WASHINGTON.- Al unísono, todos los aspirantes a la nominación presidencial demócrata levantaron sus manos y en un abrir y cerrar de ojos convirtieron la idea de ofrecer cobertura médica a los inmigrantes sin permiso de residencia en uno de los temas centrales de la campaña electoral.

Para hacer realidad esa propuesta surgida durante la primera tanda de debates de las primarias demócratas habría que revertir una tendencia a endurecer las medidas contra la inmigración ilegal. La idea es tan nueva que expertos independientes dicen que no tienen un estimado confiable acerca de cuánto costaría la iniciativa. Y para llevarla a la práctica habrá que librar una intensa batalla política.

Te puede interesar

En su debate en Miami, los demócratas dijeron que la población en general se beneficiaría si todos tienen cobertura médica. Destacaron que la mayoría de los inmigrantes trabajan y pagan impuestos que financian programas como Medicare (seguro médico) y el Seguro Social (jubilación).

“No puedes permitir que la gente que está enferma, no importa de dónde viene ni cuál es su status (inmigratorio), no tenga cobertura”, afirmó Joe Biden.

El exvicepresidente propone ampliar la ley de salud aprobada bajo el gobierno de Barack Obama, que no contempla beneficios para los inmigrantes sin permiso de residencia.

No sería un regalo, sostuvo otro aspirante, Pete Buttigieg.

“Ellos pagan impuestos a las ventas, impuestos a la propiedad, directa o indirectamente. No es ninguna limosna. Es un seguro”, expresó el alcalde de South Bend, Indiana.

“Está claro que ellos están pagando por esto”, agregó la representante Ro Khanna. “Podrían recibir cobertura médica básica y no tener que ir a las salas de emergencia a expensas de los contribuyentes”.

El tema era considerado tan delicado que los proyectos de “Medicare para Todos” que contempla el Congreso no lo mencionan. Dicen que se aplicaría a “los residentes” y dejan que la secretaría de Salud y Servicios Humanos defina exactamente a quiénes abarca ese término.

El presidente Donald Trump, cuyas posturas duras hacia la inmigración ilegal son uno de los puntos centrales de su campaña en busca de la reelección, agradeció a los diez demócratas que levantaron sus brazos el jueves pasado en Miami.

“Todos los demócratas levantaron sus manos a favor de darles millones (de dólares) a extranjeros ilegales con cobertura médica ilimitada”, dijo el mandatario en Twitter. “¿Qué tal si nos ocupamos de los ciudadanos estadounidenses primero? ¡Asunto terminado!”.

La cobertura médica para personas sin permiso de residencia ha sido una causa mayormente de la izquierda, apoyada por algunos expertos en salud pública que dicen que la sociedad está más resguardada si todos tienen cobertura médica. Imagínese niños que no reciben vacunas para el sarampión.

Una nueva encuesta de CNN indicó que seis de cada diez demócratas están a favor de que el gobierno ofrezca cobertura médica a los extranjeros sin permiso de residencia. Y reveló una marcada distinción generacional. Un 70% de los demócratas de menos de 45 años apoyaron la cobertura, mientras que entre los mayores de 45 solo lo hizo un 55%.

La encuesta reveló asimismo que, a nivel nacional, un 59% de la población se opone a la cobertura médica de inmigrantes sin papeles y solo un 38% está a favor.

Por ahora solo los ciudadanos y los residentes legales tienen acceso a los programas de salud.

Los inmigrantes sin permiso de residencia, no obstante, están cobijados por centros de salud que ofrecen atención básica sin preguntar por el status inmigratorio de una persona. Las salas de emergencia de los hospitales, por otro lado, están obligadas a atender y estabilizar a todos los pacientes, un servicio que paga el gobierno. Y algunos estados, como California, cubren el costo de la atención de los menores, incluidos los que no tienen un status inmigratorio legal.

Muchos de los entre 10 y 11 millones de inmigrantes que se cree están en el país sin permiso de residencia pagan por seguros privados. La Fundación de la Familia Kaiser calcula que hay unos 4 millones de personas sin seguro médico por su status inmigratorio. El Instituto de Políticas Migratorias, por su parte, estima que son 6 millones. Ambas son organizaciones independientes.

Los proyectos en el Congreso piden medidas para contrarrestar la inmigración “con el único propósito” de recibir atención médica. Reconocen indirectamente que la cobertura médica podría terminar atrayendo inmigrantes.

“La adopción de programas de cobertura médica subsidiada para los extranjeros ilegales solo atraería más migrantes y agravaría la crisis en nuestras fronteras”, sostuvo R.J. Hauman, de la Federación por una Reforma a la Inmigración, que promueve medidas más estrictas contra la inmigración.

“Hillary Clinton y Barack Obama estarían a la derecha de los actuales candidatos (demócratas) en este tema”, señaló.

FUENTE: Con información de AP

DLA Clasificados

 

Diario Las Américas no se hace responsable de las opiniones emitidas por los lectores; sin embargo, exhorta a evitar el lenguaje vulgar u ofensivo contra terceros. Nuestra empresa se acoge al derecho de eliminar cualquier comentario que viole estas normas.

Diario Las Américas is not responsible for the opinions issued by the readers; however, it urges to avoid vulgar or offensive language against third parties. Our company is entitled to remove any comments that violate these rules.

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

La Ciudad de Miami ha ordenado el uso obligatorio de mascarillas u otro tipo de protección facial en lugares públicos. Hialeah, Coral Gables y North Miami Beach adoptan medidas similares. Para Usted...

Es la única manera de evitar el aumento de los contagios
El uso de la mascarilla no tiene que ser obligatorio
Está bien usarla en mercados o centros de salud, pero no en la calle
Más que usar mascarilla, hay que controlar a los grupos de riesgo
ver resultados

Las Más Leídas