CHARLESTON.- Debilitado pero todavía peligroso, el huracán Dorian avanzaba el miércoles por la costa sureste de Estados Unidos, donde millones de personas recibieron una orden de evacuación mientras los meteorólogos señalaban que la lluvia y el agua del mar podrían inundar la zona.

La tormenta categoría 2, que devastó las Bahamas con lluvias y vientos durante más de un día, amenazaba con inundar regiones de baja altitud, desde Georgia hasta el sureste de Virginia, mientras se desplazaba con dirección norte.

Te puede interesar

Es probable que Dorian se llegue a acercar peligrosamente a Charleston, que es especialmente vulnerable porque está ubicada en una península. Un mapa de riesgos de inundación del Servicio Nacional de Meteorología proyectó una combinación de marea alta y marejada ciclónica de 3,1 metros (10,3 pies) en las inmediaciones de la bahía de Charleston. El récord, cuatro metros (12,5 pies), fue establecido por Hugo en 1989.

Las tiendas y restaurantes del centro histórico de la ciudad fueron tapiados, y se ordenó la evacuación de 830.000 personas en la costa de Carolina del Sur. Más de 400 personas estaban en refugios estatales, y se prevé que la cifra aumente.

Mark Russell, veterano del ejército que vive en las calles, dijo que había estado en un refugio desde el lunes.

"Una vez que empiece a llover y comience a soplar el viento, todo se va a sacudir, izquierda y derecha, adentro y afuera, y no podrás encontrar un lugar", para evitarlo, dijo Russell, de 63 años.

Para la tarde del miércoles, Dorian se ubicaba a 290 kilómetros (180 millas) al sur de Charleston, con vientos máximos sostenidos de 169 km/h (105 mph). Se desplaza a 15 km/h (9 mph).

FUENTE: AP/MEG KINNARD

DLA Clasificados

 

Deja tu comentario