jueves 11  de  abril 2024
JUSTICIA

EEUU condena a 6 meses de prisión al único detenido por el caso Alex Saab

El informante de la DEA Orlando Contreras enfrentó cargos por apoyar a Alex Saab con el ocultamiento de 17 millones de dólares para sobornos

Por REDACCIÓN/Diario Las Américas

MIAMI.-Un empresario informante de la DEA que investigó al negociante colombiano-venezolano Alex Saab fue condenado a seis meses de prisión por la justicia de EEUU, por haber ocultado 17 millones de dólares para pagos de sobornos que hacía el aliado del régimen de Nicolás Maduro para actividades de lavado de dinero, según cargos judiciales en 2021.

Con esta sentencia, Orlando Contreras, quien trabajó con la DEA desde 2019 para investigar la corrupción en Venezuela, se convierte en el único preso de los involucrados en el caso de Saab, quien fue beneficiado con indulto por el presidente Joe Biden y quedó en libertad, en un canje acordado con Maduro.

“Todo el mundo se fue”, señaló el juez de la Corte de distrito, Rodolfo Ruiz. ”Contreras es el único que decidió quedarse y enfrentar a la justicia”, agregó Ruiz al expresar su frustración de que la cooperación del informante con las fuerzas policiales “no sirvió de nada”.

Saab, presunto testaferro de Maduro, se encuentra en Venezuela desde diciembre de 2023, al quedar anulados por el gobierno de EEUU los cargos por conspiración, que implicaban 20 años de cárcel, y en la actualidad es presidente del Centro Internacional de Inversión Productiva de Venezuela.

El régimen venezolano alegó, durante una persistente campaña en busca de su libertad, que no existía contra Saab ninguna orden de detención de Interpol cuando fue detenido en Cabo Verde en 2021.

Involucrados en sobornos del caso Saab

En octubre de 2021, Departamento de Justicia del gobierno de EEUU informó que un gran jurado federal del Distrito Sur de Florida acusaba a tres ciudadanos colombianos y a dos venezolanos, por su presunta participación en “el blanqueo de los ingresos procedentes de contratos de suministro de alimentos y medicinas a Venezuela, obtenidos mediante sobornos, a través del Comité Local de Abastecimiento y Producción (CLAP), un programa de distribución de alimentos y medicinas ”.

Los acusados, según los documentos judiciales, son Álvaro Pulido Vargas, alias Germán Enrique Rubio Salas, alias Cuchi, de 57 años, de Colombia; José Gregorio Vielma-Mora, entonces gobernador, de 55 años, de Venezuela; Emmanuel Enrique Rubio González, de 32 años, de Colombia; Carlos Rolando Lizcano Manrique, de 50 años, de Colombia; y Ana Guillermo Luis, de 49 años, de Venezuela.

El Departamento de Justicia señaló también que “los acusados y sus cómplices inflaron a sabiendas los costes de los contratos para pagar los sobornos y enriquecerse injustamente. La acusación también alega que los co-conspiradores dirigieron fondos para promover el esquema de soborno mientras estaban en los Estados Unidos, y transfirieron dinero relacionado con el esquema a cuentas bancarias en el Distrito Sur de Florida”.

Álvaro Pulido Vargas, vinculado a Saab, se encuentra preso en Venezuela por la trama de corrupción revelada por el régimen en la estatal Petróleos de Venezuela (PDVSA) en 2023, con la cual está vinculado el exministro Tarek El Aissami, de quien el régimen no explica su desaparición.

Contreras, único detenido en EEUU

Orlando Contreras, empresario del cual no se dan detalles, hizo con la DEA viajes de alto riesgo a Venezuela para recabar evidencia en contra de Saab y también de Vielma Mora, dijeron los fiscales durante el proceso.

Saab y Vielma fueron objeto de seguimiento a través de un programa secreto de espionaje de la DEA que consistió en enviar informantes encubiertos a Venezuela para grabar subrepticiamente y presentar cargos penales contra allegados de Maduro.

Saab, preso tras haber sido trasladado a EEUU, y Vielma, quien sigue prófugo de la justicia, fueron imputados en el proceso por conspiración, pero en expedientes separados, por lo que Saab pudo ser liberado y canjeado por presos de nacionalidad estadounidense que permanecían encarcelados en Venezuela.

El juez Ruiz dijo que fue convencido de concederle a Contreras más clemencia que la recomendada por el gobierno debido a los riesgos que corrió en busca de Saab.

Una trama que involucra al régimen de Maduro

De acuerdo con informaciones publicadas, Contreras reconoció al declararse culpable en 2023 que recibió 17 millones de dólares entre 2016 y 2019 para facilitar la entrega de sobornos a cambio de contratos gubernamentales adjudicados a Saab y a su socio por 1.600 millones de dólares.

Los contratos eran para importar medicinas y alimentos durante esos años de crisis humanitaria en Venezuela, en la que no se conseguían libremente alimentos ni medicamentos. Ofrecieron las bolsas CLAP y medicamentos en programas del Seguro Social.

Pero los involucrados inflaron precios de artículos básicos cobrados al Estado de Venezuela y utilizaron la cantidad adicional para pagar sobornos a funcionarios, según los reportes.

Contreras dijo al juez que fue intermediario de Vielma, y que transfirió 11 millones de dólares a cuentas en el extranjero por instrucciones del entonces gobernador de Táchira.

Además, informó que se quedó con la cantidad restante para sí mismo, pero que “la ha cedido al gobierno estadounidense”.

Hasta la fecha ha entregado más de 650.000 dólares, dos relojes de lujo y está liquidando otros 100.000 dólares, dijeron sus abogados en la corte.

El procesado dijo también que durante su trabajo en Venezuela le tocó vivir dos episodios de secuestro, en los que habría sido golpeado y abusado sexualmente.

FUENTE: Con información de AP, Infobae, Departamento de Justicia EEUU

¡Recibe las últimas noticias en tus propias manos!

Descarga LA APP

Deja tu comentario

Te puede interesar