"Esta noche fue peor que horrible", escribió el cantante de música country Jason Aldean en su cuenta de Instagram poco después de que un hombre acabara con la vida de al menos 50 personas de las más de 30.000 que asistían a la última noche del festival country "Route 91 Harvest", que tenía lugar al aire libre en Las Vegas.

Jason Aldean se encontraba en el escenario al producirse el tiroteo y su actuación se vio interrumpida por el sonido de las ráfagas de fusil, que provocaron el pánico entre los asistentes y que continuaron incluso después de que la banda dejara de tocar.

Un usuario de Twitter publicó en la red social el momento en que se prujeron los disparos y el cantante Jason Aldean abandonó el escenario.

Embed

"Aún me faltan las palabras, refirió el artista, que aprovechó la red social para asegurar a sus seguidores que tanto él como su grupo, estaban seguros. “Mis agradecimientos y oraciones para todos los afectados hoy".

Alrededor de las 10 de la noche de este domingo, Stephen Paddock, un hombre de 64 años, arremetió a tiros contra los asistentes al festival de música country sin que hasta el momento se conozcan los motivos que lo llevaron a hacerlo.

El hecho, calificado ya como el tiroteo más grave en la historia de los EEUU, supera a las 49 víctimas mortales de la masacre en el club gay Pulse, en Orlando, Florida, en junio de 2016.

“Me duele el corazón”, aseguró el cantante en Instagram, al referirse a un suceso que ha transformado definitivamente la vida de miles de personas que salieron de sus casas “a disfrutar de lo que debería haber sido una noche divertida”.

FUENTE: Con información de EFE y dpa

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario