Millones de estadounidenses se aprestan a emerger de su confinamiento por el coronavirus e incursionar tentativamente fuera de sus casas para celebrar el fin de semana del Día de los Caídos en Guerras en playas y reuniones familiares, aumentando los temores entre las autoridades de salud pública de que grandes congregaciones puedan causar el resurgimiento de brotes de COVID-19.

Los expertos médicos advierten que el virus no va a tomarse el feriado que marca el inicio tradicional de la temporada de verano. Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades continúan recomendando que las personas se queden en casa, eviten las multitudes y contacten a familiares y amigos por teléfono o videochat.

Te puede interesar

El doctor Seth Cohen, experto en enfermedades infecciosas de la Universidad de Washington en Seattle, recomendó que las personas que participen en celebraciones mantengan una distancia apropiada unas de otras, usen mascarillas y eviten compartir comida y bebidas.

“Poncheras. Nachos. Esas cosas hay que evitarlas", dijo Cohen.

El fin de semana del feriado llega en medio de la peor situación económica en décadas. Decenas de millones de personas han sido despedidas desde que estalló la pandemia en marzo y forzó a cerrar, al menos temporalmente, muchos negocios, incluyendo muchos destinos veraniegos populares. El desempleo ha llegado a su nivel más alto desde la Gran Depresión, y el jueves, el presidente de la Reserva Federal Jerome Powell dijo que los prospectos para una recuperación seguirán poco claros hasta que se resuelva la crisis de salud.

Muchos eventos tradicionales del Día de los Caídos en Guerras han sido cancelados o acotados, incluyendo conciertos y espectáculos de fuegos artificiales. Las playas, parques y piscinas siguen cerradas en casi todo el país.

Pero numerosos lugares públicos estarán abiertos, con restricciones.

En Virginia Beach, Virginia, la famosa rambla de 40 cuadras y la playa están abiertas a partir desde el viernes, pero las personas deberán permanecer a 2 metros (6 pies) de cualquiera que no sea miembro de su familia, y los grupos no deberán ser mayores a 10 individuos. Los deportes de equipos, como voleibol, están prohibidos, además de las tiendas de campaña y el consumo de bebidas alcohólicas.

En ausencia de directrices federales claras, ha correspondido mayormente a los estados y las localidades determinar cómo celebrar el feriado de forma segura. Las reglas de distanciamiento social y las prohibiciones de reuniones masivas siguen en vigor en casi todo el país.

El doctor William Schaffner, experto en enfermedades infecciosas en la Universidad Vanderbilt, advirtió que el feriado puede llevar a muchas personas a bajar la guardia y “relajarse a sus hábitos pre COVID”.

“Se les olvida usar sus mascarillas", dijo Schaffner. “No están tan dispuestos a distanciarse 6 pies”.

FUENTE: Con información de AP

Aparecen en esta nota:

DLA Clasificados

 

Diario Las Américas no se hace responsable de las opiniones emitidas por los lectores; sin embargo, exhorta a evitar el lenguaje vulgar u ofensivo contra terceros. Nuestra empresa se acoge al derecho de eliminar cualquier comentario que viole estas normas.

Diario Las Américas is not responsible for the opinions issued by the readers; however, it urges to avoid vulgar or offensive language against third parties. Our company is entitled to remove any comments that violate these rules.

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

Miami-Dade podría iniciar el 30 de septiembre el regreso escalonado a las clases presenciales. Así lo recomienda el superintendente Alberto Carvalho. Para Usted...

Es una muy buena noticia para los estudiantes y sus familias. Ya era hora
Es importante que las escuelas cumplan todos los protocolos para evitar contagios
Creo que es apresurado. Los padres deben ser quienes decidan si envían o no a sus hijos
Debemos esperar un poco más. Que la escuela se aliste, ok, pero que la realidad decida
ver resultados

Las Más Leídas