viernes 23  de  febrero 2024
EEUU

¿Cuáles son las consecuencias de un cierre del Gobierno?

Unos 1,5 millones de funcionarios federales y 2 millones de militares no recibirán sueldo durante el cierre, según la Oficina de Presupuesto de la Casa Blanca
Por REDACCIÓN/Diario Las Américas

WASHINGTON — Estados Unidos se encamina hacia un cierre de gobierno este fin de semana que podría perturbar muchos servicios gubernamentales, presionar a los empleados federales y agitar la política mientras los republicanos en la Cámara de Representantes, impulsados por recortar los presupuestos por el excesivo gasto, fuerzan para reducir el gasto federal.

Si bien algunas entidades gubernamentales estarán exentas —por ejemplo, los cheques del Seguro Social seguirán emitiéndose— otras funciones se verán restringidas. Las agencias federales suspenderán todas las acciones consideradas no esenciales, y muchos de los aproximadamente 2 millones de empleados del gobierno federal, así como 2 millones de militares y reservistas en servicio activo, no recibirán cheques de pago.

Un cierre de gobierno ocurre cuando el Congreso no logra aprobar un plan de financiamiento que sea promulgado por el presidente. Se supone que los legisladores deben aprobar 12 proyectos de gastos para financiar agencias de todo el gobierno, pero el proceso lleva mucho tiempo. A menudo aprueban extensiones temporales —llamadas resoluciones continuas o CR— para permitir que el gobierno siga funcionando.

Cuando no se promulga un presupuesto, las agencias federales frenan todo trabajo no esencial y no envían cheques de pago mientras dura el cierre.

¿Cuándo inicia y cuánto dura un cierre de Gobierno?

La financiación gubernamental expira el 1 de octubre, cuando inicia del año presupuestario federal. Un cierre comenzará a las 12:01 a.m. del domingo si el Congreso no puede aprobar un plan de financiamiento que el presidente promulgue.

Es imposible predecir cuánto duraría un cierre. El Senado, controlado por los demócratas, y la Cámara de Representantes, controlada por los republicanos, están trabajando en planes muy diferentes para evitar un cierre, y el presidente de la cámara baja, Kevin McCarthy, está luchando por ganar apoyo de los conservadores de extrema derecha para mantener abierto el gobierno.

Muchos se están preparando para un cierre que podría durar semanas.

Funcionarios y militares sin salarios

Unos 1,5 millones de funcionarios federales y 2 millones de militares no recibirán sueldo durante el "shutdown", según la Oficina de Presupuesto de la Casa Blanca (OMB).

Algunos, cuyas funciones son consideradas "esenciales", deberán continuar trabajando. Otros quedarán en desempleo técnico. Recibirán su salario de forma retroactiva una vez se solucione la parálisis presupuestal.

Tráfico aéreo perturbado, parques cerrados

Importantes retrasos podrían producirse en los aeropuertos, ya que los controladores aéreos y funcionarios de la agencia de seguridad del transporte (TSA) trabajarán sin recibir paga.

Los controles de seguridad se verán previsiblemente demorados. Durante el último episodio de estas características entre diciembre de 2018 y enero de 2019 los vuelos fueron temporalmente suspendidos en algunos aeropuertos.

La mayoría de los célebres parques nacionales como Yosemite y Yellowstone e incluso la estatua de la Libertad estarán cerrados o no ofrecerán servicios.

Alerta sobre subsidios

Unos 7 millones de mujeres y niños que reciben ayuda alimentaria podrían verse privados de recibirla, según la Casa Blanca.

La ayuda para víctimas de catástrofes naturales se verá retrasada.

Servicios esenciales

Continuarán funcionando los considerados "servicios esenciales" como protección de fronteras, cuidados médicos hospitalarios, control del tráfico aéreo, aplicación de la ley o mantenimiento de la red eléctrica.

Los gastos de jubilación y salud de las personas mayores de bajos ingresos en el marco de los programas Medicare y Medicaid se mantendrán, pero los pedidos de inscripción se verán retrasados.

El servicio de impuestos no funcionará.

Seguridad nacional

Un vocero del Departamento de Estado alertó de que es necesario mantener, además de la ayuda financiera a Ucrania, la ayuda humanitaria en el mundo, los fondos dedicados a la crisis migratoria o la lucha contra el crimen en África.

"Los retrasos en el acceso a estos fondos ponen en peligro la seguridad nacional de Estados Unidos y ceden terreno a China y Rusia", advirtió la fuente.

Deuda y PIB

La agencia de calificación financiera Moody's, la única que mantiene la nota máxima AAA para la deuda estadounidense, podría degradarla.

Cada semana de "shutdown" podría costar 0,2 puntos porcentuale al PIB de Estados Unidos en el cuarto trimestre, según Goldman Sachs.

Los datos económicos no serán publicados. Las cifras del PIB, la inflación, el desempleo, entre otras no se conocerán hasta que se solucione la crisis.

FUENTE: Con información de AFP y AP

¡Recibe las últimas noticias en tus propias manos!

Descarga LA APP

Deja tu comentario

Te puede interesar