WASHINGTON.- El Gobierno de EEUU pidió este martes a Cuba que se enfoque en la investigación sobre los supuestos ataques que afectaron en La Habana a 24 funcionarios norteamericanos, en lugar de en lanzar acusaciones contra Washington.

El Gobierno cubano dijo la semana pasada que la decisión de EEUU de mantener su embajada en La Habana con el personal mínimo es "política".

Preguntada por estos comentarios, la portavoz del Departamento de Estado, Heather Nauert, pidió este martes a Cuba que "se enfoque más en la investigación y menos en si es político", y que recuerde que EEUU tomó esa decisión al considerar que no puede garantizar la seguridad de su personal en la isla.

Sin embargo, el Gobierno cubano asegura que es falso que el personal diplomático de EEUU esté o haya estado en riesgo.

El lunes entró en vigor un nuevo plan permanente por el que la embajada de EEUU en La Habana continuará operando con el mínimo personal necesario, similar al nivel de personal de emergencia mantenido durante la orden de salida de septiembre, que expiró el pasado domingo.

El pasado 29 de septiembre, Washington ordenó la salida del personal no esencial de su embajada en Cuba (el 60% del total) debido a los supuestos ataques sufridos por sus funcionarios –y sus familiares– en la isla.

Desde entonces, la embajada funciona con menos de una decena de funcionarios –a los que se suman los empleados locales–, solo atiende trámites de emergencia y ha congelado la concesión de nuevas visas.

Tras la reducción de personal, el Departamento de Estado desvió a su embajada en Bogotá las solicitudes de visados de ciudadanos cubanos, que ahora deben viajar a Colombia a realizar los trámites, y a cualquier otro país en el caso de visados de turismo.

Las relaciones entre EEUU y Cuba pasan por un momento muy delicado porque Washington acusa a La Habana de saber quién perpetró entre noviembre 2016 y agosto de 2017 los supuestos ataques a sus funcionarios –y sus familiares– y no decírselo, además de no haberlos protegido adecuadamente, pero el Ejecutivo cubano lo niega.

Durante meses, Washington calificó esos ataques de "sónicos", pero en una audiencia en el Senado el pasado 9 de enero el Departamento de Estado admitió por primera vez que no tenía certeza de que se tratara de agresiones acústicas.

Estados Unidos continúa investigando este caso, pero reconoce no tener ninguna prueba sobre los responsables o la naturaleza de los supuestos ataques.

Aparte de los funcionarios, el Departamento de Estado ha informado de que 19 estadounidenses que visitaron Cuba como turistas han reportado desde septiembre síntomas similares: problemas para dormir, dolor de cabeza, náuseas y pérdida de audición.

FUENTE: EFE

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Cree que la actuación de la Comunidad Internacional en el caso venezolano ha sido acertada?

Sí, no se le puede pedir más
Sí, pero falta aumentar la presión contra la dictadura
No, ha sido insuficiente
No, no debe meterse en los asuntos de los venezolanos
ver resultados

Las Más Leídas