SAN DIEGO — Las autoridades estadounidenses dieron por muertos a los ocho militares en un vehículo anfibio que se hundió frente a las costas de California.

La Infantería de Marina anunció el domingo que daba por concluida la búsqueda iniciada el jueves de los siete marines y un marinero, que estaban en el vehículo anfibio. Otros ocho marines fueron rescatados, pero uno falleció poco después. Dos están en condición crítica.

Te puede interesar

“Con profundo pesar he decidido dar por concluido el operativo de búsqueda y rescate”, declaró el coronel Christopher Bronzi, comandante de la 15ta Unidad Expedicionaria de esa rama armada.

Helicópteros y embarcaciones, desde lanchas inflables hasta un destructor de la Marina, participaron en las labores de búsqueda en un área de unos 517 kilómetros cuadrados (200 millas cuadradas)

Los efectivos iban a bordo de un vehículo de asalto anfibio que había completado una maniobra de entrenamiento cuando comenzó a hacer agua el jueves en la noche a unos 800 metros (media milla) de la costa de la isla San Clemente, frente a San Diego.

La unidad tipo tanque, de 26 toneladas, se hundió rápidamente a gran profundidad —demasiada para los buzos— haciendo difícil alcanzarla.

Todos los infantes de marina a bordo del vehículo anfibio estaban asignados a la 15ta Unidad Expedicionaria de los Infantes de Marina, con sede en Camp Pendleton, al norte de San Diego. Sus edades oscilan entre los 19 y poco más de 30 años y llevaban equipo de combate, incluido blindaje corporal y chalecos flotantes, señaló antes esta semana el teniente general Joseph Osterman, comandante general de la 1ra Fuerza expedicionaria de la Infantería de Marina.

La unidad era una de 13 vehículos de asalto anfibios que participaron en una maniobra de rutina y regresaban a un barco de la armada cuando ocurrió el accidente.

Los efectivos a bordo de otros dos vehículos de asalto anfibios acudieron rápidamente, pero no pudieron impedir el hundimiento, agregó Osterman.

La unidad, conocida con el nombre corto de “amtrac” por “tractor anfibio”, estaba diseñada para flotar y tenía tres compuertas herméticas y dos compuertas grandes para los efectivos. Los infantes de marina utilizan estos vehículos para transportar soldados y su equipo desde barcos de la Armada a tierra.

Estas unidades son utilizadas desde 1972 y renovadas continuamente.

El viernes, el comandante del Cuerpo de Infantería de Marina de Estados Unidos, general David Berger, suspendió las operaciones acuáticas de sus más de 800 vehículos de asalto anfibios hasta que se determine la causa del accidente. Señaló que la medida fue adoptada por precaución.

El incidente es el que más mortífero de varios que involucran un amtrac durante maniobras de Camp Pendleton en los últimos años.

En 2017, 14 infantes de marina y un marinero fueron hospitalizados después que su vehículo chocara contra una tubería de gas natural cerca del campamento, causando un incendio que envolvió a la unidad de desembarco.

En 2011, un infante de marina murió cuando un vehículo de asalto anfibio se hundió frente al campamento durante maniobras de entrenamiento.

FUENTE: Con información de AP

Aparecen en esta nota:

DLA Clasificados

 

Diario Las Américas no se hace responsable de las opiniones emitidas por los lectores; sin embargo, exhorta a evitar el lenguaje vulgar u ofensivo contra terceros. Nuestra empresa se acoge al derecho de eliminar cualquier comentario que viole estas normas.

Diario Las Américas is not responsible for the opinions issued by the readers; however, it urges to avoid vulgar or offensive language against third parties. Our company is entitled to remove any comments that violate these rules.

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

Miami-Dade podría iniciar el 30 de septiembre el regreso escalonado a las clases presenciales. Así lo recomienda el superintendente Alberto Carvalho. Para Usted...

Es una muy buena noticia para los estudiantes y sus familias. Ya era hora
Es importante que las escuelas cumplan todos los protocolos para evitar contagios
Creo que es apresurado. Los padres deben ser quienes decidan si envían o no a sus hijos
Debemos esperar un poco más. Que la escuela se aliste, ok, pero que la realidad decida
ver resultados

Las Más Leídas