WASHINGTON — El gobierno estadounidense está por lanzar un nuevo estudio que usa tres fármacos para contener una respuesta exagerada del sistema inmunitario que puede causar una enfermedad grave o la muerte en personas con COVID-19.

Los Institutos Nacionales de Salud dijeron que el estudio abarcará a 2.100 adultos hospitalizados con COVID-19 entre grave y moderado en Estados Unidos y Latinoamérica. Todos recibirán el fármaco antiviral remdesivir, más una de las tres llamadas “medicinas moduladoras del sistema inmunitario” o un placebo.

Te puede interesar

Los fármacos son Orencia —de Bristol Myers Squibb— y Remicade —de Johnson & Johnson—, que se utilizan actualmente para la artritis reumatoidea y una sustancia experimental de AbbVie llamada cenicriviroc. Los fármacos actúan de distintas maneras para inhibir una “tormenta de citosina”, es decir, una sobreproducción de sustancias que obligan al organismo a combatir infecciones que pueden dañar los pulmones, los riñones, el corazón y otros órganos.

“Son distintas maneras de frenar un sistema inmunitario sobreactivo”, dijo el director de los NIH, el doctor Francis Collins.

El estudio es el quinto y último de una serie de experimentos diseñados por una sociedad mixta de la que participan decenas de empresas farmacéuticas, ONGs y departamentos del gobierno. Otras terapias ensayadas incluyen fármacos anticuerpos, antiinflamatorios y plasma de sobrevivientes de COVID-19.

FUENTE: Con información de AFP

Aparecen en esta nota:

 

Diario Las Américas no se hace responsable de las opiniones emitidas por los lectores; sin embargo, exhorta a evitar el lenguaje vulgar u ofensivo contra terceros. Nuestra empresa se acoge al derecho de eliminar cualquier comentario que viole estas normas.

Diario Las Américas is not responsible for the opinions issued by the readers; however, it urges to avoid vulgar or offensive language against third parties. Our company is entitled to remove any comments that violate these rules.

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

Es una buena opción para enlazar Miami con Miami Beach 28.86%
Es una decisión apresurada con varios puntos pendientes 22.03%
Será bien recibido como un medio de transporte sostenible y accesible para residentes y visitantes 30.89%
No debería acometerse. Sería malgastar fondos sin resolver el problema 18.23%
790 votos

Las Más Leídas