MONTPELIER.- Los planes para reducir la escasez de personal en la frontera de Estados Unidos con Canadá podrían verse afectados por el énfasis que se pone en la vigilancia de la frontera con México, según un informe de la Oficina de Rendición de Cuentas del Gobierno.

La Patrulla de Fronteras, responsable de vigilar el límite terrestre con Canadá, y Operaciones de Aire y Mar, que realiza una vigilancia aérea de tierra y vías acuáticas, dicen que carecen de personal y equipos necesarios para cumplir sus funciones.

Te puede interesar

La Patrulla de Fronteras aseguró que la escasez de personal puede poner en peligro a sus agentes.

El Departamento de Seguridad Nacional (DSN) planea aumentar el personal de la frontera norte, pero un decreto firmado por el presidente Donald Trump en los primeros días de su presidencia obliga a concentrar los recursos disponibles en la frontera con México.

“No se sabe si el problema en torno al personal y los recursos identificado por la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza para asegurar la frontera norte será resuelto a la luz de la prioridad que se da a la seguridad de la frontera sur”, dice el informe de la GAO, como se conoce a la Oficina de Rendición de Cuentas, por sus siglas en inglés.

El informe dice que la Patrulla de Fronteras y Operaciones de Aire y Mar necesitan hacer más para medir su efectividad en el control de la frontera.

En respuesta al documento de la GAO, el DSN dijo que está de acuerdo con las conclusiones y recomendaciones del informe. Agregó en una carta que los cambios en la frontera sur a raíz del decreto presidencial del 2017 llegarán también a la frontera norte hacia finales de este año.

Después de los ataques terroristas del 11 de septiembre, el Gobierno empezó a reforzar las medidas de seguridad de la frontera norte, aumentando la cantidad de agentes y de recursos.

El informe de la GAO dijo que las posibilidades de que haya ataques terroristas por el norte son limitadas, pero que “extremistas extranjeros violentos (podrían) explotar rutas y redes de tráfico humano para evitar ser detectados al ingresar a Estados Unidos”.

Acotó que la principal amenaza la constituyen “extremistas violentos de Canadá que creen que pueden entrar a Estados Unidos por puertos de ingreso sin despertar sospechas”.

Si bien la amenaza terrorista es baja, el tránsito ilegal de personas hacia y desde Estados Unidos es considerado “una amenaza significativa”.

FUENTE: Con información de AP

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario