sábado 1  de  junio 2024
INVESTIGACIÓN

Familiares de los 8 jornaleros muertos en choque en Florida lloran a sus seres queridos

La Patrulla de Caminos de Florida informó que el conductor causante de siniestro no pasó varias pruebas para determinar si estaba bajo el influjo de sustancias

Por REDACCIÓN/Diario Las Américas

PALM BEACH — En San Miguel Almolonga, una comunidad agrícola rural de México, una familia reza y llora la pérdida del padre, que llegó a Florida con una visa temporal para apoyar a su familia.

Un autobús que transportaba a trabajadores agrícolas hacia una plantación de sandías en la región central de Florida fue impactado de costado por un conductor en estado de ebriedad y quedó volcado sobre un campo, dejando ocho muertos y decenas de heridos, informaron las autoridades.

El hombre acusado de provocar el choque del martes tiene un largo historial de delitos viales y permanece encarcelado sin derecho a fianza.

Los jornaleros eran mexicanos y trabajaban en Estados Unidos con visas temporales o estacionales. Algunos de los nombres de las víctimas aún no habían sido dados a conocer la tarde del miércoles.

Yamilet Pérez Ríos, la hija de 14 años de Manuel Pérez Ríos, lloraba mientras decía que se ha quedado sin su padre, quien murió la mañana del martes en un choque de autobús al norte de Orlando, Florida.

Manuel Pérez Ríos, de 46 años, fue uno de los ocho trabajadores agrícolas que murieron en el choque del martes, de camino a un campo de sandías en Cannon Farms, Dunnellon. Era padre de cuatro hijos y abuelo de cuatro nietos.

La mañana del martes, Bryan Howard, de 41 años, invadió el carril contrario de la carretera estatal 41 en su Ford Ranger de 2001 y golpeó el costado de un autobús que transportaba a 53 jornaleros, lo que hizo que el autobús saliera de la autopista de dos carriles. El vehículo chocó contra un árbol y volcó. Howard no pasó varias pruebas para determinar si estaba bajo el influjo de alguna sustancia y fue arrestado, informó la Patrulla de Caminos de Florida.

Investigación

El choque aún está siendo investigado por la policía. La mañana del miércoles, Howard se declaró inocente de los cargos de homicidio al conducir bajo los efectos de sustancias por la muerte de los ocho jornaleros.

Los registros del tribunal del condado de Marion muestran que Howard había estado involucrado en al menos otros tres choques y había cometido numerosas infracciones de tránsito que databan desde 2006, entre ellas, una citación por invadir el carril contrario. Su licencia había sido suspendida al menos tres veces, la más reciente por acumular demasiadas citaciones en un solo año. En 2013 fue condenado por robo de auto. Un año después, se le revocó la libertad condicional tras dar positivo al consumo de cocaína.

El choque provocó lesiones a docenas de jornaleros más, quienes habían sido contratados por un granjero mexicoestadounidense con visas temporales o estacionales. Alrededor de 16 trabajadores fueron trasladados a Adventhealth Ocala. Lauren Rozyla, vocera de la institución, dijo que 14 de ellos fueron dados de alta el martes y que los dos restantes fueron transferidos a otras instalaciones.

Videos de la cámara corporal y del tablero del auto de un policía del condado de Marion mostraban a los aturdidos jornaleros de pie en el campo y a varios heridos tirados cerca del autobús, mientras bomberos y paramédicos entraban dentro del vehículo volcado.

Manuel Pérez Ríos fue uno de los seis muertos que han sido identificados; los otros cinco son Evarado Ventura Hernández, de 30 años; Cristian Salazar Villeda, de 24; Alfredo Tovar Sánchez, de 20; Isaías Miranda Pascal, de 21; y José Heriberto Fraga Acosta, de 27. Dos personas más siguen sin ser identificadas.

Unos 44 mexicanos iban a bordo del autobús siniestrado, dijo el miércoles el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador. Simón Pérez Cabrera, padre de Manuel Pérez Ríos, dijo que su familia es pobre y que vive del campo, y que por eso, su hijo se había ido a trabajar a Estados Unidos.

Magdalena Ríos, esposa de Manuel Pérez Ríos, dijo que ese fue el primer viaje de su marido para trabajar como jornalero en Estados Unidos con una visa temporal.

Gamaliel Marcel, de Tallahassee, dijo el miércoles que era amigo de la niñez de Salazar Villeda en México. Marcel dijo que Salazar Villeda se casó en marzo y tenía una hija de 5 años.

“Me siento muy mal, en especial porque lo conocía de toda la vida”, manifestó. “Siempre fue muy respetuoso, pero te sacaba una sonrisa cuando lo necesitabas”.

Rosalina Hernández Martínez, madre de Evarado Ventura Hernández, dijo el miércoles que su hijo le había dicho que el trabajo que realizaba en Florida era “muy duro”, pero que estaba feliz.

“Mucho me duele”, señaló. “Se fue mi pedazo de mi corazón”.

FUENTE: AP

¡Recibe las últimas noticias en tus propias manos!

Descarga LA APP

Deja tu comentario

Te puede interesar