WASHINGTON - Nunca antes tantos estadounidenses habían solicitado al FBI sus antecedentes penales con vistas a poder adquirir un arma como en este 2020, a falta de tres meses para que termine un año que ha estado marcado por la pandemia de coronavirus pero también por las violentas protestas en torno al movimiento #BlackLivesMatter y la emergencia de otros grupos extremistas.

Según los últimos datos publicados por el FBI, hasta finales de septiembre habían recibido 28,82 millones de solicitudes de antecedentes penales para la compra de armas, lo que supera el récord alcanzado en 2019, cuando en total se cursaron 28,36 peticiones de este tipo, la mayor cifra desde que en 1998.

Te puede interesar

Pese al descenso en septiembre, cuando hubo 2,89 millones de comprobaciones en el Sistema Nacional Instantáneo de Antecedentes Penales (NICS) del FBI, el dato sigue siendo el más alto registrado en este mes del año hasta la fecha, mientras que julio ostenta el récord mensual en 2020, con 3,93 millones.

Aunque la solicitud de antecedentes penales no corresponde de forma automática a la adquisición de un arma, es la fuente más aproximada existente en el país para poder conocer la cantidad de armas que se venden, puesto que todo aquel que quiera adquirir una deberá pasar por este trámite previo.

Expertos y vendedores de armas han atribuido el aumento en las ventas a la pandemia, que habría empujado a muchos ciudadanos a adquirir nuevas pistolas, fusiles y otro armamento para su defensa. La coyuntura del país, en el que en los últimos meses se han sucedido las protestas contra la brutalidad policial y también se han incrementado los ataques de grupos extremistas de izquierda y derecha, también han contribuido a ello.

Smith & Wesson, una de las principales empresas de armamento de Estados Unidos, informó en septiembre de que, en el último trimestre, sus ventas habían aumentado un 128 por ciento con respecto al mismo periodo de 2019, hasta los 278 millones de dólares.

Su presidente, Mark Smith, atribuyó el récord de ventas al creciente número de ciudadanos que están adquiriendo armas por primera vez, así como a la capacidad demostrada por la empresa de responder ante el aumento de la demanda gracias a "su modelo de fabricación flexible".

También Sturm, Rugers & Co. ha visto dispararse sus ventas. Su presidente, Christopher Killoy, reconoció en julio que a la firma le estaba costando mantener el ritmo de la demanda. "El increíble aumento en la demanda ha superado nuestra capacidad de producción", señaló, asegurando que en los 30 años de historia de la firma en la industria la demanda de 2020 está siendo "la mayor que hemos visto nunca", incluidas las armas de asalto.

Killoy atribuyó el creciente interés de los estadounidenses en adquirir armas para su protección personal y la de su vivienda "a la continuada pandemia de la COVID-19, las protestas, manifestaciones y altercados que se han sucedido en muchas ciudades de todo Estados Unidos y en último término, al llamamiento de movimientos como Black Lives Matter apoyados por algunos demócratas, a reducir los fondos y la autoridad de varios cuerpos de seguridad".

Armas y municiones agotadas

Y no solo se venden armas, sino también la munición para cargarlas. En los últimos meses ha habido momentos de escasez. Según cuenta a 'Forbes' Larry Hyatt, propietario de Hyatt Guns, en Charlotte (Carolina del Norte), en septiembre cayeron las ventas de armas debido a la falta de suministro de algunas de las armas más demandadas, que "están agotadas".

"Lo que quedan son armas realmente exóticas y muy caras", precisa. También es complicado encontrar la munición de los calibres más demandados, añade, precisando que ha tenido que racionar las ventas a una caja de munición por comprador, algunos de los cuales recorren hasta una hora en coche para adquirirla.

Por regla general, en Estados Unidos en año electoral las ventas suelen aumentar.

FUENTE: Europa Press

Aparecen en esta nota:

 

Diario Las Américas no se hace responsable de las opiniones emitidas por los lectores; sin embargo, exhorta a evitar el lenguaje vulgar u ofensivo contra terceros. Nuestra empresa se acoge al derecho de eliminar cualquier comentario que viole estas normas.

Diario Las Américas is not responsible for the opinions issued by the readers; however, it urges to avoid vulgar or offensive language against third parties. Our company is entitled to remove any comments that violate these rules.

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

Es una buena opción para enlazar Miami con Miami Beach 28.79%
Es una decisión apresurada con varios puntos pendientes 21.97%
Será bien recibido como un medio de transporte sostenible y accesible para residentes y visitantes 30.93%
No debería acometerse. Sería malgastar fondos sin resolver el problema 18.31%
792 votos

Las Más Leídas