lunes 15  de  julio 2024
ECONOMÍA

Cómo reducir el estrés financiero durante las fiestas de Navidad

Las preocupaciones financieras son el problema número uno que provoca ansiedad en Navidad, dijo Petros Levounis, de la Asociación Estadounidense de Psiquiatría

Por REDACCIÓN/Diario Las Américas

NUEVA YORK — Se supone que las festividades de fin de año son una época alegre, pero también pueden ser estresantes financieramente. El hecho de que se den regalos, haya muchas reuniones sociales y en ocasiones sea necesario comprar boletos de avión para ir a casa hace que los costos puedan acumularse.

Los gastos de los hogares siguen en aumento y muchos estadounidenses expresan preocupación por su futuro financiero, según una encuesta de The Associated Press-Centro NORC para la Investigación de Asuntos Públicos.

“Las preocupaciones financieras son el problema número uno que provoca ansiedad (durante las festividades navideñas)”, dijo el doctor Petros Levounis, presidente de la Asociación Estadounidense de Psiquiatría.

Aquí tiene recomendaciones de expertos para reducir el estrés financiero durante la época de Navidad:

Esrablezca Expectativas

En muchas familias, las fiestas navideñas significan ponerlo todo en dar regalos. Pero eso puede volverse estresante rápidamente si sus finanzas le dificultan mantenerse al día.

Gestionar las expectativas es clave, según Sarah Foster, analista de Bankrate.com.

“Durante las festividades de fin de año muchas veces no queremos hablar de dinero, no dejar que las personas sepan cuánto costó el regalo que les compramos”, reveló Foster, quien recomienda dejar de lado los tabúes y hablar de cuánto puede usted solventar en los regalos de este año.

Haga un presupuesto

Establecer un presupuesto puede ayudar a prevenir el estrés durante las fiestas navideñas, dijo Levounis.

“Trate de no gastar más allá de sus posibilidades. Haga un presupuesto y apéguese a él. Estar con amigos es más significativo para nuestra salud mental que los aspectos comerciales de esta temporada”, agregó.

Pero no gastar durante la temporada de Navidad, cuando parece que todo el mundo gasta mucho dinero en regalos, es más fácil de decir que de hacer. Si usted es una persona que lucha contra el gasto excesivo, Trae Bodge, experta en compras, recomienda que se ponga un límite de gastos.

Bodge sugiere que escriba una lista de regalos que necesita comprar y que se ciña a la lista que realizó cuando salga de compras. Además, si tiende a gastar mucho dinero en adquirir regalos para usted mismo, recomienda que establezca un límite específico.

“Si dice: ‘Sólo tengo 50 dólares o 100 dólares’, gastará más conscientemente”, dijo.

Sea creativo

Existen varias alternativas para no gastar mucho dinero. Incluyen:

Regalos hechos en casa

Lena Liu, de 30 años, doctora radicada en Massachusetts, ha optado por regalar pulseras hechas por ella misma a algunos de sus amigos en el pasado.

“Puede ser realmente muy pensado y, en realidad, también termina no siendo tan caro”, refirió Liu. “Ellos saben que pones tu trabajo y tu energía en diseñar la pulsera y conseguir las cuentas, así que realmente lo aprecian”.

Tarjetas de regalo

Las tarjetas de regalo pueden parecer impersonales, pero Foster sostiene que son una excelente manera de mantenerse dentro de su presupuesto, ya que puede planificar la cantidad exacta que gasta en cada tarjeta.

Experiencias

En los últimos años, Bodge ha notado que los jóvenes prefieren regalarse experiencias en lugar de regalos. Pero recomendó que no gaste demasiado en un viaje costoso, sino más bien que busque actividades divertidas y asequibles para realizar con sus seres queridos.

Ejemplos de actividades incluyen ir a patinar sobre hielo, hacer caminatas en la naturaleza u organizar una comida compartida donde cada uno aporte un platillo. También puede regalar una sesión de fotos, fotografías enmarcadas o álbumes digitales para conmemorar experiencias felices.

“Es algo que usted y sus seres queridos pueden experimentar y disfrutar juntos, y tomar fotografías y disfrutar”, dijo Bodge.

El regalo del tiempo

Si no puede permitirse llevar a sus padres de viaje o visitarlos durante las vacaciones, darles más de su tiempo puede ser un verdadero regalo, según Eliza Menninger, directora médica del Programa Hospitalario Parcial de Salud Conductual del Hospital McLean, en Massachusetts.

