domingo 14  de  julio 2024
CONTROVERSIA

Demócratas piden investigar a juez del Supremo por "vínculos" con donantes republicanos

El empresario Harlan Crow "ha sido amigo de Thomas y su esposa Ginni durante más de 30 años", reaccionó la oficina del empresario a través de un comunicado

WASHINGTON El presidente del Comité Judicial del Senado, el demócrata por Illnois, Dick Durbin, pidió la apertura de una investigación al juez conservador del Tribunal Supremo Clarence Thomas tras la revelación de sus vínculos con un destacado donante del Partido Republicano en lo que podría tratarse, según el juicio del senador, de un "lapso ético".

La información divulgada por el medio ProPublica el pasado jueves revela que el magistrado y su esposa, la activista Ginny Thomas, realizaron viajes de lujo y permanecieron en propiedades del magnate inmobiliario texano Harlan Crow, uno de los principales donantes del Partido Republicano, "gestos de hospitalidad", según el empresario, que aparentemente no estarían reflejados en las cuentas presentadas por Thomas al Tribunal Supremo.

La revista de investigación en línea ProPublica afirma haber entrevistado a "decenas de personas" y revisado documentos internos para demostrar que el magistrado aceptó regalos lujosos del empresario Crow sin declararlos.

Revelaciones "asombrosas", afirmó en un comunicado la asociación Fix The Court, que hace campaña por una reforma de la Corte Suprema, actualmente con mayoría conservadora.

Esto confirma, según la nota de esa asociación, la "necesidad" de "una reinvención total, dirigida por los congresistas, de sus responsabilidades cuando se trata de medidas básicas de control", y en particular reglas más estrictas sobre los regalos recibidos por sus miembros.

Durbin aseguró que su comité "tiene intención de actuar" al respecto de esta información mientras que el empresario Crow, aseguró que ni él ni el matrimonio han incurrido en ilegalidad alguna.

"Crow ha sido amigo de Thomas y su esposa Ginni durante más de 30 años", dijo la oficina del magnate en un comunicado.

"La hospitalidad que le ha brindado al magistrado durante estos años no es diferente de la hospitalidad que hemos extendido a otros queridos amigos", añade la nota antes de remarcar que ni el juez ni su mujer "pidieron que se les extendiera esta cortesía". Al mismo tiempo, rechaza que el empresario y el magistrado "jamás han discutido caso alguno".

El magistrado nominado por el expresidente George H.W. Bush en 1991, es el juez de mayor rango en la corte y un líder intelectual de la actual mayoría conservadora de 6-3.

El juez también ha sido objeto de escrutinio por las actividades políticas de su esposa, que se vio implicada en la cruzada del expresidente republicano Donald Trump (2017-2021) por demostrar, que le habían robado las elecciones presidenciales de 2020, ganadas por el demócrata Joe Biden.

El presidente Biden, integró una comisión bipartidista en 2021, tras su arribo a la Casa Blanca para "estudiar" una posible reforma en la Corte Suprema, incluida la ampliación del número de magistrados. Con este objetivo, los demócratas intentan poner fin a la mayoría conservadora del tribunal.

la Corte Suprema de Justicia de Estados Unidos está integrada por nueve jueces, la mayoría conservadores, y tres de ellos designados por el expresidente Donald Trump, desde entonces los demócratas han iniciado una campaña e intentan cambiar esa correlación.

Tras la incorporación en 2020 de la jueza Amy Coney Barrett, en la etapa final del mandato de Trump, forman parte del Supremo seis magistrados de tendencia conservadora, frente a los tres considerados progresistas o de izquierda. Los puestos son vitalicios, por lo que la actual mayoría no se revertirá a corto ni medio plazo.

Biden firmó una orden ejecutiva para la creación de un panel bipartidista integrado por 36 miembros, entre académicos, exjueces federales y abogados, que deberán "considerar" los "méritos y la legalidad" de posibles reformas al máximo órgano judicial del país. En la "reforma" estaría incluida la adición de jueces o la imposición de límites de mandato en su servicio en lugar de los nombramientos vitalicios como ocurre hoy en día.

Desde entonces, los ojos de los demócratas están sobre los jueces del Supremo.

"Los temas que examinará incluyen la génesis del debate sobre las posibles reformas, el papel de la corte en el sistema constitucional, la duración del servicio y el ritmo de reemplazo de jueces en el tribunal", señaló un comunicado de la Casa Blanca tras la creación de la comisión.

El senador Marco Rubio le respondió a Biden en ese momento que "desastre" sería aumentar el número de magistrados en el Tribunal Supremo porque no le gusta a determinado grupo. Rubio se refirió a la enmienda que propuso junto a un grupo de legisladores el 25 de marzo de 2019, para mantener el número de magistrados en la Corte Suprema en nueve jueces.

FUENTE: Con información de Europa Press y AFP

¡Recibe las últimas noticias en tus propias manos!

Descarga LA APP

Deja tu comentario

Te puede interesar