El gobierno estadounidense notificó este martes al Congreso su intención de retirar a la Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) de su lista negra de organizaciones terroristas extranjeras, declaró una fuente parlamentaria.

Esta decisión se produce en vísperas del quinto aniversario de los denominados acuerdos de paz entre el gobierno colombiano y las FARC, que derivó en el presunto desarme y disolución de la guerrilla más poderosa de América.

Te puede interesar

"Puedo confirmar que el gobierno envió hoy una notificación al Congreso informándonos que van a retirar a las FARC de la lista de las organizaciones terroristas", afirmó la fuente.

Antes, el portavoz de la diplomacia estadounidense, Ned Price, se había limitado a decir que el Departamento de Estado ha entregado al Congreso "una notificación con las próximas medidas" tomadas por Washington respecto a las FARC.

La organización llevaba en la lista negra estadounidense desde 1997.

Embed
https://twitter.com/MaElviraSalazar/status/1463552971460034566

El 24 de noviembre de 2016 el entonces presidente colombiano Juan Manuel Santos y Rodrigo Londoño, líder de un ejército rebelde de 13.000 hombres y mujeres, firmaron un acuerdo de paz que permitió que la agrupación se convirtiera en un partido político,

"El proceso de paz y la firma del acuerdo de paz hace cinco años fue un punto de inflexión fundamental en el largo conflicto de Colombia", recordó Ned Price, quien recalcó que "puso fin a cinco décadas de conflicto" y "ha encaminado a Colombia hacia una paz justa y duradera".

"Hemos hecho todo lo posible para preservarlo, en cada etapa", subrayó. Y "seguimos plenamente comprometidos a trabajar con nuestros socios colombianos en la aplicación del acuerdo de paz", acotó.

Sin embargo este anuncio ha despertado indignación pues se trataría de una especie de perdón por los crímenes cometidos y legitimar por otra parte la disolución de un movimiento cuyas disidencias continúan activas.

Las cinco décadas de violento pulso armado de las FARC al Estado ha dejado miles de historias de horror: asesinatos selectivos, abusos sexuales, torturas, secuestros y desapariciones. En detalles éstas son las cifras: 220.000 muertos documentados, 5,7 millones de desplazados en las zonas rurales, más de 25.000 desaparecidos y casi 30.000 secuestrados. Los números provienen del informe "¡Basta ya! Colombia: memorias de guerra y dignidad", elaborado por 18 investigadores a lo largo de seis años para el Centro Nacional de Memoria Histórica. Recoge datos desde 1955 y fue publicado hace 3 años. La peor parte se la lleva la población civil.

- Asesinatos documentados: 220.000. Otros estudios apuntan llegan casi al millón de víctimas, 953.730 muertes, dato que incluiría a los caídos en combate como a las ejecuciones.

- Civiles muertos (1955 –2012): 177.307.

- Terroristas y militares muertos (1958–2012): 40.787.

- Desplazamientos Forzados (1985–2012): 5.712.506. Al menos 327.000 colombianos tuvieron que abandonar el país, en la mayoría hacia Ecuador.

- Secuestros (1970–2010): 27.023. (Otras fuentes hablan de 40.577).

- Desapariciones forzosas (1985–2012): 25.077.

- Víctimas de minas (1985–2012): 10.189. Otros estudios elevan la cifra a 13.305. Minas que habrían sido colocadas por agentes del Estado, guerrilleros e incluso paramilitares.

- Masacres (1980–2012): 1.982.

Otros estudios facilitan cifras sobre otros delitos:

- 258.331 colombianos han sufrido amenazas por parte de las FARC.

- 11.037 víctimas de violencia sexual.

- 96.627 víctimas de patrimonio, despojados de sus bienes y de sus tierras.

- 7.738 niños y adolescentes reclutados para participar directamente en la guerrilla. Las FARC se han comprometido a no reclutar a más y a entregar a los que mantiene en sus filas, cosa que no ha hecho todavía.

De hecho, hace solo un mes el Ejército colombiano señaló a las disidencias de la guerrilla de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) por retener el pasado 28 de octubre a 180 militares en Tibú, en la región fronteriza con Venezuela, y mantendrían aún secuestrados a dos de ellos, identificados como Jeison Martínez Tapias y Leonardo Dávila.

El comandante del Ejército en la zona, el general Fabio Caro, informó sobre lo ocurrido en declaraciones a la emisora Blu Radio y señaló en concreto al dirigente guerrillero conocido como "El Mocho Olmedo".

El general destacó que el soldado secuestrado, Martínez Tapias, desarrollaba una labor humanitaria, pero ahora está secuestrado por el Frente 33 de las FARC. En cuanto a Leonardo Dávila, Caro destacó que fue secuestrado cuando realizaba un transporte para una misión médica.

Medios colombianos informaron que los 180 militares fueron retenidos por campesinos dedicados al cultivo de la coca cuando realizaban sus labores. Los militares vigilaban la infraestructura petrolera en la región y apoyaban a las unidades de erradicación manual de cultivos.

Líderes de la supuestamente disuelta guerrilla de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) aceptaron ante la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP), su responsabilidad en los crímenes de guerra y lesa humanidad relacionados con el secuestro de más de 21.000 personas. El tribunal surgido del acuerdo de paz los había llamado a responder por estos crímenes.

Ocho altos mandos de la que fuera la guerrilla más poderosa del continente fueron imputados ocurridos entre 1990 y 2016, cuando secuestraron a 21.396 personas. Entre esos mandos están Rodrigo Londoño, jefe del partido de izquierda Comunes, surgido del acuerdo, y los congresistas Pablo Catatumbo y Lozada, que ocupan dos de los diez asientos en el parlamento otorgados al partido. Uno de los involucrados, Juan Hermildo Cabrera, falleció en enero.

FUENTE: AFP Redacción

Aparecen en esta nota:

 

Diario Las Américas no se hace responsable de las opiniones emitidas por los lectores; sin embargo, exhorta a evitar el lenguaje vulgar u ofensivo contra terceros. Nuestra empresa se acoge al derecho de eliminar cualquier comentario que viole estas normas.

Diario Las Américas is not responsible for the opinions issued by the readers; however, it urges to avoid vulgar or offensive language against third parties. Our company is entitled to remove any comments that violate these rules.

Deja tu comentario

Lo último

Encuesta

¿Debería el gobernador DeSantis emitir medidas sanitarias de carácter obligatorio para todo el estado? 41.99%
¿Las medidas deberían ser potestad de los gobiernos locales según se requieran? 30.36%
¿Las medidas sanitarias deben ser decisión individual de cada persona? 27.65%
59940 votos

Las Más Leídas