuando hablen con la prensa que el candidato republicano "nunca trató a las mujeres de la misma manera en que Hillary Clinton y su esposo lo hicieron cuando trabajaron de manera activa para destruir a quienes acusaron a Bill Clinton".

La campaña de Hillary Clinton cree que si Trump va por esa línea, la candidata demócrata saldrá beneficiada. "Como muchos republicanos han advertido, esto es un error que puede volverse en su contra", advirtió el viernes Brian Fallon, portavoz de Clinton.

"A un hombre al que puedes provocar con un tuit no se le debería permitir acercarse a los códigos nucleares", reiteró esta semana Clinton, quien considera que su adversario no está capacitado para ser presidente de los Estados Unidos.

# Información para el editor

FUENTE: dpa

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario