DETROIT — El número de personas que perdieron la vida en carreteras de Estados Unidos aumentó 4,6% en los primeros nueve meses de 2020 a pesar de los confinamientos por el coronavirus que hicieron disminuir el tránsito ese año.

Según la Administración Nacional de Seguridad del Tráfico en las Carreteras (NHTSA, por sus siglas en inglés), 28.190 personas murieron en accidentes viales de enero a septiembre del año pasado, un incremento de 26.941 con respecto al mismo periodo de 2019. Las estadísticas definitivas de todo 2020 serán difundidas en el otoño.

Te puede interesar

Las autoridades atribuyeron el aumento a que los conductores comenzaron a conducir en forma más riesgosa al ver que había menos vehículos en las carreteras en las primeras etapas de la pandemia.

“Información preliminar nos indica que durante la emergencia sanitaria nacional, menos estadounidenses salieron a conducir, pero quienes sí lo hicieron corrieron más riesgos y tuvieron más accidentes fatales”, señaló la NHTSA en una carta dirigida a los conductores de la nación.

Los fallecimientos en accidentes de tránsito aumentaron 0,6% en el primer trimestre de 2020, pero disminuyeron 1,1% en el segundo debido a que los confinamientos por el coronavirus restringieron el movimiento. Las muertes se dispararon 13,1% de julio a septiembre, señaló la agencia.

“Creemos que el gran culpable es la conducción a exceso de velocidad", dijo Jonathan Adkins, director ejecutivo de la Asociación de Gobernadores para la Seguridad en las Carreteras. En la primera etapa de la pandemia, los automovilistas se encontraron con caminos vacíos y manejaron a mayor velocidad. La conducta continuó incluso conforme aumentaba el volumen del tránsito, señaló Adkins.

“Un gran factor aquí es la falta de vigilancia. Escuchamos desde muchos estados que las medidas para hacer respetar el reglamento de tránsito han declinado durante el COVID-19. Los conductores creen que pueden acelerar impunemente", apuntó.

La NHTSA dijo que informaciones recientes muestran un aumento de 22% en la velocidad de los vehículos en diversas zonas metropolitanas en comparación con datos previos a la pandemia. Asimismo, un estudio halló que a 65% de los conductores atendidos en centros de traumatismos después de sufrir accidentes graves les detectaron drogas o alcohol en el organismo el año pasado. Esta cifra alcanzaba 50,6% antes de la pandemia, de acuerdo con la NHTSA. Señaló también que menos personas están usando el cinturón de seguridad.

La agencia le está pidiendo a la gente que no maneje drogada ni alcoholizada, que se abroche el cinturón y disminuya la velocidad para mantenerse a salvo. También dice que las personas deben asegurarse que sus hijos vayan en el asiento apropiado a su tamaño.

FUENTE: Con información de AP

Aparecen en esta nota:

 

Diario Las Américas no se hace responsable de las opiniones emitidas por los lectores; sin embargo, exhorta a evitar el lenguaje vulgar u ofensivo contra terceros. Nuestra empresa se acoge al derecho de eliminar cualquier comentario que viole estas normas.

Diario Las Américas is not responsible for the opinions issued by the readers; however, it urges to avoid vulgar or offensive language against third parties. Our company is entitled to remove any comments that violate these rules.

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Debería el gobernador DeSantis emitir medidas sanitarias de carácter obligatorio para todo el estado? 40.92%
¿Las medidas deberían ser potestad de los gobiernos locales según se requieran? 32.35%
¿Las medidas sanitarias deben ser decisión individual de cada persona? 26.73%
12550 votos

Las Más Leídas