martes 23  de  julio 2024
ESTUDIO GEOLÓGICO

Ciudades de la costa este de EEUU "se hunden hasta cinco milímetros por año"

Nueva York, Baltimore y Norfolk son las ciudades más expuestas a un hundimiento de entre 1 y 5 mm al año, afirman el Servicio Geológico (USGS) y Virginia Tech

Por Lydnel Reyes

MIAMI.- Ciudades de la costa atlántica de Estados Unidos están experimentando un hundimiento del suelo, algunas de hasta cinco milímetros por año, lo que representa una gran amenaza de daños para infraestructuras de áreas densamente pobladas en estos centros urbanos costeros, según una nueva investigación del Servicio Geológico de Estados Unidos y la Universidad Estatal de Virginia.

Los investigadores advirtieron que el hundimiento de la tierra no es un peligro intangible, este efecto puede ser gradual, pero los impactos son reales y podrían causar daños catastróficos en las zonas urbanas en un futuro próximo.

Ciudades afectadas

El estudio realizado por expertos del Servicio Geológico de Estados Unidos (USGS, por sus siglas en inglés) y el Instituto Politécnico y Universidad Estatal de Virginia (Virginia Tech) confirma que poblaciones a lo largo de la costa este, como la ciudad de Nueva York, Long Island, Baltimore, Virginia Beach y Norfolk están viviendo lo que denominaron como áreas de “rápido hundimiento”.

Según un estudio que se llevó a cabo en mayo, el suelo de Nueva York, ciudad que tiene 8,5 millones de habitantes, se está hundiendo entre 1 y 2 mm por año, en parte debido a la presión ejercida por los edificios de la ciudad. Los geólogos calcularon que las más de un millón de edificaciones de Nueva York añadieron una masa total de 762 billones de kilogramos de presión descendente en el suelo.

Los investigadores detallaron también que hay zonas en las cuales los terrenos se hunden más lentamente o que son relativamente estables.

Indicaron que esto significa un aumento del riesgo para múltiples infraestructuras de carreteras, cimientos de edificios, líneas ferroviarias, aeropuertos y diques, que se ven afectadas por diferentes tasas de hundimiento.

Aunque no está claro exactamente qué grado de amenaza representa esto para las personas que residen en estos lugares, los autores dijeron que “una tasa de hundimiento de más de unos pocos milímetros por año también podría causar preocupación en áreas con instalaciones esenciales como hospitales, escuelas o centros de transporte”.

Estudio geológico

Para obtener los hallazgos, el equipo de científicos analizó datos de alta precisión medidos a través satélites de radar espaciales publicados por el USGS) para medir el movimiento vertical de la tierra (VLM) hacia arriba y hacia abajo en la costa este de 2007 a 2020.

Utilizaron esta información, para crear hundimientos de la tierra de alta resolución y mapas digitales que revelan exactamente qué áreas se están hundiendo y a qué velocidad.

Luego calcularon cuánto se ha hundido la tierra a lo largo de la costa este y en qué áreas y poblaciones, y lograron determinar que la infraestructura crítica dentro de un radio de 100 km de la costa corre el riesgo de hundimiento del terreno.

Hallazgos

Los resultados publicados en la revista PNAS Nexus indican que ciudades de la costa oeste que afectan a más de dos millones de personas se hunden al menos 2 milímetros (0,08 pulgadas) al año, con 867.000 propiedades ubicadas en estas áreas. De los 172 condados examinados, de siete a 43 áreas que tienen una extensión de 3.700 kilómetros están descendiendo alrededor de 5 milímetros (0,2 pulgadas) por año. Según los expertos, eso es mayor que el actual aumento anual de 4 milímetros (0,16 pulgadas) del nivel del mar.

"Medimos tasas de hundimiento de 2 mm por año que afectan a más de 2 millones de personas y 800.000 propiedades en la costa este", señaló Manoochehr Shirzaei profesor asociado en el Laboratorio de Innovación y Observación de la Tierra de Virginia Tech.

Estos datos constatan los resultados de una investigación anterior publicada en abril de 2023 en la revista Nature Sustainability que ya había encontrado que la costa atlántica de EE UU desciende varios milímetros al año a un ritmo más acelerado que el del crecimiento de los océanos

Por esto, científicos de la Administración Nacional de Aeronáutica y el Espacio (NASA) manifestaron con preocupación el hundimiento de algunas zonas de la costa de la nación, debido al levantamiento de la superficie de la Tierra como consecuencia del calentamiento del mar.

Hacia el mantenimiento de la infraestructura

El autor principal Leonard Ohenhen, un estudiante de posgrado de Virginia Tech, señaló que "el hundimiento continuo y absoluto en la costa este de EEUU debería causar preocupación. Esto ocurre particularmente en áreas con una alta densidad de población, propiedad y una complacencia histórica hacia el mantenimiento de la infraestructura".

"Aquí el problema no es sólo que la tierra se esté hundiendo. El problema es que los puntos críticos de tierra que se hunden se cruzan directamente con los centros de población y de infraestructura", añadió Ohenhen.

Objetivo: planificar

Los investigadores de Virginia Tech precisaron que, por ejemplo, en Nueva York se ven afectadas importantes infraestructuras como los aeropuertos John F. Kennedy, La Guardia y sus pistas; además, los sistemas ferroviarios por tasas de hundimiento que superan los 2 mm por año. Situación que los expertos consideran como daños potenciales a la infraestructura y mayores riesgos de inundaciones.

Aseguraron que al combinarse con el aumento del nivel del mar causado por el cambio climático, el hundimiento de la tierra puede exacerbar las inundaciones costeras, socavar los cimientos de las construcciones, dañar líneas de gas y agua y provocar el colapso de edificios.

Estudios han afirmado que la costa este de EEUU podría sufrir un aumento del nivel del mar de unos 30 centímetros de aquí a 2050.

"Esta información es necesaria. Nadie más la proporciona, por eso con este estudio estamos proporcionando información extremadamente valiosa", expresó Patrick Barnard, geólogo investigador del USGS y coautor del estudio.

Este análisis tiene implicaciones de gran alcance para la planificación de la resiliencia de la comunidad y la infraestructura, enfatizando la necesidad de un enfoque específico en la transición de estrategias de mitigación de peligros de reactivas a proactivas en la era del cambio climático, enfatizaron los expertos.

@Lydr05

FUENTE: Con información de la revista PNAS Nexus y EuropaPress

¡Recibe las últimas noticias en tus propias manos!

Descarga LA APP

Deja tu comentario

Te puede interesar