Ya sea que planifique videollamadas semanales con su grupo de amigos o que llame a su abuela todos los días, los regalos no monetarios pueden ser muy significativos.

Cree sus propias tradiciones

Las expectativas o tradiciones con las que creció, como comprar regalos costosos para cada miembro de su familia extendida, pueden causar estrés durante la época navideña. Esto es lo que Bodge llama “mantenerse al día con el estatus de los demás”, lo cual se refiere a tratar de llevarle el ritmo a las expectativas de otras personas en lugar de lo que le es posible gastar a usted.

“A veces usted podría tener un familiar con una muy buena posición económica a quien le encanta invitarlo a cosas grandes y extravagantes. Si usted no se encuentra en la misma situación financiera, no debería sentirse obligado a devolver el favor”, dijo Bodge.

Crear sus propias tradiciones nuevas puede ayudar a reducir el estrés de gastar demasiado porque usted se siente presionado. Bodge recomienda sugerir algo diferente a su familia, amigos o en el trabajo.

Además, para las personas que están en duelo o tienen una relación difícil con su familia, las festividades navideñas pueden representar un momento difícil. Siempre es bueno recordar ser mucho más amable y comprensivo durante esta época, recomendó Levounis.

Divida responsabilidades

Otra forma de reducir costos es ser selectivo con sus gastos, recomienda Bodge. Por ejemplo, cuando se trata de ser anfitrión, incluso invitar a un grupo pequeño de personas puede resultar muy costoso si se espera que usted pague todo. Si está en esta situación, podría proponer que cada uno traiga un platillo.

“Pruebe quizá con una comida compartida o, si usted quiere controlar el menú de la cena, permita que la gente traiga aperitivos y bebidas o el postre”, recomendó.

Comunique sus sentimientos

Si tiene dificultades financieras, puede ser de utilidad hablar de ello con su familia y amigos.

Liu, a quien le diagnosticaron ansiedad y depresión durante su primer año como doctora residente, ahora se siente más cómoda al hablar con su familia tras reservarse sus dificultades para sí misma durante seis meses.

“Soy de etnia china, y en nuestra cultura está muy estigmatizado hablar sobre cualquier cosa relacionada con la salud mental”, explicó Liu.

Sus padres y su hermana gemela la ayudaron en ese momento difícil, y su padre compartió que se le dificultó mostrar emociones al crecer y quiere que la generación de su hija pueda ser más abierta.

No tenga miedo a decir NO

Es la temporada en la que hay eventos sociales todos los fines de semana, pero si le causan demasiado estrés financiero o dañan su salud mental, está bien ser selectivo, dijo Levounis.

Además, si empieza a sentirse incómodo en ciertas conversaciones con su familia, Levounis recomienda tomar un descanso y limitar su consumo de alcohol.

Practique una rutina saludable

Si bien su estrés puede deberse a problemas financieros, los sentimientos negativos pueden extenderse a otros aspectos de su vida y dificultar que disfrute de las festividades de fin de año.

Levounis recomienda tomarse un descanso de las reuniones sociales y de las compras navideñas para hacer algo por usted mismo, como ejercitarse.

“Las actividades prolongadas de baja intensidad parecen ser las que más ayudan”, dijo Levounis, quien recomendó caminatas largas o paseos en bicicleta en sitios de belleza natural.

Dormir lo suficiente también es fundamental. Apagar los dispositivos electrónicos unas horas antes de irse a la cama puede ser un buen hábito.

Busque ayuda profesional si la necesita

Si tiene problemas de salud mental, existen varios recursos que puede utilizar para encontrar ayuda profesional.

En Estados Unidos, puede marcar al 211 para hablar con un experto en salud mental, de forma confidencial y gratuita.

Otros recursos de salud mental son:

Línea de crisis para veteranos: llame al 1-800-273-TALK (8255)

Línea de crisis en texto: envíe un mensaje de texto con la palabra “Home” al 741-741

La línea Trevor Lifeline para jóvenes LGBTQ: 1-866-488-7386

La línea Trans Lifeline: 1-877-565-8860

FUENTE: Con información de AP

¡Recibe las últimas noticias en tus propias manos!

Descarga LA APP

Deja tu comentario

Te puede interesar